Albert Isasi

ahora navegar por etiqueta

 
 

El T.O.C. & Roll de Exzéntrikos

Uno piensa que su grupo es underground, no tanto por su estilo de música, si no por la poca proyección de conciertos en lugares que no sean pequeños y de dudosa calidad sonora (con honrosas excepciones). Pues esto no es nada comparado con aquellos que apenan tienen sus canciones en una plataforma de Internet y aún invierten en la producción y fabricación de un cd que nunca se sabe muy bien como se va a vender ni donde.

Fuera de gigantes como YouTube o Spotify se podría decir que estos grupos prácticamente no existen, aquellos y aquellas que no veis más allá de dichas plataformas ¡No sabéis lo que os perdéis!

Yo he tenido la suerte de conocer a unos cuantos y uno de ellos son Exzéntrikos. Eclécticos podían haberse llamado también: una amalgama de estilos que van desde el punk hasta la dark wave, pasando por el glam-rock, horror punk, la new wave, post-punk o psychobilly, para acabar en un rock and roll con algún leve toque clásico que nos recuerda al espíritu de los primerísimos tiempos de «La Movida» (más bien pre-movida), cuando aún le quedaba algún toque macarrilla del «Rrollo» y también a las posteriores «Hornadas irritantes» o incluso al toque irónico de los Ilegales.

Una colección de canciones sin desperdicio, divertidas, irreverentes, sádicas, terroríficas, llenas de vida, muerte y pasiones desbordadas. También algo demenciales y desequilibradas. No en vano llaman a su peculiar estilo T.O.C. & Roll, utilizando las siglas del trastorno obsesivo compulsivo y expresando todo este galimatías con solvente soltura.

Salvo unos coros, algo desajustados, el disco entra muy fácilmente y el sonido es muy bueno para ser una grabación mayoritariamente orgánica y tan independiente. Las letras te atrapan en su historia y no te sueltan. La temática mejor que la descubráis en vuestra escucha porque hablar de ella sería un «spoiler» inaceptable.

En directo van sobrados de carisma, aunque da la sensación de que toda su labor escénica la has visto antes, sabes que, en el fondo, son teatralidades que echabas de menos. Yo, que he compartido escenario con ellos y los he visto alguna vez más, os puedo corroborar que valen la pena y que, te gusten o no, no te van a aburrir ni dejar indiferente.

De momento solo puedes escucharlos en su BandCamp, pero puedes conseguir un cd, que aconsejo absolutamente, poniéndote en contacto con la banda en las direcciones que os dejaré al final de la entrada.

No olvidéis este nombre: Exzéntrikos, e ir a verlos en vivo si tenéis la más mínima ocasión.

BANDCAMP: https://exzentrikos.bandcamp.com/

E-MAIL: exzentrikos@hotmail.com

FACEBOOK: https://www.facebook.com/EXZENTRIKOS

INSTAGRAM: https://www.instagram.com/exzentrikos/

Entrevistando a Jon Dove mientras suena «OM», su último álbum.

Salva Pastor ya mostró grandes aptitudes con su anterior alter ego Sproj3ct, pero parece ser, que desde que se transformó en Jon Dove, llegó a un nuevo nivel con el que, podríamos decir, se acerca mucho más a lo que el desea de si mismo. Tal vez no sea un artista de grandes singles y su obra puede parecer algo monótona, sin embargo, nunca desechas nada, el buen gusto con el que está hecho, su honestidad y elegancia hacen que siempre tengas su música a mano porque siempre viene bien.

«OM» no es un disco fácil, su espesura te puede hacer divagar al igual que sus textos, pero, más allá de su metafísica, es un álbum compacto, notable y magnífico para todo tipo de momentos. Si no sabes que es escuchar, Jon Dove no te va a descubrir nada nuevo, pero nunca te va a fallar. Como ese amigo, no tan divertido como otros, pero que siempre está ahí. Hablemos con él.

