Pop

ahora navegar por etiqueta

 
 

Julio Cable: «No hubo flores» es el sencillo que abre su próximo álbum «La Curva de Boutakow»

El primer single “No hubo flores”, el protagonista, como llegado de aquel Infierno de Dante, recuerda a una novia de juventud con la que se portó mal en el pasado y a la que, desenterrando recuerdos y avergonzado, presenta disculpas explicándole cómo le ha ido la vida.
Todo acontece en canciones nerviosas de poco más de dos minutos, coloreadas con los sempiternos tintes de Big Star, Paul Collins o Easybeats. Como “Viernes en el recuerdo”.

Son cosas que encuentras en la orilla cuando baja la marea.

Grabado en los estudios Grabaciones Sumergidas, está coproducido por Juan Antonio Mateos (The Magic Mor, El lobo en tu puerta, Detergente Líquido) y el propio Julio Cable y plagado de guiños a personajes perdidos que quieren ser rescatados de los recuerdos del pasado.

A veces, la vida te trae recuerdos de hace mil años que, inesperadamente, llegan como despojos abandonados por la marea baja. Este resto es la primera propuesta de Julio Cable en su nuevo álbum “La curva de Boutakow”. Una maniobra de rescate para náufragos que, como el propio autor, llevan décadas instalados en una agotadora adolescencia power pop que nunca termina.

Julio Cable en la actualidad está formado por Oscar Vias: guitarra y coros; Javier Fopiani: batería; Javier González: bajo y coros; junto a Julio Cable: guitarra y voz.

Cinco discos en solitario: “Capitalismo zombie y playa” (2018), “Centramina, Beatles y Mazinger-Z” (2016),  “Tratado personal del inútil combate” (2015), “Canciones en el garaje” (2013), y ahora este quinto disco “La Curva de Boutakow” que aparecerá este 2021, y cuyo título es una maniobra marinera de rescate, en el que el propio Julio Cable se reconoce como «naufrago», que rodeado de su universo íntimo, evoca al efecto sanador de las canciones que no puede parar de escribir.

Coque Tornado y «La Estación» (nuevo single)

Dice Coque Tornado que «La Estación» es una canción de pop indie y no se lo voy a negar del todo, aunque a mi me recuerde a aquel pop-rock suave de los años 70, apacible, melódico y lleno de matices. Como aquel «Linda Prima» de Solera, pero sin connotaciones folk o ese deje cotidiano a lo Vainica Doble. Tal vez sea ese sonido tan Lo-Fi, especialmente a medida que la canción avanza y va sumando frecuencias. Sonoridad algo saturada por las guitarras, batería y alguna cosa más, como los coros, no también ajustados como los de los mencionados Solera o sus sucesores Cánovas, Rodrigo, Adolfo y Guzmán. Con todo, la voz principal, está bien, artísticamente, con algún momento de mezcla (o edición) que se va, según mi criterio. Los coros no me gustan en general, sobre todo dicha mezcla.

Volviendo a las referencias, tal vez me digáis que os recuerda más a indie pop clásico tipo Le Mans o Nosotrash. De hecho, él mismo asegura estar influido, en esta canción, por indie de diversas partes de la geografía ibérica que podéis imaginar. Puede que sea el sonido poco definido o la melodía de la voz, pero a mi me a llevado a mis primeros años de vida. Uno que tiene una edad.

Dicho esto, si me quedo solo con la canción en si, es un derroche de frescura, una composición prácticamente sobresaliente. La base de piano es un primor, camina sola. La voz, como he dicho, salvo algún momento que se descontrola en la mezcla (no vocalmente), mantiene la fuerza y dulzura adecuada y el texto es una historia digna de contar, bien escrito en su mayor parte y muy bien fusionado con la música. Una música llena de impulsividad, esperanzadora y juvenil, sin caer en tópicos de la edad y llena de detalles acertados.

Cierto es que mi obsesión sonora me puede nublar sobre la visión global y que mis recuerdos nostálgicos me pueden llevar a momentos e impresiones equivocadas, pero, como en la mítica película de Billy Wilder «Nadie es perfecto» y Coque y yo menos, por mucho que nos empeñemos en mejorar. La pregunta es: ¿seriamos mejores si fuéramos perfectos?

