rock alternativo

now browsing by tag

 
 

Los Invaders: revulsivo ante la monotonía musical establecida

invaders3634712_10

Los Invaders dicen proceder del los suburbios de Saturno, pero están afincados en Valencia. Siempre se ha dicho que en esa zona del levante ibérico tiene una forma de entender la música única en el mundo. Un lugar donde las guitarras y los sintetizadores son amigos y compañeros de viaje desde los primeros estertores de la new wave, puede que antes.

Pues desde ese lugar con semejante bagaje, nos presentan su primer lanzamiento “Take me home” en forma de EP con seis canciones llenas de electrónica y rock alternativo de inspiración claramente noventera.

Una mezcla de actitud grunge con un sonido electro vibrante, seguramente heredero de su zona, cuidadosamente sucio, parcialmente oscuro y tremendamente bailable y eufórico al mismo tiempo.

Todas las canciones te recuerdan a algo sin saber muy bien a que o a quién, tal vez a unos Fisherspooner bastante más ruidosos, o mejor unos Kasabian más tecnificados, pero en cualquier caso te hacen sentir esa mezcla de novedad y familiaridad que te llega desde los primeros compases.

Aunque el EP es muy notable en su totalidad, “Jekyll and Mr. Hyde”, “Satisfy” y “Katherine” son, a nuestro modo de ver, las que mejores canalizan todo eso que nos quieren mostrar.

Otro de esos grupos que si fuesen anglosajones (aunque ellos cantan en inglés) aumentarían sus posibilidades de éxito.

Por nuestra parte ya os los presentamos hace unos meses de forma más general, pero hemos querido hablar explícitamente del disco porque pensamos francamente que merece la pena tenerlo en cuenta.

Os dejamos con otra canción que sale en el EP “For you”, un tema que lleva tiempo circulando y muestra su aspecto más electrónico con reseñable solvencia.

Share

Elure presenta “Steel Heart”. Rock alternativo desde Cartagena

elure-d

Después de estrenar su primer single “How About You?”, la banda cartagenera Elure, presenta el segundo adelanto de lo que será su LP debut y que llevará por título “Annomally”.
“Steel Heart” es un tema que expresa un sentimiento de autosuperación en el que un corazón roto, llega a convertirse en un corazón de acero inquebrantable: “Una lección sin dolor no tiene sentido. Siempre tienes que sacrificar algo, para obtener algo a cambio. Pero aguantando y superando ese dolor, conseguirás un corazón de acero.”

Entre aquel rock alternativo de la segunda mitad de los 80 y el grunge de los 90 podríamos ubicar, solo a modo orientativo, esta banda independiente que parece cuidar las atmósferas y ciertas texturas con inusitada elegancia para los tiempos que vivimos y sin caer demasiado en los tópicos de los géneros que dominan sus influencias. Una propuesta a tener en cuenta. Atentos a su inminente debut en largo.

GIRA DE PRESENTACIÓN

10 de marzo, Klimt (Cartagena)