1 – ¡Hola Jon! ¿En qué momento circunstancial o vital  te encuentras ahora mismo?

¡Hola Albert! Probablemente en el mismo en el que se encuentra el resto de la humanidad, pero con matices. He conseguido equilibrar la ansiedad provocada por la pandemia mundial y por los cambios que nos ha obligado a asumir a todos, con la dosis de paz interior que mi mente necesita para no terminar perdiendo los nervios. No es fácil y tampoco sale gratis hacer esto y menos para alguien que literalmente ni puede ni quiere estar quieto.

Además del desgaste emocional me he replanteado creencias y querencias, pensamientos y fe y no solo en dioses o religiones si no también en las personas. Toda esta circunstancia ha hecho que obvie, definitivamente, el tópico de que la vida es corta y que hay que disfrutarla todo lo que uno pueda. Ahora mismo observo como la extremada fragilidad del ser humano es la peor y más difícil de las batallas que tenemos que lidiar. Esto es lo que limita a las personas : su fragilidad y no la insoportable levedad del ser. Intento fortalecerme físicamente, emocional y psicológicamente y aprendo a como mantener el equilibrio entre mis inevitables e incuestionables debilidades y aquello que me hace fuerte.

Esto sin duda marca mis letras, mis sonidos rebuscados e hiper-programados una y otra vez porque no acabo de encontrar exactamente el ruido que quiero hacer.

2 – Dejaste el conservatorio a los 17 años, aprendiste a tocar varios instrumentos acústicos. Sin embargo, acabas realizando electrónica, retomando la música muchos años después ¿cómo ha sido todo éste proceso para llegar a hacer, tal vez lo contrario a lo que aprendiste? ¿No te resultó útil lo aprendido académicamente?

Estudiar música durante la adolescencia no es algo que un tipo como yo pueda aprovechar para hacer música… parece una contradicción, pero es real. Aprender lo que los demás aprenden, lejos de motivarme me desespera. A veces necesito una velocidad distinta a la que se marca, ya sea más rapidez o más lentitud, pero me cuesta ir a la velocidad “obligatoria” en cuestión de aprendizaje. En el primer año hice “Preparatorio” y al mes me pasaron a 1º, y antes de finalizar el curso a 2º examinándome ya a partir de ahí anualmente hasta 5º. Pero casi salí huyendo del conservatorio – podríamos quitar el casi – porque me aburría. ¿Aprendí?… sí… ¿retuve lo aprendido?… pues seleccionando lo que me interesaba y olvidando lo que hacía que me pareciera a los demás en aquella época.

Mi primer sintetizador fue un pequeño Casio VL-1 y con eso podía hacer mucho más que tocar cuatro partituras en el piano. Con eso podía tocar ruidos que no podían tocar otros. Podía hacer lo que las bandas de la música que me gustaba en aquella época hacían. Podía, ya no imitarlos, si no acompañarlos desde mi casa, sin que lo supiesen, en algo que yo pensaba que era la evolución lógica de la música, con mis propios sonidos, con mis propias ideas. Me regalaron un SK-1 y eso fue ya la revolución. Empezaron a aparecer los primeros trackers para PC y ahí hice mis primeras grabaciones caseras. Pero “me hice adulto”… y aquello que era una afición quedó aparcado hasta 2012.

3 – Dejando a un lado las influencias más obvias ¿Qué músicas o artistas te influyen para componer/producir?

¡Básicamente voy a golpes de ametralladora!… oigo un tema de una banda que a lo mejor ni conozco y me empapo de toda su discografía. Oigo temas sueltos de bandas que hacía tiempo que no oía y me las guardo para incorporar ideas en los centenares de temas que tengo compuestos y guardados en carpetas clasificadas por fechas. Cuando quiero oír música por el placer de oírla, es evidente que Depeche Mode, OMD, Yazoo, Aviador Dro, Video, Cetu Javu y decenas de músicos de mediados finales de los 80 ocupan horas de escucha diaria. Pero la influencia cada vez viene menos de ahí.