«La Estación» es un single adelanto de un álbum sin fecha de lanzamiento. De momento solo esta disponible en su BandCamp y Spotify, pero pronto la tendrás en las plataformas habituales

https://coquetornado.bandcamp.com/album/la-estaci-n»

Lutdennm desde la vía láctea: «El silencio también es música»

Si hay alguien envidiablemente soñador por estos lares, ese es el barcelonés Albert G. Pedrosa (para mi simplemente Tito). Compartí con él formaciones hace mucho tiempo, en una galaxia muy, muy lejana. Enero y Desiderium fueron tales bandas, la segunda consecuencia directa de la primera e iniciamos un viaje del techno pop más estricto a un pop-rock, algo barroco y de factura indefinida.

Tal vez en dicha indefinición se encuentre su alter ego Lutdenmm, acrónimo de La Última Tentación de Noneim. Un proyecto de pop-rock absolutamente personal, con toques de synthpop y electrónica, en el que lleva varios lustros y que ahora, tras un tiempo apartado de los escenarios, retoma con toda su fuerza.

Hace unos días, el pasado 4 de junio, nos ofreció un adelanto de su inminente nuevo trabajo de estudio «El silencio también es música». Este primer bloque consta de cuatro temas introspectivos alrededor del amor, las relaciones y la búsqueda de uno mismo. «Vía láctea», «Alguien en la oscuridad», «Quan el temps s’acaba» y «Dime si duermes», una versión de, los siempre reivindicables, Santuario, muy bien adaptada y encajada con el resto de canciones, que se mueven entre el intimismo y cierta épica de lo cotidiano, pues a Lutdennm, ir más allá de la simple realidad, sea a la citada Vía láctea o al planeta más lejano, es un incentivo para seguir creyendo en lo que hace.

El ingeniero de sonido y productor Gugu Martínez, colaborador de conocidos nombres (Nacho Cano, Undrop, McNamara, Mecano…), se ha encargado de dicha producción que cuenta también con un videoclip de animación, muy acorde con el imaginario del artista, ilustrado por Joan Pau Pugès Allegue, dirigido por el mismo Albert y que según sus palabras nos acoge en su refugio mas personal, sin miedos ni ataduras en un viaje sin paradas y con un único destino: la libertad individual.

Desde aquí, poco más, recomendar su escucha en cualquiera de vuestras plataformas de streaming y animaros a ver alguno de sus conciertos si os pilla a mano porque no os defraudará. Por mi parte: mis mejores deseos para esta nueva etapa de un antiguo compañero de viaje al que me encuentro de vez en cuando en este complicado camino y al cual agradezco el recorrido compartido igual que al resto de compinches en mis diversas aventuras musicales.

El «Existencialismo Pop» de Fangoria

Aunque el adelanto a este EP «Momentismo absoluto» es una canción con co-autoría de Guille Milkyway y el dúo, Fangoria vuelve a trabajar con otros autores y productores como Jon Klein en este «Existencialismo Pop».

Sí la primera canción es una oda al carpe diem, a pensar solo en el momento y sacarle el mejor partido, a pesar de todo, la segunda «Satanismo, arte abstracto y rock’n’roll» habla, con aires de soft-rock fronterizo y toques country, de no renunciar a sus tres pecados mencionados en el título. Esta misma canción se realiza de nuevo desde el punto de vista más synthpop y bajo el título «Satanismo, arte abstracto y techno pop» hacen guiños tecno-poperos a grandes clásicos del género, especialmente a su primera época y cambiando la alusión en la letra a Little Richard por Florian Schneider, miembro fundador del grupo alemán Kraftwerk. Por si lo anterior fuera poco y rizando el rizo al tema en cuestión, «Satanismo, arte abstracto y acid house» propone una versión acid house del tema de marras, aunque hay que decir que poco o nada tiene que ver, este loable ejercicio acid, con las versiones «rock» o «techno».

