After The Rain

now browsing by tag

 
 

After The Rain: «La mayoría de canciones de la historia hablan de amor y desamor». Entrevista en un otoño pandémico.

Mientras preparábamos la entrevista se nos pasaron muchas cosas por la cabeza. Cómo estaba todo en general a causa del coronavirus y como afectaba esto a bandas que, ya de por si, lo tienen más complicado por estar tan lejos de la música imperante. No solo del mainstream propiamente dicho, si no de los circuitos de la música independiente tan oficial como la comercial.

También aclaramos directamente a la banda, ya antes de empezar y casi a modo de spoiler que, aunque no se lo crean, no nos sorprende nada lo de Paradise Lost.

Agradecemos la excelente disposición de After The Rain.

La primera pregunta es casi obligada: ¿cómo os ha afectado la pandemia de cara a vuestro proyecto?

Bueno, nos ha afectado sólo en parte. Somos un grupo que toca bastante en directo y, obviamente, nos habría gustado presentar el nuevo EP. De hecho, ya había conversaciones para hacerlo. Pero también la gente ha recibido muy bien nuestro nuevo trabajo y estamos muy contentos por ello. Así que ha habido una de cal y una de arena.

Podemos imaginarnos todas vuestras influencias dentro del synthpop, el post-punk o la música electrónica, pero además de lo obvio, que o quienes influyen en las composiciones de la banda?

(YUN) Yo soy muy fan de Paradise Lost, que es un grupo de rock bastante potente y, aunque no os lo creáis, me han influido mucho a la hora de componer. Y a los dos nos gustan mucho The Beatles, por su manera de entender el pop, con esas armonías vocales tan chulas. También ellos están presentes de alguna manera en nuestras canciones.

¿Que bandas actuales afines a vuestra onda os gustan? ¿Podríais elaborar un Top 5 de bandas extranjeras y otro a nivel estatal?

Es complicado elegir sólo 5 de cada, porque nos gustan muchísimas bandas, pero por citarte algunas actuales:

EXTRANJERAS: 1.- De/Vision / 2.- Mesh / 3.- Apoptygma Berzerk / 4.- Drab Majesty / 5.- She Past Away.

NACIONALES: 1.- Culture Kultür / 2.- Presumido / 3.- Cycle / 4.- ITCN / 5.- Serch.

Hablemos de vuestro disco “Five ways to love & hate”. ¿ Porque habéis decidido el formato EP en lugar de un largo y como ha sido la elaboración del mismo?

Básicamente, porque somos más lentos que el caballo del malo y no nos ha dado tiempo a terminar un álbum completo. Nos gustaban mucho los temas que estábamos haciendo y queríamos compartirlos con la gente, que supieran que seguimos vivos y con ganas de hacer cosas. Por eso hemos publicado este EP. Pero seguimos componiendo y nuestro tercer disco llegará en algún momento, no sabemos cuándo.

La elaboración ha sido muy relajada, como siempre. Hemos trabajado toda la programación intercambiando cientos de e-mails y whatsapps y luego hemos grabado en nuestros estudios caseros los instrumentos reales: voces, teclados, guitarras y bajo.

¿Que es lo que necesitáis comunicar o expresar con este nuevo trabajo, cuál de las cinco canciones lo expresa de forma más clara?

Musicalmente, que somos muy abiertos de mente y que lo mismo podemos hacer un tema muy Tecno-Pop años 80, que un tema cercano al Future-Pop o una balada melancólica y oscura.

En cuanto a las letras, nuestras canciones hablan básicamente de sensaciones y sentimientos. Necesitábamos contar aquello que nos ha afectado más en los últimos tiempos: el amor, el odio, la lucha, el desánimo, la alegría, la tristeza… Lo que viene siendo la vida misma.

Quizás el tema que lo exprese de manera más clara sea el que abre el EP: “Game Over”.

¿Esperáis una proyección internacional cada vez mayor? ¿es por ello que cantáis en inglés?

Cantamos en inglés porque nos sale así de forma natural. No hay ninguna pretensión de llegar a más o menos público. Pero es cierto que tenemos mas tirón en países como Alemania o la costa este de Estados Unidos, que en España. En cualquier caso, no nos quejamos para nada. Aquí nos sentimos respetados y queridos.

¿No pensáis que el amor y el odio son conceptos muy manidos en las canciones?

Seguramente sí, pero nosotros intentamos darle un enfoque diferente, para que no resulten como tal. No sé si lo lograremos. La mayoría de canciones de la historia hablan de amor y desamor. La cuestión no está en de lo que hablan, sino de cómo se habla. Creemos que nosotros tenemos una manera bastante personal de hacerlo, pero eso tiene que decirlo la gente y no nosotros.

¿Hacia dónde creéis que camina vuestro sonido? Notamos en algún momento acercamientos al future pop.