Descubrir gente que hace música similar a la mía, con las mismas herramientas o parecidas y con los mismos medios me inspira. Oigo un tema de Destino Plutón y soy incapaz de hacer algo parecido, pero saco ideas de ellos. Oigo a Síbaris y pienso “no puedo llegar ahí”, pero me facilita el camino para llegar donde necesito con algún tema en concreto que tengo enquistado. Mesh, TopBrazil, Kill Bill G, Mosh, M83, Fangoria, Aaron… en fin… oigo sonidos de todos ellos, me siento a producir temas que a lo mejor compuse hace meses o incluso años y de ahí saco mi propio sonido.

4 – ¿Qué grupos y/o artistas de tierras ibéricas actuales afines o relacionados con tu música escuchas o te inspiran? ¿Cómo ves dicha escena a día de hoy?

Tengo bandas de las que soy casi incondicional. Fangoria son sin duda un referente, desde su álbum “Una temporada en el infierno” (1999) hasta “Arquitectura Efimera” (2004) están presentes casi a diario, de hecho tengo que dejar de oírlos cuando compongo para evitar que se me metan en la cabeza las melodías de alguno de sus temas. Kill Bill G es en cierto modo mi anticristo, no soy un tipo agresivo con la música y no quiero decir que ellos lo sean, pero sus letras y su EBM puro son radicalmente distintos a lo que hago, sin embargo me siento cómodo escuchándolos porque me ayudan a no ser excesivamente lírico con mi música. Síbaris tiene unas letras que me hacen pensar, alguna incluso no me la quito de la cabeza durante días y las tengo apuntadas para literalmente no repetirlas en mis temas. Serch son otra banda que oigo con frecuencia para intentar acercarme a la perfección de sus producciones. Bandas y músicos como Insight, Cyborgdrive, Dieddro, Troika, Destino Plutón e incluso en ocasiones OBK suenan en mis auriculares regularmente. Me dejo a gente en el tintero… seguro.

La música electrónica en España ha pasado desafortunadamente a un tercer/cuarto lugar. La necesidad de los jóvenes de hoy en hacer “lo que hace todo el mundo para no ser diferente”, cosa que es comprensible y quizá incluso necesaria, porque la historia es cíclica y hay que pasar por las mismas circunstancias cada ciertos años, ha hecho que el panorama electrónico, techno y synthpop se aleje de las plataformas online, de las radios, etc. Al menos en España, porque si es cierto que en otros países europeos el tema es radicalmente distinto. Alemania, Francia y UK probablemente tienen el empuje que nos falta a nosotros. Aquí la música bailable y “facilona” – con todos mis respetos – procedente de Sudamérica ha relegado a otros planos a todo lo que no se parezca a ella.

5 – “OM” es el título de tu último álbum. ¿Que significa esto en el contexto del disco? ¿Es un mantra que se cierne sobre los trasfondos de las letras?

“OM” es una pequeña revolución personal. La palabra OM es uno de los mantas sagrados de la religiones hinduistas y budistas. Se dice de ella que significa unidad con lo supremo, la combinación de lo físico con lo espiritual, el sonido del que emergen todos los demás sonidos, ya sean de la música o del lenguaje divino. Y como te comenté al principio de la entrevista, las circunstancias anteriores me han hecho replantearme muchas cosas. No es que me haya hecho budista, entre otras cosas porque nunca he sido lo suficientemente creyente en nada para considerarme religioso, pero si es cierto que es más fácil entender para mi que nuestro destino está en nuestras manos y que lo que nos pasa es lo que provocamos que nos pase, que aceptar que alguien te premia o te castiga por ser bueno o malo. “OM” busca fusionar ideas de mi pasado con temas más “pop” – como por ejemplo “El sueño del asesino del papel” – con otros como “Mi sangre en ti”, un tema irreverente donde tu Dios, se ríe de ti porque ya está harto de que le eches la culpa de lo bueno o lo malo que te pasa.

