Espejos y Diamantes

now browsing by tag

 
 

Espejos y Diamantes: La herencia de Carlos Berlanga

espejos208_10

Espejos y Diamantes podrían ser la nueva sofisticación del pop ibérico pasado por el filtro tecnopop/synthpop con matices claros de la vieja new wave (también en su versión ibérica de “las movidas”) y la elegancia de Roxy Music, la postración de The Smiths o la inteligente osadía de David Bowie.

Canciones cargadas de personal emoción, chicos refinados, fetiches, postureos vanguardistas, Andy Warhol, Pitita Ridruejo, Maruja Mallo, Ana Obregón, Morrissey… todo un abanico de cierta nostalgia con diversos puntos de vista bajo el espíritu eterno del añorado Carlos Berlanga.  Por lo demás, los esperados ecos de los Fangoria más pasionales o los toques de electro-pop primigenio que nos llevan al “Speak & Spell” de Depeche Mode, especialmente “Del vaguismo al vanguardismo”, que recuerda de entrada al “New Life” de los británicos, pero que pronto le imprimen su propia esencia. También, como suele ocurrir en estos casos, momentos de Kraftwerk y algún otro de OMD en su sonoridad. De hecho casi todas las bases nos recuerdan a algo lejano de los primeros 80′s o más atrás, con esos toques disco hi-nrg a lo Giorgio Moroder. Pero todo esto lo resaltamos desde la admiración compartida hacia esos intereses que podemos valorar favorablemente. Sin embargo, es en sus letras dónde acabamos encontrando su mayor diferencia con el resto de bandas afines o contrarias, aunque ellos prefieren hablar de su proyecto de forma más general:

Teníamos un objetivo claro, nos gustaría hacer algo que pudiera sonar a la elegancia decadente de las discotecas viejas de los hoteles, las ‘boîtes’, la sala de fiestas de un crucero… Es un fetichismo del olor a detergente de discoteca recién abierta. Es algo que nos gusta. Nuestras influencias son claras y van desde Carlos Berlanga a Bryan Ferry, hasta Stereo Total, pasando por Chico y Chica; intentando no perder el norte synthpop en todo momento, nos encanta el sonido del tecnopop de los ochenta. Creemos que el disco va desde la moderación y la emoción hasta cierto gamberrismo, siempre sin perder un toque elegante”.

A nosotros se nos hace difícil destacar alguna, es un disco bastante redondo, pero quizás la melancolía de “Días de lluvia, tecnopop y Morrissey” o las melodías de “Todo lo que esta sonando” deberían tener un lugar privilegiado en el pop ibérico. Lástima que no se le preste la debida atención a este tipo de música que se considera por estas tierras algo del pasado, aunque grupos como OMD o New Order sobreviven dignamente y otros como los citados Krafwerk, Pet Shop Boys o Depeche Mode son adorados, sobre todo estos últimos, por la enorme devoción que les tienen sus millones de fans en todo el mundo.

En Iberia, aparte de los referenciales Fangoria y OBK o algunos grupos indie pop que utilizan la electrónica, se habla poco de esto, pero nosotros sabemos que hay muchos más y siempre que podemos los reivindicamos. Si hacéis click más abajo, en las etiquetas tecnopop, synthpop, electro-pop o new wave podréis descubrir gran cantidad de artistas con estilos cercanos a los referidos.

No hace falta añadir nada más, un álbum homónimo interesante, incluso necesario, tal vez con aires amateur, sí, pero totalmente recomendable.

Share