No quiero olvidar «Fantasmagoría», inspirada en aquel arte de representación con ilusiones ópticas creado por Robertson (Étienne-Gaspard Robert) a finales del siglo XVIII y que cuenta con notables reminiscencias de Carlos Berlanga, cosa que es de agradecer, y la producción de Juan Sueiro.

En global, una vuelta de Fangoria a los EP’s, como en la época de Vulcano, pero con mucho más respaldo de público.

Ciertas mejorías que tal vez anuncien un cambio de ciclo musical para Alaska y Nacho Canut y dejen un poco atrás sus dramas y comedias para arriesgarse en nuevas aventuras menos obvias. Que no solo de pop viven sus fans.

Iberia Pop News

A BOTE PRONTO, la banda de rock urbano que Sergio Hernández y Aitor Huerta fundaron en 2008, publica nueva canción como calentamiento para su vuelta a los escenarios en los próximos meses. La nueva formación liderada por los citados fundadores parece tener la piezas ajustadas y listas para lo que venga en un futuro post-pandémico. «Adicción» es una pieza de letra dura y guitarras poderosas muy acorde con su rock ‘in’ vitro al que nos tienen acostumbrado.

THE ORDINARIOS aparecen con una idea golfa, petarda, punkie y ordinaria como su nombre. Su primer sencillo es «KK Pa-K» y cuenta con una cara B (como debe ser) titulada «Reggaepunk».

Juan Méndez (Mist3rfly) y Juan Sánchez (CPelayo) han unido sus fuerzas creativas para poner en marcha este nuevo proyecto. El espíritu «Electrospain», de la «famosa Removida Madrileña», de principios de los 2000, vuelve a la actualidad de la mano del cantante malagueño y el productor sevillano. Ambos sacan a pasear su lado más golfo, petardo, punk y ordinario para crear nuevas canciones marcadas, además, por el ritmo bailable y frenético, así como unas letras que no dejarán indiferente a nadie. Ellos se autodefinen como: el hijo que hubieran tenido D.A.F. con Fabio McNamara. Gabi Delgado-López aplaudirá el atrevimiento desde las estrellas.

DARIO MARGELI publica novedad titulada «Andar Por Donde Nunca He Estado». Es una canción en la que el guitarrista Philip Ockelford, de Cambridge, toca la parte de guitarra con el estilo «The Cure». Tiene una línea de bajo muy intrigante, interpretada por Yhousel Gonzalez. El músico Fabrizio Selli, ha creado una hermosa sección de cuerdas con violines de sonido dulce. La canción habla de los esfuerzos que se deben hacer para lograr lo que es bueno para nosotros y para que el cerebro se acostumbre a este tipo de compromisos, ya que tiende a querer permanecer en las situaciones que mejor conoce. Así que tenemos que animar a nuestro cerebro a imaginar mejores perspectivas y resultados agradables. Debemos decirle que nos gusta nuestro trabajo y nuestras vidas. El texto de la canción dice: «transformar lo oscuro en luz del día / ser feliz solo por estar en esta vida».


HATI irrumpe en el panorama musical con un rock and roll de aires sureños. Su potente sonido, cuidadas letras y trabajada imagen, aportan al proyecto todos los ingredientes necesarios para asegurarse un hueco dentro de la escena rockera. 

Un mundo paralelo envuelve su música. Hati, el lobo de la mitología nórdica que persigue la luna, es el protagonista y cuenta con la compañía de los más misteriosos y exóticos personajes.

Es durante el eclipse lunar de mayo 2021 cuando lanza al mercado su primer sencillo, ‘Ojos de Halcón’, junto a un rompedor videoclip que no dejará indiferente a nadie. 

BELLAMY estrenan por fin su EP en formato digital para que puedas escucharlo al completo y sin cortes en tu dispositivo.  Este trabajo homónimo viene acompañado de un single inédito titulado «Whisky», donde la banda se decanta por el más puro soul/pop con una sección rítmica potente. Encontramos por tanto una canción bailable, sello de identidad de este grupo al estilo de otros de los 80 y  90 como Crowded House o Tears for Fears, dónde música y texto se unen en un tema que invita a pensar, al margen de modas y corrientes musicales.  