El tema titulado “OM” es sólo una pequeña muestra de rebeldía y el reflejo de un tatuaje grabado con “tinta oscura que penetrará en tu epidermis para marcar el compromiso con tu señor”… y da igual el que sea. Ahí queda para siempre, “grabada a fuego”. Ese tatuaje está oculto… solo lo ve quien se gana verlo.

Y lo mismo ocurre con “Por si acaso todo es verdad” y la rebuscada idea de “puede acaso Dios crear una piedra que no pueda levantar…”. Si es capaz de crearla no podrá levantarla, y si no puede crearla no es todopoderoso.

Sí, efectiva y definitivamente “OM” define las letras y el concepto de todo el álbum ya sea por contraste o por acercamiento al mantra budista/hinduista.

6 – ¿Cómo ha sido todo el proceso compositivo de este trabajo y hasta donde querías llegar?

Pues comenzó justo en las primeras semanas de confinamiento en marzo/abril del 2020. Mi actividad habitual cambió radicalmente, mi cabeza pasó de ir a 1000 a tener que decelerar a 50 y dando apoyo además a compañeros que necesitaban que estuviera ahí con ellos. Todo esto me empujó a retomar antiguas composiciones oscuras y a realizar nuevas con sonidos en tonos menores, alejándome mucho más del pop y acercándome al synthpop más puro. Fue mi vía de escape porque lo cierto es que yo no tenía “por donde escapar”… así que empecé a hacer lo que mas me gusta e intentando llegar a donde he llegado. Sacar siete temas era mi meta inicial, nunca me plantee repetir la barbaridad de sacar 10 temas como en el álbum anterior porque quería que este mantuviera un equilibrio que no conseguí con “Caracteres Espaciales”.

Pero claro… los músicos somos imprevisibles. Me senté a retocar un tema, me confundí de banco en el Supernova y modifiqué la onda siguiendo una plantilla que guardé el día anterior en un papel pero con el preset equivocado… y de ahí salió “Cambio de Planes”, probablemente el tema que más he disfrutado componiendo, grabando y produciendo siendo a la vez el más simple de “OM”. Una de mis guitarras “quejándose” al final del tema, mi batería golpeada con rabia durante todo el tema, el dichoso Supernova y el incontrolable y siempre sorprendente Virus Access haciendo ruidos entre medias y rompiendo el plan previsto… hasta ahí quería llegar, a cambiar de planes de manera inesperada que es en definitiva lo que siempre he hecho en esta vida.

7 – ¿Qué grandes diferencias podríamos encontrar entre tu anterior etapa con nombre de guerra Sproj3ct y Jon Dove como para haber cambiado dicho nombre artístico?

Muchas. Mi música tiene ahora mucho más sentido, no compongo, produzco y publico en un mes. Medito durante mucho tiempo primero la idea global, el título de esa idea, la forma y el color de los sonidos que quiero usar y lo que quiero contar. Empiezo con un tema que casi siempre no se parece en nada a todo eso porque no soy capaz de centrarme en todo ese proceso anterior – en este caso empecé con “Soy un algoritmo” que quizá sea el tema más discordante de “OM” – y de ahí me voy acercando a la idea inicial corrigiendo las desviaciones de los temas de manera continuada hasta que decido empezar mi particular campaña de marketing social.

Sproj3ct fue el preludio, la excusa perfecta para justificar que se puede retomar la música tras décadas de tenerla como algo anecdótico y Jon Dove es la evolución necesaria en mi música para hacer lo que siempre he querido hacer y tener : mi propio estilo, mi propia mezcla de sonidos e instrumentos acústicos, eléctricos y electrónicos. Jon Dove es además mi manto protector… yo lo hago todo y necesitaba una manera de explicarlo sin parecer ni pedante ni un bicho solitario. ¿Alguien se ha parado a traducir Jon Dove del inglés al español?… lo dejamos para aquellos a los que les pique la curiosidad ¿vale?.

