Electrónica

now browsing by tag

 
 

Más sangre, dolor y muerte en “Dalek”: el último trabajo de Kill Bill G

27337228_10155958253567707_6980368523962889453_n

Cuando uno se enfrenta a la temible hoja en blanco, tiene que hacer un pequeño ejercicio de superación para vencer, una vez más, ese inmáculo fondo y encontrar, al menos algunas palabras, con sentido y credibilidad suficiente como para que alguien quiera volver a leerte. Pues bien, ese miedo se transforma en auténtico pavor cuando tienes que escribir sobre “Dalek”, la última pesadilla de Kill Bill G.

Este es un álbum que, para empezar, defiende este sustantivo al máximo, pues es una verdadera colección de canciones, un compendio de temas que te pueden horrorizar en todos los sentidos o atrapar directamente. Podríamos decir que el disco es largo, incluso eterno, que las letras rozan lo pueril, que si te despistas cambia la canción y te crees que estás en la misma, que resulta repetitivo o que las voces cantar, lo que se dice cantar, como que no.

Correcto. Si lo escuchas y piensas todo lo anterior estás más cerca de la verdad que nunca. Otra cosa muy diferente es que te hayas enterado un ápice de lo que esta banda quiere trasmitir en realidad.

Al igual que unos lúcidos Aviador Dro, Kill Bill G tiene una visión muy particular del mundo. Si el Aviador buscaba el sentido de las existencia en un mundo industrializado y deshumanizado dónde la máquina debía regir nuestras vidas, los que nos ocupan pretenden el imperio del terror para llegar a una especie de éxtasis colectivo, cercano al sadomasoquismo, donde el amor se confunde con el dolor y el placer con la muerte.

Todo esto significa que tienes que entrar irremediablemente en su universo para entender esas letras de voces intencionadamente fantasmales, que esa instrumentación EBM, que por momentos, puede recordarnos a lo mejor del techno valenciano de hace algunas décadas, al future pop o también, como no, al synthpop más oscuro o industrial, tienen todo el valor y sentido

Las cosas son como tienen que ser, coincidimos con la visión escéptica de la duración del álbum, pero tras habernos adentrado en su mundo, vemos grandes momentos como el contagioso y fácil estribillo, pero efectivo, de “Soldado Imperial” o la pasión arrebatadora y enferma de “Vestiré tu Piel”.

“Te mataré” no tiene desperdicio, pero “Lágrimas en la pared” y sobretodo “Vinieron de dentro de” nos parece de lo mejor que se puede oír en este género. Las colaboraciones del legendario Mario Gil y Sonia Electra, son bastante acertadas y el sonido general, bien apretado y realzado, es marca de la casa.

Con cierta inspiración dadaista y una actitud cercana a la misantropía. Kill Bill G no decepciona. No pueden hacerlo. Si así fuera, seguramente se auto-destruirían.

Olvidad lo políticamente correcto y disfrutad del mal sin más.

Sí sobrevivimos a este texto lo sabréis en breve, si no, ha sido un placer.

Share

Catástrofe Club siguen perturbando con su nuevo álbum

CCCCCCrga

“Ejercicios de Visión” es el recién estrenado nuevo álbum de Catástrofe Club. Su retrato sonoro de nuestra paralizada sociedad, con la misma intención de autocrítica que ya expusieran en su anterior trabajo “Galletas”.

De entrada el sonido es impecable por muy lo-fi  que sea y con ciertos toques de controlado ruidismo. La producción, arriesgada en muchos momentos, está por encima de la media y las canciones van desde las atmósferas envolventes, o más bien inquietantes, hasta programaciones penetrantes de ritmos solventes.

Herencias del synthpop, Krautrock, el post-punk, la electrónica experimental… todo con un trasfondo punk que refleja una contradictoria posmodernidad de la que tal vez todos seamos víctimas y verdugos o, aún peor, meros espectadores.

Destacan sin duda: “Rusos” a modo de efectivo single, el intimismo retorcido de “Repelente” o la oscuridad de letra minimalista y sentenciosa “Como moscas”. No obstante, el resto de canciones, con las advertencias que inician y finalizan el álbum no desmerecen en nada. Al igual que su anterior trabajo el disco funciona muy bien como un todo, pero algunas canciones también lo consiguen por si mismas, al margen del impecable álbum.

De nuevo, Catástrofe Club, no escupen a la cara la realidad del lugar que ha conseguido el ser humano.

¿No te das cuenta de que estás molestando?

¡No te estás enterando de nada!

Share

Charlie Egg publica su nuevo álbum “Miedocracia”

a2012781716_10

El músico rosarino Charlie Egg presentó “Miedocracia”, su nuevo trabajo de estudio en un concierto transmitido de manera audiovisual exclusivamente en las distintas redes sociales del músico, el pasado domingo 3 de diciembre a las 20hs sin público presente desde la terraza de Plataforma Lavardén (Rosario, Argentina). 

La banda para la ocasión estuvo integrada por Rafa Finondo Raggio, Roque López, Fer Passini, Pablo Rajoy y Juanjo Delmenico. A esta notable formación estable se sumaron invitados especiales como Pablo Jubany, Martin Arias, Celeste Ruiz, Andrés Mantello, Juani Favre y Franco Santangello. La mezcla de audio del show (como también del álbum) fue a cargo de Charly Cavagna. La cobertura fotográfica de Maximiliano Conforti, autor también del concepto visual del disco.