La letra nos habla de los problemas que puede generar el alcoholismo y otras adicciones en el seno de una familia, desde la mirada de un niño. Un texto profundo que no está basado en ningún hecho concreto, pero que podría asociarse con multitud de situaciones. 

TURMALINA nos traen desasosiego, rabia, ira y tristeza. Lucha, superación y un cóctel con todas aquellas emociones surgidas de un problema social que aún no hemos logrado erradicar: la violencia de género. Una canción que es un canto a la esperanza y una llamada a la vida, una vorágine de sensaciones y sentimientos que queda perfectamente ilustrada a través de una nueva visión noise de la banda gaditana.

El golpe que nos quede” (Flor y Nata Records, 2021) es un nuevo trabajo en el que la banda gaditana Turmalina aborda cuestiones personales, alerta de posibles malas conductas de nuestra sociedad y, por si fuera poco, incluye teorías filosóficas a través de reflexiones cotidianas.

Estas cuatro canciones, “Ser mejor”“Buridán”“Club Social” y “El golpe que nos quede”, pretenden remover conciencias sin perder de vista el fin último de la banda, “hacer que el público disfrute tanto o más que nosotros”

ESKORZO, El septeto granadino, lanzó hace unos días el videoclip de su flamante single ‘7 Vientos’. Una cumbia fronteriza que encaja a la perfección en el paisaje kárstico y tan peculiar del Paraje Natural de El Torcal de Antequera.

El septeto brinda esta canción al público que le ha seguido durante estos 25 años. Otro regalo es  su nuevo espectáculo, A Fuego Suave, una propuesta exclusiva que ha agotado entradas en los últimos conciertos. Las próximas citas confirmadas son el 4 de junio en Almería en el marco del Cooltural Go Fest, el 13 de agosto en el Rota Es Música y el 6 de noviembre en la sala Apolo de Barcelona.

Para este vídeo han vuelto a contar con el mismo equipo de producción de sus anteriores videoclips y una vez más, bajo la dirección de Mariquilla Cuevas. Esta nueva canción conmemora la trayectoria de la banda granadina. El single apela a la fuerza para resistir y a la pasión por lo que se hace en el camino de la vida como elemento motor. Por eso, el escenario rocoso, castigado por vientos y de altas paredes verticales es el lugar idóneo para reflejar el espíritu de la letra de la canción.  El nuevo single está disponible en todas las plataformas desde el pasado 7 de mayo.


SARA DEL VALLE cierra el ciclo con «I Remember«. El viaje llega a su fin justo donde todo empieza. Éste es el nuevo y último sencillo de Isaac, el primer disco de estudio de Sara del Valle. Son algo más de tres minutos en los que la artista recuerda el camino que le ha llevado hasta aquí entre voces gospel, ritmos latinos e incluso algún toque reggae, orbitando en su conjunto y como siempre en ese universo soul en el que se mueven el resto de canciones de este trabajo que se presume ya imprescindible.

ISLA LAVANDA, las chicas más fiesteras de la isla nos animan lo que queda de primavera con un nuevo sencillo caluroso, empoderado y electrónico, titulado «Manitou». Se va deshojando de esta forma tan contundente la margarita del disco «Salvajes Fugaces«.

Producida de nuevo en OMC Estudios por Omar Carrascosa,  «Manitou» es un canción pegadiza, directa, electrónica. Con versos como «Te hubiera llevado al fin del mundo«, Isla Lavanda espera que este nuevo sencillo lleve a sus fans a muchos bailes, a muchas fiestas y a muchos festivales, con esa frase-guinda final: «quédate y lo vemos«.

La banda de indie festivo de Madrid apuesta por la electrónica para hablar de las dosis de emociones que se activan en ese momento en el que una persona vuelve a encontrarse con otra que le ha marcado mucho. «Nunca pasa nasa bueno, pero somos tu y yo«. Uno termina comprendiendo lo que no podían ser, y entonces aprende a tenerle en su vida de forma distinta. ¿De mejor o peor forma? Quién sabe… Tendréis que descubrirlo y sacar vuestra propia conclusión.