8 – ¿Has pensado ir más allá de la auto-gestión y, tal vez, entrar a formar parte de algún sello ?

No exactamente. Huyo de tener mas obligaciones en mi vida, tengo muchas ya. El ser independiente me permite hacer esto cuando quiero, cuando puedo, y de la forma que realmente quiero en cada momento. No es algo que descarto y de hecho, el “fichar” por Noise Records es un primer aunque tímido paso que me hace ir un poquito más allá… pero de manera controlada.

9 – Dices que no piensas dedicarte nunca de forma profesional a la música, pero, a juzgar por tu entusiasmo en cada lanzamiento, ¿no crees que en el fondo es tu gran deseo o uno de tus anhelos prioritarios?

Sí, es cierto, le pongo mucha pasión a esto. En realidad, le pongo mucha pasión a todo en mi vida, si no, no sería yo. Los seres humanos venimos para ser valientes, justos y felices a este mundo. No es fácil ser las tres cosas en la misma medida, así que intento centrarme en ser feliz sin olvidarme de las otras dos tareas, pero si realmente en algún momento tuviera oportunidad de hacer algo más profesional, con seguridad solo lo haría si eso me hiciera ser más feliz de lo que soy ahora mismo haciendo la música que hago y de la forma que la hago.

10 – ¿Una de tus canciones dice que eres un algoritmo? ¿Que tal te llevas con la cantidad de ellos que ahora condicionan nuestros asuntos? ¿Crees que son justos? ¿lícitos en su proceder?

Los algoritmos forman parte de mi vida profesional y lo cierto es que soy un “ser informático, informatizado y pro-tecnológico”. Ser todo esto sin algoritmos es complicado. Baso gran parte de mi vida en algoritmos casi sin darme cuenta porque los tengo muy interiorizados, pero de ahí a pensar que son justos… pues no siempre.

Son igual de justos o injustos para todos en tanto en cuanto no hay más caminos que los que marca el algoritmo elegido para tomar decisiones seas quien seas. Son lícitos siempre que se conozcan antes de ser utilizados y lo cierto es que con todo lo que está pasando, con la vida que el ser humano ha decidido vivir en el siglo XXI, los algoritmos globales no son demasiado justos y en muchos casos, para nada lícitos.

¿Son necesarios?.. probablemente si, pero hay que tener en cuenta quien los diseña, quien los interpreta y a quien van dirigidos. Vaya… esto ya no sería un algoritmo, ¡sería una utopía!

11- ¿Qué piensas de las actuaciones en vivo para creadores como tú? ¿Hay circuito solvente?

Ciertamente no lo hay. No quiero invertir dinero en mi música, de hecho no puedo porque solo me sirve para autofinanciar algún que otro elemento para el estudio y alguna pequeña campaña de promoción en redes. Y lo cierto es que lo complicado que es dar el salto a un escenario por la casi necesaria inversión que eso supone y la falta de locales a tal efecto, no facilita la tarea a artistas que como yo buscan permanentemente la excusa perfecta para no hacerlo, a pesar de que tengo mucha gente que subiría conmigo… hay circuito para creadores mas “dedicados”. Para que un músico de “estudio” como yo suba a un escenario, hace falta que alguien te de un empujón y un sitio al cual subirte. Bueno y quizá algunas cervezas ayudarían también…

12. Para terminar: ¿Hay algo que no te haya preguntado y te gustaría reseñar?

Simplemente aprovecho la oportunidad que me dais para agradecer el apoyo que recibo cada vez que saco algún trabajo a la luz. La verdad es que nunca pensé que un inalcanzable sueño de juventud podría ser esto en lo que se ha convertido, que realmente no es nada grande, no es nada que cambie la vida de nadie ni que haga que las masas se mueven al ritmo de mi música. Pero tampoco es lo que pretendía, solo quería contar cosas y ahora las cosas que cuento las oyen y las ven miles de personas en todo el mundo y algunas de ellas incluso me dicen que les gusta lo que hago. Un modesto músico como yo ¿podría pedir algo más?.

