Alaska

now browsing by tag

 
 

Loquillo versiona el “Rey del Glam” de Alaska y Dinarama

28434791_505529233174347_6860727002819723264_n(1)

Dos figuras, aparentemente antagónicas, coinciden una vez más para regocijo de los que intentamos evitar los complejos. Si recordamos que Alaska ya colaboró haciendo dúo en canciones del primer álbum de Trogloditas “El Ritmo del Garaje”, la que daba título al disco y la mítica “Quiero un Camión”, no es de extrañar esta nueva conexión del mundo Alaska y Loquillo, que han coincidido en varias ocasiones más, como en los programas de televisión “La Bola de Cristal” o “Alaska y Segura”.

La diva de lo premeditadamente sintético y el rock star ibérico aparecen juntos en la parte final del videoclip creado por el colectivo audiovisual Pérez y Stein y producido por Overview Studio, buscando la forma de conectar explícitamente con el espíritu y contexto de la época que alumbró la canción. Sin embargo hay que decir que la artista hispano-mexicana no participó en la grabación de esta versión del, ya clásico, “Rey del Glam” y solo aparece en el videoclip como antes hemos mencionado.

Trabajando la textura, El entorno, los colores, los tejidos, incluso el olor y rodado en Super 16 mm, cada fotograma cargado de grano en constante movimiento con ayuda de las localizaciones nos traslada a aquel legendario momento. Lo protagoniza un glamuroso Igor Paskual, guitarrista de la banda que ciertamente está muy bien en su papel.

El rockero catalán quiere celebrar cuarenta años de una solvente carrera artística, desde aquel lejano 1978, con un triple álbum que ha titulado genéricamente,“Rock and Roll Actitud”, como una de sus canciones. Grandes himnos transgeneracionales que han sobrevivido a diferentes épocas y toda la persistencia de un “chico del Clot” que soñaba con emular a sus ídolos en plena transición democrática.

Un documento sonoro a la altura de su persona.

 

Share

El Pianíssimo de Fangoria aprueba con nota

fangoria-pianissimo2

Fangoria siempre supieron contentar a sus fans, desde el club Salto Mortal hasta nuestros días, siempre han hecho algo más que los álbumes pertinentes cada tres años aproximadamente. Directos, Remixes, versiones de todo tipo… Una cantidad variopinta de reediciones sus obras y ahora un puñado de canciones desde el lejano “Cebras” de 1983, cuando empezaban con Dinarama dejando atrás los, relativamente exitosos, Pegamoides hasta cosas actuales como, la deliciosa, “Disco Sally”.

Fangoria ha tenido a bien acabar este año lanzando un disco en directo especial e interesante, grabado en el teatro Barceló, a propósito de los conciertos que ofrecieron en Barcelona y Madrid para presentar la reedición de “Canciones para robots románticos”(“Miscelánea de canciones para robótica avanzada). Las canciones escogidas para este formato con presencia principal del piano y sin sus bases electrónicas no son las más habituales, pero el repertorio camina muy bien sobre todo en los temas más antiguos como “Sálvame” o la inolvidable “Dios odia a los cobardes”. Una idea que en principio no nos daba buena espina, pero que nos alegra habernos equivocado absolutamente.

Martin Watkings es el pianista que acompaña cual Liberace al dúo en este trabajo, colaborador habitual de Marc Almond y que le ha dado un toque especial a los temas llevándolos a terrenos desconocidos. Alaska y Nacho Canut anuncian su retirada a los cuarteles de invierno este próximo año para volver con nuevas aventuras en 2019.

Desde el pasado viernes, está a la venta el disco especial con las nuevas versiones a piano y disponible en dos formatos físicos de edición limitada, además del el formato digital:

  • Edición especial CD con forma de piano (Limitada a 5.000 copias)
  • Edición Vinilo + CD (Limitada a 1.500 copias)

 Pianíssimo

Cebras (Intro instrumental)
Cebras
Voy a perder el miedo
La pequeña edad de hielo
Un astronauta sólo, flotando
Sálvame
Lo tuyo no es normal
Dios odia a los cobardes
Disco Sally
Miro la vida pasar

Share

Síbaris finaliza su trilogía “Coito Ergo Sum” con la publicación del ep más arriesgado

Sum

Dicen que es el ep más oscuro de la trilogía, que algunas versiones son muy raras. Otros están encantados con los atrevimientos de meterle electrónica a Barricada (no todos) algunos adoran ya a “Jaime y Laura” de unos Dinarama (con Alaska, claro) en estado de gracia y algunos miran con recelo versionar tótems como “La estatua del jardín botánico” de los idolatrados Radio Futura (siempre se puede hacer algo más original que lo de Alex Ubago). Todo esto sin contar la adaptación al castellano de un clásico de culto: “Love will tear us apart” de Joy Division. En fin, estés a favor o en contra del ep raro de la trilogía, “Coito Ergo Sum”, os dejamos con lo que dice su nota de prensa y os recordamos que siempre es mejor escuchar tranquilamente antes de apresurarse a opinar. Señoras y señores: pasen y escuchen!

