Paranormales

now browsing by tag

 
 

Paranormales: Hablemos de Belona, un álbum impecable

belona-1

Descubrir por casualidad a esta banda ha sido de lo más grato en lo que llevamos de año, esos sonidos que te recuerdan agradablemente a no sabes muy bien quien, aunque en el fondo lo intuyes, resultan perfectos en el contexto de acercarse a Paranormales con los que, de pronto, sientes muchas cosas en común.

Tras notar de primeras los evidentes y exquisitamente descarados referentes sonoros al synthpop y post-punk más ochenteros, o parafraseándolos “se oye una música lejana que nos resulta muy familiar” empiezas a dejarte llevar por esa profusión de sintetizadores con todo los ecos conocidos que no es necesario nombrar y esa parte de la new wave más difusa y oscura que se fusiona con el post-punk más clásico y también con algunas cosas más actuales del “indie” oficial, tal vez un recuerdo a Editors o a los primeros The Killers.

No obstante lo que nadie dice y nosotros percibimos es ese recuerdo, además de todo lo anterior, a ciertas sonoridades del A.O.R. y el rock sinfónico, más sintetizado, en la contundencia de algunas baterías y en los dibujos de melodías y programaciones que se mezclan magistralmente con guitarras muy bien medidas y atmósferas que te envuelven y te arrastran a su propio mundo. Momentos que nos pueden recordar a discos como “Eye in the sky” de Alan Parsons Project o el “A momentary lapse of reason” de Pink Floyd, pinceladas que se suman a lo más granado del tecnopop europeo y a aquel post-punk que a algunos nos vistió de negro para casi siempre.

“Centinelas” y “Permanecer” ya apuntaban muy bien, pero el álbum en su totalidad consigue un disfrute difícil de conseguir en estos momentos. “Días que se acaban” entra desde el primer momento melódica y triunfante, mientras “Desertores” te sobrecoge suavemente y aunque nos recuerden, en cierto modo, más a los Alphaville ibéricos que a los germanos, el influjo centro-europeo fluye por el álbum al igual que todo lo anglosajón.

“Belona” (Buen día, 2017) es el disco perfecto para combatir la ola de banalidad que nos azota, especialmente en verano, un puñado de canciones realizadas con personalidad y una producción que pudiera parecer ampulosa, pero que en realidad, junto a la colaboración del productor italiano, Maurizio Baggio, resulta totalmente eficaz.

Procedentes de Barcelona, forman el grupo en 2016. Actualmente sus integrantes son: J. Carlos Delgado (bajo, sintetizadores y voz), Ana Ruiz (voz y teclados) y David Toro(guitarra). Una recomendación nada estival que no debes dejar de escuchar ni esperar que llegue el invierno.

Share