Gracias por la oportunidad de dejar que os cuente quien soy.

Gracias a ti, Salva, por esta interesante entrevista. Espero que nadie piense que las referencias a mi grupo, Síbaris, son pactadas (ya os digo yo que no). Me alegran mucho las menciones a muchas bandas y/o proyectos que pululan por nuestras redes sociales comunes, es un punto de humildad y reconocimiento a tus coetáneos que no siempre se hace.

Ha sido un placer tenerte en Iberia Pop, eso sí, lo de que te apuntas mis letras me lo tienes que explicar en privado…

Hablamos.

Hablamos.

Noticias Neofóricas, y mucho más, en New Underground,Barcelona

Neoforic siguen de actualidad, acaban de publicar su nuevo videoclip «La verdad es la verdad», una de las mejores canciones de su álbum electropop «Galimatías Emocional»Según el dúo, la canción habla de los efectos de la corrupción a todos los niveles en la vida de una persona. Alabada por la critica especializada, fue de las primeras creaciones en el proceso de composición, así como una de sus favoritas. El vídeo, realizado con medios muy limitados, quiere plasmar la oscuridad de la trama, la preocupación social y como el dinero, la política (de cualquier partido) y la corrupción, nos gobiernan formando parte de nuestro día a día.

Pero esto no queda aquí: el próximo viernes 21/04/2017  a las 21:30h. ofrecerán un concierto en la sala New Underground de Barcelona repasando su álbum y añadiendo algunas sorpresas más en su actuación, con la colaboración de artistas invitados, como Julio Granados del grupo Noche Futura, que presentara su single en solitario «Pensamientos Positivos»

Otro invitado que se subirá al escenario será Albert Isasi, de Síbaris, que cantará junto a Neoforic al igual que lo hizo en el disco. La banda de Albert, terminó en noviembre la trilogía de versiones «Coito Ergo Sum» 

Y también, como no, el grupo de pop Born ofrecerá, además de su concierto, un set de Dj’s como colofón final.

Una cita interesante y diferente a la mayor parte de eventos que se pueden ver en la Ciudad Condal.

La quinta edición del ciclo «Joves Intèrprets» en la capital del «Baix Llobregat»

El Baix LLobregat es esa comarca solapada con la gran Barcelona, integrada, en gran parte, en su área metropolitana como esa zona sur que tanto ha dado a la urbe y que ha recibido más bien poco.

Sant Felíu de Llobregat, capital de esta explotada comarca, ha dado al pop algunos nombres reconocidos y se presume que seguirá haciéndolo a tenor de la cantidad de bandas que hay en proporción a su demografía, muchas con trabajos interesantes publicados.

La singular apuesta por los conciertos a la «fresca» de sus músicos, más o menos locales, en los anocheceres de julio, empezó ayer con un informal, pero muy agradable, concierto de Gasca, que como siempre, tarda demasiado en publicar nuevo disco y nos recuerda aquello de «lo bueno se hace esperar».

Los jardines del Palau Falguera, seguirán siendo, el escenario, durante algunas puestas de sol, en los próximos fines de semana. Hoy sábado el dúo formado por Frank Gálvez y Guille Mostaza, Mostaza Gálvez nos presentará su primer EP titulado «Restos».

El viernes día 15, tendremos la actuación de un gran reconocido en la escena indie: Fernado Alfaro.  Al siguiente Jama Quartet, cuarteto de cuerda, interpretará piezas muy diferentes, desde los clásicos hasta bandas sonoras.

Para finalizar esta quinta edición del ciclo, el viernes 21, la clausura se trasladará a la plaza del mítico Casal de Joves, lugar en el que, especialmente en los años 90, actuaron muchos músicos que más tarde demostraron que tenían mucho que decir. Para éste «fin de fiesta» la música se volverá más electrónica e incluso hará bailar a los más deshinibidos.

