Ya hemos escuchado el nuevo disco de FANGORIA “Cuatricromía”

cuatricomia

Con sólo un par de escuchas, es difícil predecir, que canciones de este álbum, pasarán a la historia del pop en español o si ninguna de ellas tendrá tan grato honor. A estas alturas todos los fans de Fangoria saben que su nuevo y esperado álbum “Cutricromía”, consta de cuatro Ep’s de cuatro canciones (a excepción de la versión digital que añade el tema “La sombra de una traición” al disco magenta), con productores como Guille Milkyway (La Casa Azul) para el popero disco azul, Sigue Sigue Sputnik para el rockero magenta, Los Pilotos para el electrónico amarillo y Jon Klein (miembro de Specimen y guitarrista en la última etapa de Siouxsie & The Banshees) para el oscuro y siniestro, con tintes góticos, disco negro.

A pesar de esta diversidad de colores, que forman la cuatricromía, y de la misma variedad de productores, el álbum es mucho menos heterogéneo de lo que cabía esperar en un principio. Que nadie piense que los cuatro discos son absolutamente distintos. No es así. Tal vez si comparamos el disco azul con el negro la diferencia sería notable, pero escuchándolo de principio a fin, desde la colorista “Dramas y comedias” hasta la oscura y esplendida “Cuatro colores”, los matices cambian muy despacio y sin chirriar demasiado. De hecho podríamos decir, que los discos amarillo y magenta, tienen muchas cosas en común con todos los demás y que el pop y la electrónica  están siempre con mayor o menor presencia en todo el disco.

Destacaríamos enseguida, aparte de las mencionadas: la maravillosa, “Desfachatez”, que nos recuerda tanto a la disco Hi-Energy como a los cantantes melódicos que tanto admiran y que también se dejan entrever en canciones como “Viaje a ninguna parte”. “Tormenta solar perfecta”, que muchos piensan que debería ser single, “Caprichos de un corazón estrafalario” recordando al pop-rock de la movida, “Lo tuyo no es normal” que nos evoca a los temas más oscuros de Dinarama y la inquietante “Ecos del ayer”, con un final que roza el dark electro.

Quizás no sea nada nuevo bajo el sol, pero es un trabajo que se escucha sin altibajos reseñables y que resume, perfectamente, el mundo de Alaska y Nacho Canut. Nosotros estamos deseando oírlo de nuevo y os sugerimos que  vosotros lo degustéis cuanto antes.

Share

Deja un comentario