Alaska

ahora navegar por etiqueta

 
 

El «Existencialismo Pop» de Fangoria

Aunque el adelanto a este EP «Momentismo absoluto» es una canción con co-autoría de Guille Milkyway y el dúo, Fangoria vuelve a trabajar con otros autores y productores como Jon Klein en este «Existencialismo Pop».

Sí la primera canción es una oda al carpe diem, a pensar solo en el momento y sacarle el mejor partido, a pesar de todo, la segunda «Satanismo, arte abstracto y rock’n’roll» habla, con aires de soft-rock fronterizo y toques country, de no renunciar a sus tres pecados mencionados en el título. Esta misma canción se realiza de nuevo desde el punto de vista más synthpop y bajo el título «Satanismo, arte abstracto y techno pop» hacen guiños tecno-poperos a grandes clásicos del género, especialmente a su primera época y cambiando la alusión en la letra a Little Richard por Florian Schneider, miembro fundador del grupo alemán Kraftwerk. Por si lo anterior fuera poco y rizando el rizo al tema en cuestión, «Satanismo, arte abstracto y acid house» propone una versión acid house del tema de marras, aunque hay que decir que poco o nada tiene que ver, este loable ejercicio acid, con las versiones «rock» o «techno».

No quiero olvidar «Fantasmagoría», inspirada en aquel arte de representación con ilusiones ópticas creado por Robertson (Étienne-Gaspard Robert) a finales del siglo XVIII y que cuenta con notables reminiscencias de Carlos Berlanga, cosa que es de agradecer, y la producción de Juan Sueiro.

En global, una vuelta de Fangoria a los EP’s, como en la época de Vulcano, pero con mucho más respaldo de público.

Ciertas mejorías que tal vez anuncien un cambio de ciclo musical para Alaska y Nacho Canut y dejen un poco atrás sus dramas y comedias para arriesgarse en nuevas aventuras menos obvias. Que no solo de pop viven sus fans.

El Momentismo Absoluto de Fangoria

El nuevo single de Fangoria, «Momentismo absoluto», no está mal. Sí, está bien, pero no deja de ser más de lo mismo con algunos retoques acertados como la base post-discotequera que mezcla momentos cercanos al acid house, al disco Hi-NRG o al trance más noventero. Todo pasado por el filtro de ese sonido actual tan tremendamente limpio y sintético. Lo mejor sin duda: las secuencias de bajos.

Una vez más rezuma Guille Milkyway por todos lados aunque Alaska y Nacho Canut compartan créditos en la autoría y la producción de la canción según su perfil de Spotify.

El bailable y cantable tema, es una oda al carpe diem, a no pensar en ese futuro que ahora mismo no se vislumbra por ningún lado. El vídeo con nueva imagen para la diva (no sabemos si será solo para el clip) tiene una aceptable factura distópica a lo «Blade Runner» con marca de la casa incluida. No sorprende, pero tampoco defrauda y aunque parezca frío o distante resulta bastante acorde con el imaginario del dúo.

Un single con portada, supongo que inspirada en «Los Vengadores«, que será muy bien recibido por los fans de las últimas hornadas y que yo, particularmente, estoy asimilando bastante bien aunque siga esperando cierta oscuridad que echo de menos considerablemente.

Sesión Gazebo DJ TTM : «30 Años Bailoteando con Fangoria»

Gazebo Dj TTM subió recientemente a su MixCloud una sesión conmemorativa, «30 años bailoteando con Fangoria», con motivo del primer single de Fangoria. Hablamos de aquel hipnótico «En mi prisión», que daba un giro importante a la carrera de Alaska y Nacho Canut después de finalizar la etapa de Alaska y Dinarama tras la marcha de Carlos Berlanga.

Una carrera que los devolvió del mainstream al underground y de ahí al indie más moderno para después pasar de nuevo a un acomodado mainstream al que parecen no volver querer arriesgar.

Con todo, su carrera está llena de momentos interesantes, que no siempre coinciden con sus trabajos más comerciales, pero la sesión que nos ocupa vale la pena escucharla aunque solo sea para para revivir esas evoluciones e involuciones a las que nos tienen acostumbrados y también, por qué no decirlo, porque está realizada dignamente.

¿Criticar por criticar? Tal vez… Seguimos siendo fans, pero también deseamos que vuelvan a esa semi-ocuridad que tienen bastante abandonada y dejen el pop luminoso para La Casa Azul, con todos nuestros respetos al enorme Guille Milkyway y siendo también fans de su famoso proyecto.

