Kill Bill G

now browsing by tag

 
 

Más sangre, dolor y muerte en “Dalek”: el último trabajo de Kill Bill G

27337228_10155958253567707_6980368523962889453_n

Cuando uno se enfrenta a la temible hoja en blanco, tiene que hacer un pequeño ejercicio de superación para vencer, una vez más, ese inmáculo fondo y encontrar, al menos algunas palabras, con sentido y credibilidad suficiente como para que alguien quiera volver a leerte. Pues bien, ese miedo se transforma en auténtico pavor cuando tienes que escribir sobre “Dalek”, la última pesadilla de Kill Bill G.

Este es un álbum que, para empezar, defiende este sustantivo al máximo, pues es una verdadera colección de canciones, un compendio de temas que te pueden horrorizar en todos los sentidos o atrapar directamente. Podríamos decir que el disco es largo, incluso eterno, que las letras rozan lo pueril, que si te despistas cambia la canción y te crees que estás en la misma, que resulta repetitivo o que las voces cantar, lo que se dice cantar, como que no.

Correcto. Si lo escuchas y piensas todo lo anterior estás más cerca de la verdad que nunca. Otra cosa muy diferente es que te hayas enterado un ápice de lo que esta banda quiere trasmitir en realidad.

Al igual que unos lúcidos Aviador Dro, Kill Bill G tiene una visión muy particular del mundo. Si el Aviador buscaba el sentido de las existencia en un mundo industrializado y deshumanizado dónde la máquina debía regir nuestras vidas, los que nos ocupan pretenden el imperio del terror para llegar a una especie de éxtasis colectivo, cercano al sadomasoquismo, donde el amor se confunde con el dolor y el placer con la muerte.

Todo esto significa que tienes que entrar irremediablemente en su universo para entender esas letras de voces intencionadamente fantasmales, que esa instrumentación EBM, que por momentos, puede recordarnos a lo mejor del techno valenciano de hace algunas décadas, al future pop o también, como no, al synthpop más oscuro o industrial, tienen todo el valor y sentido

Las cosas son como tienen que ser, coincidimos con la visión escéptica de la duración del álbum, pero tras habernos adentrado en su mundo, vemos grandes momentos como el contagioso y fácil estribillo, pero efectivo, de “Soldado Imperial” o la pasión arrebatadora y enferma de “Vestiré tu Piel”.

“Te mataré” no tiene desperdicio, pero “Lágrimas en la pared” y sobretodo “Vinieron de dentro de” nos parece de lo mejor que se puede oír en este género. Las colaboraciones del legendario Mario Gil y Sonia Electra, son bastante acertadas y el sonido general, bien apretado y realzado, es marca de la casa.

Con cierta inspiración dadaista y una actitud cercana a la misantropía. Kill Bill G no decepciona. No pueden hacerlo. Si así fuera, seguramente se auto-destruirían.

Olvidad lo políticamente correcto y disfrutad del mal sin más.

Sí sobrevivimos a este texto lo sabréis en breve, si no, ha sido un placer.

Share

25 grupos de tecno pop y derivados de la new wave que deberías conocer en la Iberia del siglo XXI

I_Love_Tecno_Pop_

Aunque nos consta, que muchos de ellos, no se consideran, ni quieren ser malditos, hoy hablamos de grupos que no salen en los medios convencionales, casi nunca (o rara vez) los escucharas en Radio 3, ni suelen aparecer en MondoSonoro, Rockdeluxe o Jenesaispop.

Situados en “tierra de nadie“ son los denostados por la industria y medios tradicionales e ignorados por las independientes que permiten el viaje del pop a la electrónica, como el acertado caso de La Bien Querida, pero solamente cuando ya eres de los suyos, suenes muy lo-fi, experimental, o tengas una voz limitada y a ser posible algo desentonada.

No se trata de criticar a unos grupos integrados en el mundo indie y que no vamos a nombrar. Las mismas independientes que se lanzaron a publicar a Dorian, Grises o El Último Vecino, que tal vez añoren a Family o Lemon Fly, parecen no darse cuenta que hay mucho más donde rascar.

La misma industria que, afortunadamente, aún sostiene las carreras de Fangoria y OBK olvida valores que merecen su pedestal como Niños del Brasil, Azul y Negro, Aviador Dro o Santuario.

Bandas emergentes con líderes que llevan, en algunos casos, más de 20 años en esto, tienen que luchar contra viento y marea para apenas hacerse escuchar o conseguir algún concierto, mínimamente relevante, a pesar de que, habitualmente, suenan mejor, poseen mejores voces y sus producciones están a la altura de muchos de los grupos que tienen en catálogo las pequeñas o grandes independientes

Son hijos de aquellos sonidos sintéticos surgidos en la segunda mitad de los 70 y que triunfaron en el primer lustro de la década siguiente. Algunos melódicos cercanos a OBK, otros a Alaska y su saga, muchos admiradores de Depeche Mode, Kraftwerk, New Order, OMD, Gary Numan o Pet Shop Boys, otros más oscuros se dejan influenciar por estilos como el post-punk o el EBM. Pueden llamarse Ovni, Orange Broek o Destino Plutón y experimentan con sus ordenadores emulando a los pioneros desde su home studio, cómodamente, con más medios digitales a su alcance, pero con la misma incomprensión por parte del público, los medios y la industria.

