Lutdennm desde la vía láctea: «El silencio también es música»

Si hay alguien envidiablemente soñador por estos lares, ese es el barcelonés Albert G. Pedrosa (para mi simplemente Tito). Compartí con él formaciones hace mucho tiempo, en una galaxia muy, muy lejana. Enero y Desiderium fueron tales bandas, la segunda consecuencia directa de la primera e iniciamos un viaje del techno pop más estricto a un pop-rock, algo barroco y de factura indefinida.

Tal vez en dicha indefinición se encuentre su alter ego Lutdenmm, acrónimo de La Última Tentación de Noneim. Un proyecto de pop-rock absolutamente personal, con toques de synthpop y electrónica, en el que lleva varios lustros y que ahora, tras un tiempo apartado de los escenarios, retoma con toda su fuerza.

Hace unos días, el pasado 4 de junio, nos ofreció un adelanto de su inminente nuevo trabajo de estudio «El silencio también es música». Este primer bloque consta de cuatro temas introspectivos alrededor del amor, las relaciones y la búsqueda de uno mismo. «Vía láctea», «Alguien en la oscuridad», «Quan el temps s’acaba» y «Dime si duermes», una versión de, los siempre reivindicables, Santuario, muy bien adaptada y encajada con el resto de canciones, que se mueven entre el intimismo y cierta épica de lo cotidiano, pues a Lutdennm, ir más allá de la simple realidad, sea a la citada Vía láctea o al planeta más lejano, es un incentivo para seguir creyendo en lo que hace.

El ingeniero de sonido y productor Gugu Martínez, colaborador de conocidos nombres (Nacho Cano, Undrop, McNamara, Mecano…), se ha encargado de dicha producción que cuenta también con un videoclip de animación, muy acorde con el imaginario del artista, ilustrado por Joan Pau Pugès Allegue, dirigido por el mismo Albert y que según sus palabras nos acoge en su refugio mas personal, sin miedos ni ataduras en un viaje sin paradas y con un único destino: la libertad individual.

Desde aquí, poco más, recomendar su escucha en cualquiera de vuestras plataformas de streaming y animaros a ver alguno de sus conciertos si os pilla a mano porque no os defraudará. Por mi parte: mis mejores deseos para esta nueva etapa de un antiguo compañero de viaje al que me encuentro de vez en cuando en este complicado camino y al cual agradezco el recorrido compartido igual que al resto de compinches en mis diversas aventuras musicales.

Deja una respuesta