 17 de marzo, sala Musik (Murcia) con Decembird y Old Coin

6 de abril, sala Who´s Tommy (Albacete) con Dogal

7 de abril. sala El Perro (Madrid) con Demilune

 13 de abril, Magazine Club (Valencia) con Lost River Bastards

 20 de abril, El Soldadito de Plomo (Cartagena) con Adios Nicole

19 de mayo, sala REM, Microsonidos (Murcia) con Mi Capitán y The Noises

Share

El regreso de Tom Boyle

tom boyle 3_16
La banda de Getxo Tom Boyle lanzó su esperado nuevo álbum “Vuelve a empezar“ el 13 de febrero. Para celebrarlo, la banda presenta su primer videoclip “Hojas Amarillas“ la canción que abre el álbum. El vídeo fue grabado en el parque de Zugazarte (Las Arenas) y esta dirigido por Meneo, el estudio de diseño formado por Miguel y Oskar, miembros de la banda.
Grabado en noviembre de 2017 en los estudios La Mina (Sevilla) se mueve por diferentes registros pero siempre dentro del universo pop, letras con gran carga emocional y pasajes atmosféricos; un disco que refleja la evolución del grupo pero sin perder su original sonido que tantas buenas criticas ha tenido en los últimos años. A lo largo de estas ocho canciones, Tom Boyle recuerdan a Los Planetas o La buena vida, pero se atreven a ir un paso más allá, enriqueciendo su sonido con influencias shoegaze en la línea de Slowdive o Ride. El álbum ha sido producido y mezclado por Raúl Perez y masterizado por Mario García Alberni en los estudios Kadifornia (Cádiz). El diseño del disco, resuelto por el estudio Meneo, nos transporta a un mundo bidimensional y geométrico que combina delicadeza y misterio.
“Han pasado millones de cosas en estos nueve años que han transcurrido entre un disco y otro. Gloria y Xabi siguen pisando pedales juntos contra viento y marea, Oskar y Miguel han llegado como un rayo de luz en medio de la tormenta y han conseguido volver a arrancar el grupo. Queremos agradecer a nuestro productor Raúl Perez, a Julio Ruiz Llorente (Disco Grande) y Agustin Fuentes Piñero (La Merienda) por seguir creyendo en nosotros, y a toda esa gente desconocida que nos escribe para decirnos que una canción nuestra les ha ayudado a superar un mal momento o a viajar a mejores lugares… ojalá este disco os guste tanto como a nosotros nos ha gustado hacerlo”
Tom Boyle (nombre tomado de un famoso skater canadiense) se forma en 2008 en Getxo, compuesto originalmente por Diego Gulias (batería), Gloria Para (bajo y voz), Xabier Setién (guitarra) y Sergio Ayuso (guitarra). Todo empezó como un divertimento, cuatro amigos que se juntan sin pretensiones para hacer la música que les gusta, sin grandes alardes técnicos pero con mucha pasión. Tras lograr un segundo puesto en el concurso de bandas amateur que organiza el diario Deia deciden iniciar una carrera más seria. En 2009 y tras un primer EP publican su debut “Maniobra de aproximación”, una colección de temas que se mueven entre el noise y el pop más delicado que no deja indiferente a nadie y aparecen en multitud de blogs y webs, donde reciben críticas más que notables. En septiembre de 2011 lanzan el EP “Biografía de mi Espejo”. Pocos meses más tarde, por cuestiones personales, Tom Boyle anuncian un parón de manera indefinida. Tras cuatro años de silencio, en febrero de 2016 retoman la actividad, quedando la banda conformada por Gloria Para (bajo y voz), Xabier Setién (guitarra), Oskar Hernández (guitarra y voz) y Miguel Terán (batería).
Poco más se puede añadir: ruidismo atmosférico que se agradece, una forma de cantar muy del norte, que nos puede recordar a La Bien Querida y una cierta melancolía que envuelve especialmente este vídeo otoñal que os dejamos como muestra.
Share

Los Invaders presentan su primer EP en la sala Loco Club de Valencia

26230793_1998335833526962_8688168354564278152_n 1&1 Internet ES

Viernes 16 de febrero es la fecha elegida por Los Invaders para presentar su primera referencia en Valencia,

Con mucha energía se mueven entre el rock más underground y vibrantes despuntes electrónicos. Lo que a ellos les gusta denominar como ‘rock del futuroʼ o ‘rock espacialʼ.  

El futurista combo surge como respuesta a una incansable búsqueda de nuevos ritmos heredados del grunge más noventero, procedente de Seattle. Siempre presente en sus composiciones, destaca su rock alternativo con melodías pegadizas que huyen en todo momento, del pop más actual y comercial.

Característicos por una instrumentalización de guitarras rotas, con el sonido pesado y oscuro del bajo distorsionado y sintetizado, aúnan baterías directas y contundentes. Todo ello forman un híbrido entre lo acústico y lo electrónico creando su sello de identidad de contrastes dinámicos y oscuros, acordes poderosos y riffs de notas graves.

‘Take me home’ es el primer Ep del grupo, donde principalmente buscan alejarse del indie más actual, influenciados principalmente por grupos como Nirvana, Kasabian, Muse, Biffy Clyro, The Prodigy, Chemical  Brothers o Vitalic entre otros… siempre con la idea de explorar y encontrar un nuevo estilo que a Los Invaders les gusta denominar ‘Rock del futuro’.

Los invaders nacen a principio de 2015 cuando, después de varios proyectos inacabados, Michael (Miguel Ángel Orihuela) guitarra, voz y compositor de la banda, siente la necesidad de crear algo grande. Es entonces, cuando surge la posibilidad de crear el grupo. Reclutando a su amigo Jack Brown (José Manuel Boscà) y junto a Dámaso como bajista y Guillem como teclista, completa la banda. El 18 de marzo del 2016 dan su primer concierto en un conocido local de Valencia capital, Magazine.