Precedidos por unos Betty Belle en estado de gracia con su soul electrónico, Síbaris continuará con su momento de «versiones sibarizadas» dentro de su trilogía de Ep`s «Coito Ergo Sum» que recrea clásicos de todos los estilos «a su modo y manera» y que acaban de lanzar la segunda parte «Ergo»

Todos los conciertos del ciclo empiezan a las 20h.

 

 

 

25 grupos de tecno pop y derivados de la new wave que deberías conocer en la Iberia del siglo XXI

Aunque nos consta, que muchos de ellos, no se consideran, ni quieren ser malditos, hoy hablamos de grupos que no salen en los medios convencionales, casi nunca (o rara vez) los escucharas en Radio 3, ni suelen aparecer en MondoSonoro, Rockdeluxe o Jenesaispop.

Situados en “tierra de nadie“ son los denostados por la industria y medios tradicionales e ignorados por las independientes que permiten el viaje del pop a la electrónica, como el acertado caso de La Bien Querida, pero solamente cuando ya eres de los suyos, suenes muy lo-fi, experimental, o tengas una voz limitada y a ser posible algo desentonada.

No se trata de criticar a unos grupos integrados en el mundo indie y que no vamos a nombrar. Las mismas independientes que se lanzaron a publicar a Dorian, Grises o El Último Vecino, que tal vez añoren a Family o Lemon Fly, parecen no darse cuenta que hay mucho más donde rascar.

La misma industria que, afortunadamente, aún sostiene las carreras de Fangoria y OBK olvida valores que merecen su pedestal como Niños del Brasil, Azul y Negro, Aviador Dro o Santuario.

Bandas emergentes con líderes que llevan, en algunos casos, más de 20 años en esto, tienen que luchar contra viento y marea para apenas hacerse escuchar o conseguir algún concierto, mínimamente relevante, a pesar de que, habitualmente, suenan mejor, poseen mejores voces y sus producciones están a la altura de muchos de los grupos que tienen en catálogo las pequeñas o grandes independientes

Son hijos de aquellos sonidos sintéticos surgidos en la segunda mitad de los 70 y que triunfaron en el primer lustro de la década siguiente. Algunos melódicos cercanos a OBK, otros a Alaska y su saga, muchos admiradores de Depeche Mode, Kraftwerk, New Order, OMD, Gary Numan o Pet Shop Boys, otros más oscuros se dejan influenciar por estilos como el post-punk o el EBM. Pueden llamarse Ovni, Orange Broek o Destino Plutón y experimentan con sus ordenadores emulando a los pioneros desde su home studio, cómodamente, con más medios digitales a su alcance, pero con la misma incomprensión por parte del público, los medios y la industria.

A continuación os dejamos una relación de 25 bandas, clickando sobre su nombre accederéis a sus vídeos o audios más importantes.

Si pensáis que se deberían añadir nombres a esta lista, sólo tenéis que ponerlos en los comentarios, con su enlace incluido si así lo queréis.

LOS CORAZONES DE LOS ORDENADORES LATEN CON FUERZA: ATENTOS AL FUTURO.

AFTER THE RAIN : La nueva revelación, synthpop puro en inglés.  Su nueva canción «Cosmic mission», sencillamente de lo mejor del año.

SÍBARIS : Liderados por Albert Isasi, perdidos entre el tecnopop oscuro y la canción ligera. Influenciados por lo dark, lo glam, la música disco, el rock y la electrónica. En breve lanzarán 3 ep’s con versiones variopintas.

DESTINO PLUTÓN : La gran sorpresa tecnológica a lo cold wave. Frialdad maquinal de corazón caliente: «Corbatas, trajes y superpoderes», un tema imprescindible.