Como te decíamos antes, somos un grupo con la mente muy abierta y nos dejamos llevar cada vez que hacemos un tema nuevo. Habrá veces que sonemos más Future-Pop y otras más Synth-Pop; a veces más ochenteros y otras más “dosmiles”; a veces más luminosos y otras más oscuros… No tenemos pensado dirigir nuestro sonido a un estilo concreto. De hecho, los temas que estamos haciendo en este momento, tienen todos diferentes influencias y son bastante diferentes entre sí.

¿Cómo veis la relación de los sellos discográficos independientes con las bandas eternamente emergentes? ¿Es mejor contar con ellos que la cacareada y liberada autoproducción que nos querían vender hace una década?

Nosotros publicamos nuestro primer disco con una pequeña productora española y el segundo con un pequeño sello ruso. Es cierto que ambos pusieron el dinero para su publicación, pero ninguno nos apoyó demasiado a nivel promocional y tuvimos que buscarnos nosotros la vida, para que After The Rain tuviera una mínima repercusión dentro de la escena (si es que la hay).

Somos conscientes de que un sello independiente no tiene recursos económicos para que suenes y estés en todos lados, pero creemos que con ilusión, cariño y creyendo en la banda, se pueden conseguir cositas, aunque sea a pequeña escala.

A estas alturas, la verdad es que nos preocupa bastante poco quién vaya a publicar nuestro tercer disco, el día que lo tengamos listo. Sabemos que, lo haga un sello o lo hagamos nosotros mismos, nos tocará seguir tirando del carro.

¿Cómo veis la escena de estilos afines a vosotros? ¿Existe realmente o está diseminada entre diferentes tejidos socioculturales relacionados con reductos de ocio nocturno, redes sociales o la industria discográfica más indie por no decir amateur?

Bueno, tal vez sea un poco de todo lo que dices. Nosotros somos de Madrid y hay una pequeña escena electrónica y oscura muy voluntariosa, pero falla lo de siempre: el público.

Por otro lado, hay mucho programador informático, con muy pocos o nulos conocimientos musicales, que se creen que por poner cuatro loops y cuatro secuencias y cambiarlas el tono, eso ya les convierte en super-artistas.

No es que nosotros seamos unos virtuosos (ni muchísimo menos), pero somos capaces de defender medianamente nuestros temas en directo, lo cual creemos que es fundamental para darle un mínimo de credibilidad a esa escena (si es que existe).

¿Hay circuitos artísticos, de salas, festivales y medios de comunicación que ayuden a difundir lo que vosotros y otras bandas parecidas proponéis?

En España no hay demasiado, pero algunas salas y algún festival hay. El problema es que tienes que tener un nombre que tenga algo de tirón de público y, a ser posible, a alguien detrás de ti. Si estás solo y no tienes un sello o una oficina de management que te ayuden a pasar la criba, es prácticamente imposible salir del reducido círculo de salas locales.

¿Pensáis que tal vez los jóvenes se han alejado definitivamente de géneros como el vuestro y que hay que enfocarse directamente a un nicho de mercado maduro?

Cuando hacemos canciones, nosotros sólo pensamos en que nos gusten a nosotros. No nos planteamos si gustarán a un público más joven o más maduro. Pero es obvio que bebemos de los 80 y los 90 y que el público más joven está en otra onda. Bueno, peor para ellos (ja,ja,ja…).

¿Qué le diríais a quien decida emprender un proyecto parecido al vuestro?

Que si lo hace por la necesidad de expresar lo que lleva dentro, ése es el mayor de los éxitos. Que cuando no se teme al fracaso, no existe el fracaso. Pero que si lo hace buscando lo que se conoce como éxito y el reconocimiento popular, es mejor que se mire en otro espejo.

Para finalizar ¿qué papel pensáis que tienen los blogs y webzines como nosotros para el panorama musical alternativo en general aunque a veces también hablemos de artistas mainstream.

Creemos que tenéis un papel fundamental en toda esta historia. Si no fuera por espacios como el vuestro, pasaríamos totalmente desapercibidos.

Está muy bien que también tengan cabida los proyectos más mainstream, ¿por qué no? Se trata de que todo aquel que tenga algo interesante que decir, tenga cabida en espacios como el vuestro. Lo importante es no cerrarle la puertas a nadie, por el mero hecho de ser una cosa u otra.

Dicho esto, mil gracias a IBERIA POP por contar con nosotros.

After The Rain se formaron en 2.012 por Yun Díaz (programaciones, guitarras, teclados y voces) y Jose Ícaro (voces, teclados, programación, bajo y guitarras), a la que se une desde 2.016 hasta 2.019 Óscar Andrés (guitarra, bajo y coros).

El sonido de la banda está influenciado principalmente por el Synthpop, pero también por la Darkwave y el Pop-Rock de Vanguardia de los años 80 y 90.

Anteriormente a AFTER THE RAIN, Yun había estado muchos años componiendo y haciendo trabajos de grabación.

Por su parte, Ícaro tiene una dilatada experiencia dentro de la música electrónica y cuenta con varios discos en solitario. Así mismo, ha sido colaborador en estudio y en directo de importantes bandas españolas, como Azul y Negro o Sílica Gel.