Este concierto marcó un antes y un después para la banda. Pues la mitad de los integrantes, Damaso y Guillem, se trasladaron a Berlín, dejando al grupo en manos de Michael y Jack Brown. Lo que parecía un fin inesperado se convirtió en lo que realmente se podría llamar ‘el principio’ de Los Invaders. A pesar de no funcionar como banda, siguen trabajando y explotando su lado más creativo. Es cuando deciden llevar sus dos hits hasta el estudio Fluxus de Madrid, propiedad de su amigo y productor Pau Paredes. Es ahi cuando ‘Jekyll and Mr Hyde’ y ‘For you’ ven la luz.  

Tras una gran acogida de los dos temas, consiguen clasificarse para el famoso concurso de bandas ‘El Certamen’ (San Adrián, Navarra), donde compartieron cartel con bandas consolidadas a nivel nacional como Fuel Fandango, Was o Amatria.  Ganan el premio a la mejor banda de ‘El Certamen’ 2017. Ese mismo fin de semana, Dj Amable (Razzmatazz Club) posiciona a ‘Jekyll and Mr Hyde’ en el número 4 de su ‘Top ten’ de mejores canciones de 2016 a nivel nacional.  A partir de este momento, el grupo coge más fuerza que nunca y se completa con Michael (Voz principal y guitarra) Jack Brown (Guitarra principal) Ángel Escrivá (Bajo) y Borja Al-Hoch (Batería).

Ese mismo verano vuelven a Navarra para tocar en el ‘Barranco Fest’, compartiendo de nuevo cartel con Amatria. Semanas después, cruzan la península para participar en un concurso para bandas automedicadas, celebrado con el nombre ‘Interferencias Concurso Internacional de música’, en el que se vuelve a hacer con el primer premio. A partir de ahí comparten escenario con los holandeses The Royal Engineers y siguen haciendo festivales y salas cada vez más importantes.



 

 

Share

Las “Expectativas” de Bunbury, más bien oscuras y desesperanzadoras

bunbury-publicara-octubre-esperado-nuevo-album-expectativas-2

Ya está aquí el nuevo álbum del insigne Bunbury, como siempre notición para el panorama musical, aunque a día de hoy cuesta difundir cualquier noticia que no sea política. Y de política social, entre otras cosas, trata en parte, éste disco. A su manera, metiendo poesía en lugares imposibles, mezclando lo personal con lo colectivo. Matices electrónicos con un rock contemporáneo que en algunos breves pasajes nos puede recordar a los añorados Héroes del Silencio. 

“Expectativas”, interesante título, combina la grabación y producción digital con la analógica, reconciliando, a sus recién cumplidos 50 años, el presente, el pasado y, tal vez, el futuro.

Dejando atrás, prácticamente, la exploración de las raíces mediterráneas y latinoamericanas, Enrique vuelve un poco a ese rock oscuro que lo encumbró, pero con otras atmósferas, otras formas y ,sobre todo, otros fondos. Con letras más directas y mucho menos crípticas que las de sus principios y una música mucho más ecléctica, pero dándole un toque homogéneo al conjunto.

Abre el disco la desconcertante y pomposa “La ceremonia de la confusión”, para pasar al momento más glam en “La actitud correcta”, que critica, al parecer, a las estrellas del pop (o rock) prototípicas. En “Cuna de Caín”, una de las canciones que ha provocado más especulaciones sobre el contenido del texto, da, a nuestro parecer, con una de las claves del disco. Otro de los temas más importantes es “En bandeja de plata” que nos muestra, de nuevo, su visión social al igual que la que, quizá guarde mayor conexión con “Palosanto” (2013), “Parecemos tontos”. Del resto, por no alargarnos, destacaríamos “Al filo de un cuchillo”, canción de música oscura y densa, con una forma de cantar de Bunbury que nos recuerda registros lejanos en el tiempo y que es agradable recuperar o la bellísima y melódica “La Constante” con un final espectacular de los que ya no se hacen.

Por último y según algunos deslenguados haters de esos que se aburren, Bunbury es, supuestamente, intrascendente musicalmente y no se moja lo suficiente, políticamente hablando. Pues bien: nosotros pensamos que el arte está por encima de las ideas y los artistas no tienen por qué tratar de política social explícitamente, esto es solo una opción de las muchas que hay. Por otro lado, dudar de su aportación musical tanto con Héroes del Silencio como en solitario, guste o no, es de pedantes recalcitrantes sin ningún sentido de la objetividad.

Por nuestra parte el disco de Bunbury es de los mejores de su carrera: inquietante, contundente, a veces psicodélico, pero directo. Seguro que cuando llevemos más escuchas nos sonará aún mejor

Share