Tecno pop español

now browsing by tag

 
 

Síbaris lanza en descarga libre su trilogía de versiones “Coito Ergo Sum”

Coito

Desde el 10 de marzo esta disponible la primera parte de dicha trilogía titulada “Coito”. Contará con las versiones “Yo fui hecho para amarte” original de Kiss (I was made for lovin’ you ); “Llámame” (Call me) de Blondie; “Niño raro” inspirada en el “Real Wild Child” de Iggy Pop, que a su vez es una versión del “The Wild One” del australiano Johnny O’keefe y “Fans Correrán” adaptación del “Fox on the run” de la banda Sweet.

La segunda parte “Ergo” y la tercera “Sum” aparecerán a lo largo del año con cuatro versiones más cada una hasta completar las doce canciones repartidas en tres Ep’s.

Síbaris lleva publicado hasta la fecha “El momento perfecto” (2010), “Técnicas para olvidar el pasado” (2013), más algunos singles y participaciones en recopilatorios digitales para sitios como La Voz Telúrica, emisoras, como la peruana, Sinestesia Radio o pequeñas productoras como la española Amuza Producciones o la mexicana Sharmista Records.

Su synthpop sigue influenciado por la dark wave, el glam rock y el disco Hi-NRG, entre otras cosas, más o menos lejanas, como la canción ligera y siempre sin perder de vista la new wave. Aún así, en estás versiones, la mayor presencia de las guitarras le dan un aire más contundente y rockero.

La banda afirma sorprendernos en las siguientes entregas y nosotros estamos deseando que lo hagan, mientras esperamos con ansia nuevo material original.

La libre descarga esta disponible en Bandcamp: https://sibaris.bandcamp.com/

sibaris@hotmail.es

ABOUT.ME: https://about.me/sibaris
YOUTUBE: https://www.youtube.com/user/SibarisMultimedia/videos
SPOTIFY: https://t.co/SdRBRG1InM
FACEBOOK: https://facebook.com/sibarismusica
TWITTER: https://www.twitter.com/Sibaris_musica
INSTAGRAM: https://instagram.com/sibaris_official

Share

Fangoria y sus “Canciones para robots románticos” a la venta desde hoy

Fangoria-Canciones-para-robots-románticos-portada-disco

De nuevo Alaska y Nacho Canut estrenando álbum. “Canciones para robots románticos” gustará a los fans y no debería molestar al resto, bastante correcto, a nuestro entender, para bien y para mal. Un disco que no va a sorprender demasiado, a pesar de la extraña pareja que coincide en la producción: Guille Milkyway, alma máter de La Casa Azul, y Jon Klein, guitarrista de Specimen o Siouxsie & The Banshees, entre otros.

La grata sorpresa, la encontramos esta vez, con la canción “Disco Sally”: dicha canción nos cuenta el desenlace de Sally Lippman, la célebre anciana que, quedándose viuda, vivió sus últimos años como una juerga constante en la mítica discoteca Studio 54 de Nueva York, donde encontró la muerte en la mismísima pista de baile.

Decimos sorpresa porque esperábamos una canción mucho más alegre, bailable y frívola y sin embargo resulta deliciosamente melancólica, una canción redonda, probablemente de lo mejor del disco a la primera escucha. El resto, aunque es de fácil digestión, hay que digerirlo con más tiempo, a excepción de las producciones “azuladas”.

Hay que destacar la elegancia de “Iluminados” y  ”Voluntad de resistir”, el halo de oscuridad en“La procesión va por dentro“, la deseada guitarra de “Larga vida y prosperidad”, la letra de “La nostalgia es una droga” o el magnífico “Delirio de un androide cardado” con esos coros bajos, casi fantasmales.

Criticar por criticar, podríamos decir que falta más presencia en las guitarras y sobra un poco de bacalao. Con todo, el álbum esta a la altura de lo esperado y, aunque el correcto single “Geometría polisentimental” destaca, más que nada, por su comercialidad, estamos seguros que algunas canciones se convertirán en clásicos. Tiempo al tiempo.

Referencias casuales (nadie sabía, obviamente, lo que iba a pasar cuando se grabó) a David Bowie más que nunca, con guiños explícitos a “Fashion”, “All the dudes” y al “Satellite of love” de Lou Reed, donde también participaba Bowie.

El diseño gráfico es, como tantas veces, de Juan Gatti, que en la carpeta interior ha intentado, con acierto, inspirarse en el estilo visual de Hipgnosis (colectivo de diseñadores gráficos, famosos por sus trabajos para grandes bandas del rock setentero como Pink Floyd o Led Zeppelin). La imagen de portada muestra una otoñal escena típica familiar americana de los sesenta, pero con un aspecto bastante deshumanizado. Una imagen de robots románticos.

Las letras de Nacho y Alaska siguen es su mundo habitual y paralelo, con sus eternas ambivalencias que acabarán atrapándonos una vez más sin poder evitarlo.

No olvidéis la “Fiesta en el infierno”.