ORANGE BROEK : Igual de maquinales, aunque algo más pop con alguna solvente canción en catalán, además del resto en castellano. Trovador technopop, compositor de canciones eléctricas

OVNI : Síempre fiel a los dictados del synthpop y coherente con sus grupos preferidos. Su tema «Quién» hace un retrato social del mal momento histórico que vivimos. Altamente recomendable.

CAÓTICO : Elegancia melódica para oídos sensibles y ritmos synthpop sin fisuras. Ya tienen listo su segundo álbum «Insert Coin»

RATIO : Canciones sin complejos. Rock electrónico de potentes bases  influenciados por el punk sin olvidar el pop ni la oscuridad. Su último trabajo «V» lo dice todo.

VÍCTIMAS DEL DESEO : Synthpop al sur de Iberia. Producción de gran fuerza y calidad, «Sin control» una canción que no te debes perder.

NEOFORIC : El legado ibérico de los Pet Shop Boys más bailables. Su futuro primer álbum va a ser una sorpresa para muchos. No los pierdas de vista.

REDDO ROJO : Creador en Neoforic. Sufre de incontinencia compositiva y vomita canciones, también en solitario, como «cantautor» tecnopop de melodías brillantes.

CONMUTADORES : Otros que cantan en Inglés, gran veteranía y buena producción desde Sevilla para el mundo «I want to see» ya es un clásico.

LEBLOND : Ritmos bailables, voz reconocible y letras ingeniosas. Un grupo en constante producción. Sus vídeos no pasan desapercibidos.

MARALIAN : Las aventuras de Neosynth  y sus amigos en unas destacables y limpias producciones de synthpop melódico con ritmo contagioso. 

FURTIVA : Juan Pedro Garcia y Raul Cancino mezclando synthpop, pop rock y electrónica como en «Lluvia ácida» y «Sólo un segundo». A tener en cuenta.

SELF DELUSION : Aunque sus trabajos ven la luz de forma espaciada. La banda catalana siempre acierta con su synthpop clásico y efectivo.

KILL BILL G : Perversión desmedida, pasión delirante, terror EBM y acidos miembros encantados con la experimentación y remezclas para bailar sin parar «Se que estás muerto (Sinestesia Redux)» escalofriante y genial.

LA BROMA NEGRA Veteranísima banda proveniente del rock que reapareció con la electrónica y una personalidad muy épica, fuerte y oscura. Últimamente afirman que «Franco tenía un polvo», contra gustos…

VÍCTOR LEFREAK : Dicen que su voz es limitada, no importa! alguien capaz de hacer algo tan sublime y delicado como «Adiós» merece un puesto de honor. «Ser unicelular» también puede ser muy interesante.

MADE IN PRIDE : Parecen cualquier otra cosa menos un grupo tecnopop, pero prejuicios aparte: su calidad es notable, no te dejes guiar por lo aparente, en esta banda de Murcia hay mucha tela que cortar.

LAS TRES CARAS DE JUDAS : Otros veteranos con aires de oscuridad y profundas canciones, también, como otros, de Sevilla. Sin pretensiones, con las cosas claras y una calidad importante.

CODE-M : Banda malagueña que mezcla pop-rock y electrónica, «Sólo me voy» es una excelente muestra de su potente propuesta.

SÍLICA GEL : El proyecto de Alberto Palazon sigue con sus canciones, un tanto melódicas, con su synthpop que mira por momentos al future pop desde los albores del presente siglo y que ya es casi un referente.

DE NEW TECHNOCRATS  : Modernos y estilosos como su música, en mejor sintonía con la indietrónica que con el synthpop más clásico. «Maybe a Surprise Retrobit» es su insignia actual.

THE SPROJ3CT : Desde Valencia y de forma autodidacta, canciones totalmente electrónicas y versiones de los grandes clásicos tecno pop ochenteros.

DARK DREAMS PROJECT : Banda principalmente instrumental procedente de Girona que también trabajan bandas sonoras para cortometrajes o documentales.