En Mi Prisión[90]Electricistas[99]Retorciendo Palabras[2004]Hombres[2001]Eternamente Inocente[2001]En la Disneylandia del Amor[92]Espectacular[2017]Entre Mil Dudas[2004]Absolutamente[2009]Miro la Vida Pasar[2004]La Pequeña Edad de Hielo[2009]Más Es Más[2009]Más Que Una Bendición[2001]Iluminados[2016]Sálvame[92]No Se que Me Das[2001]Dramas y Comedias[2013]Geometría Polisentimental[2016]Ese Hombre[2001]Dios odia a los cobardes[95]La Mano en El Fuego[2004]Me Odio Cuando Miento[99]Hagamos algo Superficial y Vulgar[90]Punto y final[91]¿De qué Me Culpas?[2019]Desfachatez[2013]Ni Contigo Ni Sin Ti[2006]Criticar por Criticar[2006]Un Boomerang[2019]Fiesta en el Infierno[2016]

¡Momentos Glam! (playlist)

El glam-rock fue mucho más que un género, fue (y es) una actitud. Empezó en Reino unido en los albores de los años 70 y se expandió a través de canciones directas con pose provocadora que se alejaban del rock progresivo que estaba imperando en esos momentos donde el exceso de virtuosismo parecía alejarse de la esencia del rock. Así que con la fantasía festiva del pop y el alma del primigenio rock and roll, mucho artistas dieron ese giro provenientes de lugares tan distintos como el folk, el art-rock o el universo mod. Para muchos, Marc Bolan, líder de T-Rex fue el principio de todo, otros hablan de David Bowie como su estrella máxima, pero lo claro es que aunque se metió en un mismo saco gente tan dispar como Roxy Music, Lou Reed o Slade, lo esencial en el glam era su parte visual, su liberación sexual, su premeditada ambigüedad y su descarada actitud.

Pocos años después, aunque como género en si mismo, tuvo poco recorrido, su influencia ha sido vital, desde entonces hasta nuestros días. Es incontestable ese influjo sobre el punk, toda la new wave, especialmente para el sector new romantic, o para el llamado Hair Metal o directamente glam metal. A partir de los años 90 ha sido referente, tanto como para algunos sectores del pop y rock alternativo, particularmente en el brit-pop de artistas como Suede, como para grupos y solistas tan cercanos al mainstream como Lady Gaga, Mika, Scissors Sister y muy especialmente Adam Lambert.

Todos los intérpretes clásicos del glam mutaron hacia otros terrenos, en algunos casos manteniendo su esencia y otros pasaron por el glam en momentos determinados de su carrera como The Rolling Stones, Rod Stewart, Elton John o los coqueteos descarados de Marilyn Manson.

En Iberia, fue complicado en su momento. España estaba al final de la dictadura, pero aún había muchos problemas con artistas travestidos que iban más allá de un cabaret. Con todo, desde Santabarbara a Lone Star, pasando por Sherpa, Micky y hasta Camilo Sesto o Miguel Gallardo (sí, lo habéis leído bien) tuvieron sus momentos de claro acercamiento al glam aunque parece ser que sus seguidores no estaban muy por la labor de tales experimentos. Más tarde, con la llegada de «La Movida», muchos artistas mostraron sin tapujos su influencia glam como Alaska, Carlos Berlanga y compañía, Zombies, La Mode y sobretodo Tino Casal y Fabio McNamara. Otros artistas del momento como Miguel Bosé tuvieron ya claros acercamientos al glamour en sus discos, aunque no era la parte más promocionada del polifacético artista en tierras ibéricas. Pedro Marín, que siempre quiso ir más allá del pop adolescente, se resarció, ya en el presente siglo, con su álbum «I will glam»(Mainman, 2009). En las últimas décadas grupos como Fangoria, Síbaris, Glamour To Kill, Circodelia, Varry Brava o Nancys Rubias, más artistas enraizados en el electro clash, el electropop más underground o integrados en el movimiento LGBTIQ: han mantenido esa inspiración glam en mayor o menor medida, ya sea en lo musical o en lo estrictamente visual. No podemos obviar, antes de terminar, la teatralidad y glamour de Bunbury en varias de sus proposiciones, la puesta en escena de Ramoncín en sus principios, más cercana al glam que al supuesto punk, los principios de Burning, el circo irreverente y alocado de Javier Gurruchaga y su Orquesta Mondragón o el absoluto respeto que siempre muestra un rocker como Loquillo al glam-rock que marcó su adolescencia. Tanto como para versionar el hit de Alaska y Dinarama «Rey del Glam»

Esta playlist que os presentamos, Glam Spirit, contiene tanto artistas y temas clásicos del movimientos como canciones de esos intérpretes y músicos que se acercaron claramente al género en alguna de sus propuestas, tanto internacionales como de ámbito estatal.

