JM Mantecon

ahora navegar por etiqueta

 
 

La electrónica espacial de JM Mantecon

¿Un disco grabado en un Futuro lejano o quizá extraído de una cápsula de tiempos pasados?

De vez en cuando aparecen maravillas y te alegras de hacer cosas como las de difundir artistas que, como el que escribe, tratan de buscar un hueco en no se sabe muy bien donde. Te das cuenta de que, posiblemente, aún hay gente que quiere escuchar. Ir más allá de meros sonidos armonizados que actúan como un ruido de fondo añadido al de nuestro propio trasiego. Personas que se dejan arrastrar por un caudal sonoro que requiere atención a los detalles, a sentir la melodía más sutil o la percusión que marca la rítmica de tu propia existencia.

Hoy tenemos un álbum especial, tan especial que, de momento solo se puede conseguir de dos formas: a través de su bandcamp (https://jmmantecon.bandcamp.com) o desde la discográfica CS Records (creativasonorarecords@gmail.com)

Nosotros nos vamos con éste genial artista a viajar por el Espacio, porque él y su equipo, nos van a explicar los intríngulis de esta proeza sónica. Abróchense los cinturones, despegamos en 3, 2, 1…

Es indudable que estamos viviendo una nueva era dorada de la exploración espacial. En Julio de 2020 recibíamos la extraordinaria visita del cometa Neowise y en Abril de 2021 el Mars Helicopter efectuaba su primer despegue en suelo marciano. Precisamente ese fue el periodo de gestación de “A Brief History of Space Age”. Eran los signos que auguraban y confirmaban la creación de una fascinante obra musical, la banda sonora que contara algunos de los fascinantes hitos de la carrera espacial.

El músico y productor JM Mantecon corrobora con este nuevo disco que el Espacio es una fuente de inspiración pura e inagotable. Algo que también descubrieron los maestros Vangelis o Jean-Michel Jarre, quienes abanderaron la llamada space music en los años 70 y tras cuya estela aparecerían grupos como Nova, Space Art o Rockets.

De manera explícita, sin absurdos rodeos, Mantecon busca homenajear a quienes marcaron el inicio de ese género musical. Tal es así que la concepción de “ABHOSA” debía ser como aquellos álbumes legendarios, con sintetizadores analógicos de la época creados por Moog o Roland, que entonces parecían artefactos extraterrestres y son hoy instrumentos muy codiciados. También aportan su calor orgánico las percusiones sinfónicas, como unas campanas tubulares, o la inclusión de una coral polifónica.

Analógicos también los medios para producir el álbum, desde la grabación en un multipistas de cinta magnética hasta la mezcla final en la legendaria consola Neve, llevada a cabo por el laureado ingeniero de sonido Eduardo Ruiz Joya y el propio Mantecon. El toque final, la masterización, viene dado por un nombre habitual en los créditos de discos de Vangelis, Camel o Mike Oldfield, Paschal Byrne. El envoltorio para todo el proceso debía cumplir esta premisa analógica, de labor manual casi artesanal. Por eso la propuesta del artista Fernando Mircala, basada en la creación de imágenes partiendo de trozos de papel recortados a mano, logró la cuadratura de lo musical con lo visual. Todo ello enfocado a dotar de alma a una obra que alterna épicos episodios instrumentales con pasajes de elegante techno pop, enlazados soberbiamente con speeches de los profetas de la astrofísica Sagan o Hawking, confeccionando así una verdadera banda sonora de la historia de La Era Espacial.

Esto demuestra que “ABHOSA” podría ser un disco contemporáneo, pero también grabado en los efervescentes años 70 o, por qué no, haber llegado a través de un agujero de gusano procedente de un futuro hipotético. Es su grandeza, está llamado a ser un álbum atemporal. Para cuando conquistemos las mesetas marcianas o los anillos de Saturno.