La banda tecno-pop/electro-rock, Síbaris, finaliza su trilogía de versiones “Coito Ergo Sum” en descarga libre. Desde el 4 de noviembre, esta disponible la tercera y última entrega titulada “Sum” . Cuenta con las versiones, “Animal Caliente” , de Barricada; “La estatua del jardín botánico”, el gran clásico de Radio Futura; “Jaime y Laura”, cara B del single “Ni tú, ni nadie” de Alaska y Dinarama y “El amor nos destrozará” ,adaptación del popular tema de culto “Love will tear us apart” de Joy Division.
Con este Ep final, el grupo completa los dos lanzados en marzo y abril (Coito y Ergo). Un trabajo que ya, descaradamente, hace homenaje a los años 80 sin complejos y con respeto absoluto.

Síbaris lleva publicado hasta la fecha “El momento perfecto” (2010), “Técnicas para olvidar el pasado” (2013), “Coito” (2016) “Ergo” (2016), más algunos singles y participaciones en recopilatorios. Su música ambivalente, entre la intensidad y la frivolidad, esta influenciada por la dark wave, el glam rock y el disco Hi-NRG, entre otras cosas, más o menos lejanas, como la canción ligera.

La libre descarga esta disponible en su Bandcamp: https://sibaris.bandcamp.com/

sibaris@hotmail.es

ABOUT.ME: https://about.me/sibaris
YOUTUBE: https://www.youtube.com/user/SibarisMultimedia/videos
SPOTIFY: https://t.co/SdRBRG1InM
FACEBOOK: https://facebook.com/sibarismusica
TWITTER: https://www.twitter.com/Sibaris_musica
INSTAGRAM: https://instagram.com/sibaris_official
SOUNDCLOUD: https://soundcloud.com/sibaris

Share

Fangoria y sus “Canciones para robots románticos” a la venta desde hoy

Fangoria-Canciones-para-robots-románticos-portada-disco 1&1 Internet ES

De nuevo Alaska y Nacho Canut estrenando álbum. “Canciones para robots románticos” gustará a los fans y no debería molestar al resto, bastante correcto, a nuestro entender, para bien y para mal. Un disco que no va a sorprender demasiado, a pesar de la extraña pareja que coincide en la producción: Guille Milkyway, alma máter de La Casa Azul, y Jon Klein, guitarrista de Specimen o Siouxsie & The Banshees, entre otros.

La grata sorpresa, la encontramos esta vez, con la canción “Disco Sally”: dicha canción nos cuenta el desenlace de Sally Lippman, la célebre anciana que, quedándose viuda, vivió sus últimos años como una juerga constante en la mítica discoteca Studio 54 de Nueva York, donde encontró la muerte en la mismísima pista de baile.

Decimos sorpresa porque esperábamos una canción mucho más alegre, bailable y frívola y sin embargo resulta deliciosamente melancólica, una canción redonda, probablemente de lo mejor del disco a la primera escucha. El resto, aunque es de fácil digestión, hay que digerirlo con más tiempo, a excepción de las producciones “azuladas”.

Hay que destacar la elegancia de “Iluminados” y  ”Voluntad de resistir”, el halo de oscuridad en“La procesión va por dentro“, la deseada guitarra de “Larga vida y prosperidad”, la letra de “La nostalgia es una droga” o el magnífico “Delirio de un androide cardado” con esos coros bajos, casi fantasmales.

Criticar por criticar, podríamos decir que falta más presencia en las guitarras y sobra un poco de bacalao. Con todo, el álbum esta a la altura de lo esperado y, aunque el correcto single “Geometría polisentimental” destaca, más que nada, por su comercialidad, estamos seguros que algunas canciones se convertirán en clásicos. Tiempo al tiempo.

Referencias casuales (nadie sabía, obviamente, lo que iba a pasar cuando se grabó) a David Bowie más que nunca, con guiños explícitos a “Fashion”, “All the dudes” y al “Satellite of love” de Lou Reed, donde también participaba Bowie.

El diseño gráfico es, como tantas veces, de Juan Gatti, que en la carpeta interior ha intentado, con acierto, inspirarse en el estilo visual de Hipgnosis (colectivo de diseñadores gráficos, famosos por sus trabajos para grandes bandas del rock setentero como Pink Floyd o Led Zeppelin). La imagen de portada muestra una otoñal escena típica familiar americana de los sesenta, pero con un aspecto bastante deshumanizado. Una imagen de robots románticos.

Las letras de Nacho y Alaska siguen es su mundo habitual y paralelo, con sus eternas ambivalencias que acabarán atrapándonos una vez más sin poder evitarlo.