“Miedocracia” es, sin duda, un álbum conceptual, provocador y elegante, vanguardista y popular que hace desde su lírica una crítica al capitalismo. Con producción artística del propio Egg y la participación de artistas de gran renombre este trabajo discográfico encuentra un equilibrio entre el rock y la electrónica a lo largo de diez canciones urbanas y futuristas.

Charlie Egg es músico y productor, pionero de la música electrónica en la ciudad de Rosario. Fundador de Sinapsis y miembro del colectivo cultural Planeta X con el que publicó decenas de discos atravesando géneros como la electrónica experimental, el post-rock o el pop entre tantos otros. En 2008 de la mano de Zeta Bosio y mediante Sony–BMG se edita “Cosas Nuevas” una producción electro-rock con gran  aceptación del público y la prensa. Colaboró también con artistas como: Leo Garcia; Jubany; Matilda; Los pibes de la Cerámica; Juani Favre; Simple; La Forma; Etaro; Los Dayligth; Sumergido o Martín Arce y compartió escenarios con Babasonicos; Plastilina Mosh; Kinky Emmanuel Horvilleur entre otros.

Discografía:
Trémolo Raquídeo (1999)
Cliper (2000)
Formas Modeladas (2000)
Esterocilios (2001)
Laudano (2001)
La balada de Bin Laden (2001)
Para bailar – Volumen 1 – junto a Rodrigo Jávega (2002)
Auto (2003)
Sinapsis (2004)
Lost in the World (maxi) (2006)
Cosas Nuevas (2008)
Opiazepam (2008)
Superposición (2009)
Hasta el fin del mundo/ Nunca llega (2011)
Miedocracia (2017)

Share

Concierto SILENCIOSO del grupo PRESUMIDO

presumido- 4a3637a4403e0026 1&1 Internet ES

Silencio, Bombillas! es una propuesta sensorial única que se podrá ver en la Sala Montiel de Santiago de Compostela

El próximo 4 de noviembre el grupo Presumido ofrecerá una perfomance en forma de concierto silencioso en Santiago de Compostela.  Una experiencia única con aforo limitado a 50 personas, donde se facilitará auriculares  a los asistentes para imbuirse del sonido synth pop de la banda gallega de Tarci Ávila y Nacho Dafonte  . El sitio escogido es la Sala Montiel, una antigua fontanería construida hace 117 años en el corazón de la ciudad, ahora convertido en un espacio In-Permanente de exhibición, encuentro y creación gestionado por Baltasar Patiño de la compañía Matarile Teatro. Una de las peculiaridades de la sala son las 300 bombillas instaladas en el techo, que por sí mismas crean un espacio de gran interés visual.

Las entradas se podrán conseguir en taquilla al precio de 10€. También se puede reservar previamente a través del email: infopresumido@gmail.com

HORARIOS:  Apertura de puertas 20:15 h     -     Hora del concierto 21:00 h

Dirección: Rúa de García Blanco, 4, 15702 Santiago de Compostela, A Coruña

Otras Fechas de Presumido

11/11/2017 – MADRID –  Costello Club

17/11/2017 – MURCIA – Sala Musik

18/11/2017 – ALBACETE – Sala Caribou

24/11/2017 – VALLADOLID – Black Pearl

25/11/2017 – BILBAO – Santana 27 (Sala Blue)

15/02/2018 – ZARAGOZA – Las Armas

17/02/2018 – PONFERRADA – Sala La Vaca

Share

El primer disco de Las Tope Dramáticas sale a la venta después de superar la campaña de “crowdfunding”

laser disc-dfg_10

Una banda divertida que ya nos había adelantado temas tan originales como “Lavadora” o “Rumbera” y que nos recuerda a todos aquellos proyectos de tecnopop tan independientes del sello Austrohúngaro o al electro-clash más ibérico.

Por fin, el primer trabajo de Las Tope Dramáticas ya es una realidad: “LaserDisc” sale a la venta físico y después de superar la campaña de crowdfunding que el grupo barcelonés llevó a cabo esta primavera a través de la plataforma Ulule. La banda define su estilo como “elecropop cercano”, con el que todo el mundo puede identificarse. Mezclan varios estilos como el bakalao, el italo disco, el chiptune, el syntwave y una pizca (un 1%) de punk. El álbum ya se puede adquirir en formato físico y digital por la plataforma Bandcamp y en Facebook. En breve, también estará disponible en algunos establecimientos de Barcelona y Madrid. Además de las diferentes plataformas online, como Spotify, iTunes, Amazon, Google Play, Deezer, etc.

Según su nota de prensa: el primer single es “Cero Gravedad”, uno de los temas más completos del disco y con el que quieren demostrar al público que “van en serio”. Es una canción con regusto ochentero, pero con sonidos electrónicos muy actuales, cuya letra, habla de viajar por las estrellas. Dicho viaje sideral es una metáfora sobre algo que el grupo prefiere no revelar todavía. Se trata de una declaración de intenciones hecha canción, de la que ya se puede ver el videoclip.

El esperado directo comienza ya. La presentación de “Cero Gravedad” todavía está preparándose, pero todo apunta a que podría tener lugar en Sant Vicenç dels Horts, la ciudad de su líder Luis Vela. De momento, la banda ya ha anunciado que actuará el 7 de octubre en el Festival Guapa de Barcelona y el 13 de octubre en La Higuera, Segovia.

Un álbum con dulce encanto amateur, en el mejor sentido. De tendencia naif amable, contagiosa y, sobretodo, nada aburrida.

Una vez más, el “do it yourself”, tal vez no sorprenda en una banda de este tipo, pero su propuesta hace que el futuro sea menos terrorífico.

Share