Playlist de Spotify con: David Bowie, T-Rex, The Sweet, Adam Lambert, Alvin Stardust, Alaska, Alice Cooper, Gary Glitter, Kiss, Burning, Circodelia, Iggy Pop, Glamour To Kill, Lou Reed, McNamara, Slade, Mika, Queen, Mott The Hoople, Nancys Rubias, New York Dolls, Muñecas, Roxy Music, Síbaris, Scissors Sisters, Rod Stewart, Sparks, Suede, Tino Casal, Suzi Quatro, Varry Brava, Wizzard, Zutaten, Mabel, ABBA, Argent, Bay City Rollers, Billy Idol, The Darkness, Marilyn Manson, Bosé, Elton John, Glitter Klinik, Hello, The Lemon Twigs, Metálicos, Mud, Los Labios, The Only Ones y muchos más…

Lista completa en Spotify

Extrapolaciones, respuestas y división de opiniones para los fans de Fangoria

Las redes sociales del entorno musical afín o cercano a Fangoria arden con la publicación del segundo volumen dedicado a la versiones de los últimos 30 años que coinciden desde la formación del dúo tras la disolución de Alaska y Dinarama.

Podríamos decir que hay dos bloques de fans: los de antes del éxito de «Dramas y comedias» y los que se apuntaron al carro en este momento con el lanzamiento de «Cuatricomía» despues de un irregular «Absolutamente» que no convenció a casi nadie del todo, pese a tener joyas como «La edad de hielo». Desde las colaboraciones de nuestro admirado Guille Milkyway se nota un desequilibrio entre la luz y la oscuridad de un proyecto que siempre ha sido gestionado sin complejos por Alaska y Nacho Canut y a pesar de haber trabajado con otros productores, como Jon klein, las canciones más promocionadas han sido las elaboradas junto a Guille.

Iberia Pop podría entrar en el bloque de los fans clásicos, los de siempre, los que compraban los «Vulcano» cuando no lo hacía casi nadie, aún así, un buen puñado de canciones de los últimos discos siguen encandilándonos, como la versión de Parade «Metaluna» o la maravilla de «Disco Sally», que es de lo mejor de su carrera.

En este álbum que nos ocupa, «Extrapolaciones y dos respuestas», más que ser pobre, manido o vulgar como dicen algunas voces, es aséptico. Realmente no nos gusta la versión ultra-comercial y excesivamente actual del «Soy yo» de Marta Sánchez y tampoco nos acaba de cuadrar la de Ríos de Gloria y su «Desafíame» con una producción muy coqueta, con gusto, pero que no nos pega para un grupo como Fangoria.

Sin embargo, encontramos bastante encanto en la versiones de Dorian, «Los Amigos que perdí», El Columpio Asesino, «Toro» (aunque echamos de menos enormemente la guitarra que hacía Jesús Horror en directo), «Eres tan travestí» de La Prohibida o el extraño «Mentalismo» de Astrud. Mención aparte merece «Reinas» de MS Nina & King Jedet que, a nuestro entender, esta bien realizada, pero descoloca muchas veces y perturba muchas otras. Las respuestas no decepcionan: especialmente «Un boomerang», con ese videoclip a lo «Dinastía», que no apasiona, pero que entra muy bien.

Por lo demás versiones de Hidrogenesse, Joe Crepúsculo, Nancys Rubias, Camela, Chico y Chica, o el guiño a La Casa Azul, gran inspiración de la pareja en los últimos tiempos.

Nosotros seguimos criticando el sonido excesivamente enlatado y la falta de las guitarras que también acompañaron su electrónica en el pasado.

Fangoria siempre serán un gran referente, de hecho toda la carrera de Alaska y Nacho Canut lo es y aceptaremos lo que venga, pero nuestra opinión de fan es ésta y sólo ellos la pueden cambiar.