 

“…alguien contó, que en Nueva York, Disco Sally ha dejado de bailar…”

 

 

 

Share

Sigue la elegancia en el segundo disco de Caótico “Insert Coin”

12032200_709820362482225_4815247392745130894_n

Caótico siguen en sus trece: tecno pop puro, pero romántico y melódico. Por supuesto elegante, llegando a la exquisitez en algún momento. Por decir algo malo (o bueno, depende como se mire), siguen todavía la estela de OBK, aunque cada vez añaden más personalidad, y los momentos, que podrían resultar banales, en realidad es una forma clara de expresar su propuesta.

Se podría decir a priori que no hay grandes sorpresas, pero de pronto te topas con “El problema”: Canción megadigerible que entra sin querer y encima te hace bailar sólo en la habitación o en el  lugar más insospechado. También hay gestos inesperados como “Escucha lo que hablo” que hay que tener muy en cuenta, no dejarla pasar. “Imprescindible”, remezclada por Technika, nos retrotrae a los viejos tiempos de forma agradable y “Vuelve a soñar” nos invita a luchar por lo que crees y buscar la felicidad vital sin mirar la vida como vaca el tren.

El resto: amor/desamor (parece que estos chicos sufren mucho), letras marca de la casa, sin arriesgar demasiado, pero solventes y cercanas. Acertadísimos también los remixes,“Será Mejor” (Rmx Technika) y “Viviendo al Límite” (Rmx 8º Pasajero).

De nuevo título anglo: “Insert Coin”, reivindicando, sutilmente, la poca o nula inversión de la industria, medios y público en grupos tan independientes, como ellos, y otros de géneros similares o afines. Original diseño de portada y concepto general del formato físico. El álbum que se publicó hace unas semanas puedes encontrarlo en las principales plataformas digitales para descarga, con módico precio, o streaming.

Podemos decir que los de Murcia progresan adecuadamente.

Share

After The Rain: Entre la luz y la oscuridad.

kings_without_a_crown 1&1 Internet ES

Muchas y sugerentes sombras es lo que nos trae esta madrileña banda llamada After The Rain. Desde el puro synthpop de su magnífico adelanto, “Cosmic mission”, hasta la presentación de su primer álbum “Kings without a crown”.

El dúo se forma a finales de 2011 gracias al anuncio que Yun L. Díaz pone en una web musical y al que contesta el cantante José Ícaro. Ambos de sobrada experiencia en varios proyectos anteriores y colaboraciones con artistas como Sílica Gel o Azul y Negro.

Tras cumplir algunos compromisos se centran en la creación del álbum, donde caben influencias evidentes de Mesh (con los que han compartido escenario), Culture Kultüre, New Order, Assemblage 23, Depeche Mode e incluso los Paradise Lost de “Host”. Pero antes de publicar dicho álbum con el sello malagueño Amuza Producciones, tienen tiempo de participar en recopilatorios como “Little Book of horrors” o “Reconfigured” sobre la obra del músico Neosynth.

La grabación que nos ocupa empieza directamente con el citado adelanto para pasar a la primera sorpresa acto seguido. “Wir sind After The Rain” estalla como un cañón, no es lo que esperas y te deja pensando si vas a escuchar un disco tecnopop o uno de electrónica con aire experimental. No pasa nada, a sus influencias surgidas del future pop añadiríamos las del primer EBM, que a veces echamos de menos. Después nos tranquilizamos, todo sigue lo esperado de forma grata, con tiempos suaves hasta la explendida “Mirrored eyes”.

La segunda sorpresa es volver a oír, después de mucho tiempo, el ya lejano ritmo de un Casio VL-1 y no, no es una versión del “Da, Da, Da” del grupo alemán Trio,  es una trepidante canción titulada “The Target is you” que suma muchos puntos al álbum.

Añaden, como bonus traks, dos solventes remixes de Javi Grex y Cyborgdrive, que no deslucen, como ocurre otras veces, el concepto y calidad general del disco.

Entre la luz y la oscuridad, con mil sombras de varios matices, nos lleva este primer álbum de After The Rain, que aunque puede resultar algo espeso para algunos hacia su mitad, resulta totalmente recomendable para todos en general, en especial si eres seguidor del synthpop más centroeuropeo.

Share

La existencia del “Ser” en el octavo clip de Ovni

SER-OVNI-

Ovni se hizo a si mismo una promesa muy personal: publicar un álbum con once canciones y que todas ellas tuvieran sus correspondientes videoclips.

Para aquellos que no sepáis quién es la persona que esta detrás de este proyecto, principalmente tecno pop, llamado Ovni y no tengáis ni idea de dónde ha salido, os remito a este enlace de una antigua entrada que lo explica perfectamente.

El álbum que se anunciaba en esa entrada parece que no acaba de llegar, suponemos que se seguirá llamando “En otro lugar” y que, tal vez, espere ya, a terminar la realización de los tres clips que quedan.

“Ser” es, al igual que su vídeo, un tema bonito, existencial, la búsqueda inalcanzable del propio yo, del camino que se explora con aire optimista, de nuestro lugar y comunión con el mundo, de los pequeños detalles que hay tras las grandes preguntas.

Imágenes paralelas, entre lo virtual y lo cinematográfico, desvelan los matices antes del apoteosis final lleno de guiños al devenir más amable de mundo.

Como todo, es abierto a otras interpretaciones, pero nosotros lo hemos sentido así.

Seguiremos esperando “En otro lugar”.

Share