No olvidéis la “Fiesta en el infierno”.

 

“…alguien contó, que en Nueva York, Disco Sally ha dejado de bailar…”

 

 

 

Share

Alaska cumple 50 años. Toda una vida marcando tendencia sin pretenderlo.

Alaska p

Olvido Gara Jova, conocida como Alaska, porque así lo decidió ella misma a los 12 años descubriendo el nombre en una canción de Lou Reed “Caroline says (part.2)”, lleva medio siglo de vida y 36 años en el mundo musical. Surgida del punk a finales de los años 70, pero influenciada por el pop sesentero y el glam rock de grupos como Sweet, T.Rex, Roxy Music… y especialmente David Bowie formó junto a unos cuantos amigos: Kaka de Luxe, una de las primeras bandas ibéricas que se atrevieron con el punk y que sirvió como grupo seminal de interesantes y prolíficas formaciones posteriores.

Apenas un año después la banda se separa y forma Alaska y Los Pegamoides junto a Carlos Berlanga y Nacho Canut, a los que se unirán en breve Ana Curra y Eduardo Benavente. El éxito les llegará a principio de los 80 y Alaska se convierte en uno de los personajes más representativos de aquel movimiento contracultural que llamaron “La Movida”. Justo cuando su canción “Bailando” se convierte en un hit, que aún hoy todo el mundo baila, el grupo se separa en 1982.

De Alaska y Los Pegamoides ya habían surgido paralelamente los grupos Parálisis Permanente y Dinarama. Alaska se queda sin grupo durante algún tiempo, incluso le proponen un disco en solitario, pero empieza a colaborar con Dinarama y al final acaba formando parte del grupo con Berlanga y Canut. Tras un primer álbum de relativo éxito,“Canciones profanas”,  en 1984 graban una de las obras cumbre de su discografía: “Deseo carnal”. El nuevo disco les lleva a la popularidad total, además Alaska empieza a participar en uno de los programas de televisión más alternativos y recordados de la historia:“La bola de cristal”.

Tal fue la fama a mediados de los 80, que fue portada en numerosas revistas convirtiéndose en personaje mediático, mucho más que ahora, y su imagen fue referencia para la juventud de la época hasta  acabar siendo uno de los mayores iconos del pop español.

Carlos Berlanga abandona a Alaska y Dinarama en el 89 y Olvido decide seguir junto a su eterno compañero Nacho Canut formando Fangoria, un dúo que se decanta, sobre todo los primeros años, por la electrónica.

Con Fangoria empezaron a contracorriente y así estuvieron casi todo los 90, teniendo en alguna ocasión que editarse sus propios discos, hasta la publicación de “Una Temporada en el infierno”, álbum reconocido como uno de los diez mejores que se hicieron por estos lares en los años 90.

A finales del 99 se casó en Las Vegas con Mario Vaquerizo (representante de la artista y posteriormente vocalista del grupo Nancys Rubias). En la ceremonia ella iba vestida de Dolly Parton y él de Elvis Presley, lo que fue una gran sorpresa ya que llevaban 6 meses de novios cuando tomaron la decisión. Poca gente apostó por la relación y unos cuantos años después de convertirse en marido y mujer volvieron a Las Vegas con algunos de sus amigos (Nancys Rubias) y renovaron los votos. Al celebrarse en Las Vegas (Estados Unidos), el matrimonio no era válido en España. Por lo tanto, doce años después, decidieron sellar su amor y se casaron por lo civil  en Madrid en el transcurso del docu-reality Alaska y Mario .

Los últimos 13 años Fangoria ha cosechado éxitos considerables y Alaska vuelve a ser referencia gracias a su grupo, a sus apariciones en televisión, a su mediático marido, a sus declaraciones sobre la industria musical, sobre política, sobre su postura anti-taurina, sobre sociedad y sus colaboraciones con todo aquel que lo solicite y que ella considere poder realizar.

Amiga de personajes de la jet set y del mundo de la cultura, la moda, el cine y el espectáculo, sin distinciones ideológicas o políticas. Musa de los colectivos LGTB, con los que siempre convivió con naturalidad, tertuliana en debates de todo tipo, defensora de los animales, extravagante y cercana, repudiada por algunos y admirada por muchos como nosotros.

Aquella adolescente punky que protagonizó, junto a Carmen Maura y Eva Silva, la primera película de Almodovar, que simuló una lluvia dorada con 15 años, que se tatuó a la travestí Divine en el brazo y que ahora cumple medio siglo en la cresta de la ola: es ahora una señora cincuentona con una vida envidiable, que sigue haciendo lo que quiere y lo seguirá haciendo.

Por muchos años más: felicidades Olvi !!!

 

 Alaska,a mediados de los 80, en el programa “La bola de cristal”
Share