A continuación os dejamos una relación de 25 bandas, clickando sobre su nombre accederéis a sus vídeos o audios más importantes.

Si pensáis que se deberían añadir nombres a esta lista, sólo tenéis que ponerlos en los comentarios, con su enlace incluido si así lo queréis.

LOS CORAZONES DE LOS ORDENADORES LATEN CON FUERZA: ATENTOS AL FUTURO.

AFTER THE RAIN : La nueva revelación, synthpop puro en inglés.  Su nueva canción “Cosmic mission”, sencillamente de lo mejor del año.

SÍBARIS : Liderados por Albert Isasi, perdidos entre el tecnopop oscuro y la canción ligera. Influenciados por lo dark, lo glam, la música disco, el rock y la electrónica. En breve lanzarán 3 ep’s con versiones variopintas.

DESTINO PLUTÓN : La gran sorpresa tecnológica a lo cold wave. Frialdad maquinal de corazón caliente: “Corbatas, trajes y superpoderes”, un tema imprescindible.

ORANGE BROEK : Igual de maquinales, aunque algo más pop con alguna solvente canción en catalán, además del resto en castellano. Trovador technopop, compositor de canciones eléctricas

OVNI : Síempre fiel a los dictados del synthpop y coherente con sus grupos preferidos. Su tema “Quién” hace un retrato social del mal momento histórico que vivimos. Altamente recomendable.

CAÓTICO : Elegancia melódica para oídos sensibles y ritmos synthpop sin fisuras. Ya tienen listo su segundo álbum “Insert Coin”

RATIO : Canciones sin complejos. Rock electrónico de potentes bases  influenciados por el punk sin olvidar el pop ni la oscuridad. Su último trabajo “V” lo dice todo.

VÍCTIMAS DEL DESEO : Synthpop al sur de Iberia. Producción de gran fuerza y calidad, “Sin control” una canción que no te debes perder.

NEOFORIC : El legado ibérico de los Pet Shop Boys más bailables. Su futuro primer álbum va a ser una sorpresa para muchos. No los pierdas de vista.

REDDO ROJO : Creador en Neoforic. Sufre de incontinencia compositiva y vomita canciones, también en solitario, como “cantautor” tecnopop de melodías brillantes.

CONMUTADORES : Otros que cantan en Inglés, gran veteranía y buena producción desde Sevilla para el mundo “I want to see” ya es un clásico.

LEBLOND : Ritmos bailables, voz reconocible y letras ingeniosas. Un grupo en constante producción. Sus vídeos no pasan desapercibidos.

MARALIAN : Las aventuras de Neosynth  y sus amigos en unas destacables y limpias producciones de synthpop melódico con ritmo contagioso. 

FURTIVA : Juan Pedro Garcia y Raul Cancino mezclando synthpop, pop rock y electrónica como en “Lluvia ácida” y “Sólo un segundo”. A tener en cuenta.

SELF DELUSION : Aunque sus trabajos ven la luz de forma espaciada. La banda catalana siempre acierta con su synthpop clásico y efectivo.

KILL BILL G : Perversión desmedida, pasión delirante, terror EBM y acidos miembros encantados con la experimentación y remezclas para bailar sin parar “Se que estás muerto (Sinestesia Redux)” escalofriante y genial.

LA BROMA NEGRA Veteranísima banda proveniente del rock que reapareció con la electrónica y una personalidad muy épica, fuerte y oscura. Últimamente afirman que “Franco tenía un polvo”, contra gustos…

VÍCTOR LEFREAK : Dicen que su voz es limitada, no importa! alguien capaz de hacer algo tan sublime y delicado como “Adiós” merece un puesto de honor. “Ser unicelular” también puede ser muy interesante.

MADE IN PRIDE : Parecen cualquier otra cosa menos un grupo tecnopop, pero prejuicios aparte: su calidad es notable, no te dejes guiar por lo aparente, en esta banda de Murcia hay mucha tela que cortar.

LAS TRES CARAS DE JUDAS : Otros veteranos con aires de oscuridad y profundas canciones, también, como otros, de Sevilla. Sin pretensiones, con las cosas claras y una calidad importante.

CODE-M : Banda malagueña que mezcla pop-rock y electrónica, “Sólo me voy” es una excelente muestra de su potente propuesta.

SÍLICA GEL : El proyecto de Alberto Palazon sigue con sus canciones, un tanto melódicas, con su synthpop que mira por momentos al future pop desde los albores del presente siglo y que ya es casi un referente.

DE NEW TECHNOCRATS  : Modernos y estilosos como su música, en mejor sintonía con la indietrónica que con el synthpop más clásico. “Maybe a Surprise Retrobit” es su insignia actual.

THE SPROJ3CT : Desde Valencia y de forma autodidacta, canciones totalmente electrónicas y versiones de los grandes clásicos tecno pop ochenteros.

DARK DREAMS PROJECT : Banda principalmente instrumental procedente de Girona que también trabajan bandas sonoras para cortometrajes o documentales.

Share