Tras publicar varios temas en algunos discos recopilatorios, a finales de 2.015 el grupo edita su primer álbum “Kings Without a Crown” con el sello español Amuza, el cual tiene muy buena acogida por parte del público y de los medios especializados.

A principios de 2.017 fichan por el sello discográfico ruso ScentAir Records, quien se encarga de publicar su nuevo álbum “The Other Side of the Crown”, así como de reeditar su primer trabajo “Kings Without a Crown”. Este nuevo trabajo es aún mejor recibido, si cabe, que su predecesor.

Desde 2.013 y hasta la fecha, han realizado numerosos conciertos por toda España, llegando a compartir escenario con emblemáticas bandas internacionales como Midge Ure (líder de Ultravox), De/Vision, Mesh, The Invincible Spirit o Project Pitchfork.

Share

After The Rain: Entre la luz y la oscuridad.

Muchas y sugerentes sombras es lo que nos trae esta madrileña banda llamada After The Rain. Desde el puro synthpop de su magnífico adelanto, «Cosmic mission», hasta la presentación de su primer álbum «Kings without a crown».

El dúo se forma a finales de 2011 gracias al anuncio que Yun L. Díaz pone en una web musical y al que contesta el cantante José Ícaro. Ambos de sobrada experiencia en varios proyectos anteriores y colaboraciones con artistas como Sílica Gel o Azul y Negro.

Tras cumplir algunos compromisos se centran en la creación del álbum, donde caben influencias evidentes de Mesh (con los que han compartido escenario), Culture Kultüre, New Order, Assemblage 23, Depeche Mode e incluso los Paradise Lost de «Host». Pero antes de publicar dicho álbum con el sello malagueño Amuza Producciones, tienen tiempo de participar en recopilatorios como «Little Book of horrors» o «Reconfigured» sobre la obra del músico Neosynth.

La grabación que nos ocupa empieza directamente con el citado adelanto para pasar a la primera sorpresa acto seguido. «Wir sind After The Rain» estalla como un cañón, no es lo que esperas y te deja pensando si vas a escuchar un disco tecnopop o uno de electrónica con aire experimental. No pasa nada, a sus influencias surgidas del future pop añadiríamos las del primer EBM, que a veces echamos de menos. Después nos tranquilizamos, todo sigue lo esperado de forma grata, con tiempos suaves hasta la explendida «Mirrored eyes».

La segunda sorpresa es volver a oír, después de mucho tiempo, el ya lejano ritmo de un Casio VL-1 y no, no es una versión del «Da, Da, Da» del grupo alemán Trio,  es una trepidante canción titulada «The Target is you» que suma muchos puntos al álbum.

Añaden, como bonus traks, dos solventes remixes de Javi Grex y Cyborgdrive, que no deslucen, como ocurre otras veces, el concepto y calidad general del disco.

Entre la luz y la oscuridad, con mil sombras de varios matices, nos lleva este primer álbum de After The Rain, que aunque puede resultar algo espeso para algunos hacia su mitad, resulta totalmente recomendable para todos en general, en especial si eres seguidor del synthpop más centroeuropeo.

Share

25 grupos de tecno pop y derivados de la new wave que deberías conocer en la Iberia del siglo XXI

Aunque nos consta, que muchos de ellos, no se consideran, ni quieren ser malditos, hoy hablamos de grupos que no salen en los medios convencionales, casi nunca (o rara vez) los escucharas en Radio 3, ni suelen aparecer en MondoSonoro, Rockdeluxe o Jenesaispop.

Situados en “tierra de nadie“ son los denostados por la industria y medios tradicionales e ignorados por las independientes que permiten el viaje del pop a la electrónica, como el acertado caso de La Bien Querida, pero solamente cuando ya eres de los suyos, suenes muy lo-fi, experimental, o tengas una voz limitada y a ser posible algo desentonada.

No se trata de criticar a unos grupos integrados en el mundo indie y que no vamos a nombrar. Las mismas independientes que se lanzaron a publicar a Dorian, Grises o El Último Vecino, que tal vez añoren a Family o Lemon Fly, parecen no darse cuenta que hay mucho más donde rascar.

La misma industria que, afortunadamente, aún sostiene las carreras de Fangoria y OBK olvida valores que merecen su pedestal como Niños del Brasil, Azul y Negro, Aviador Dro o Santuario.

Bandas emergentes con líderes que llevan, en algunos casos, más de 20 años en esto, tienen que luchar contra viento y marea para apenas hacerse escuchar o conseguir algún concierto, mínimamente relevante, a pesar de que, habitualmente, suenan mejor, poseen mejores voces y sus producciones están a la altura de muchos de los grupos que tienen en catálogo las pequeñas o grandes independientes

Son hijos de aquellos sonidos sintéticos surgidos en la segunda mitad de los 70 y que triunfaron en el primer lustro de la década siguiente. Algunos melódicos cercanos a OBK, otros a Alaska y su saga, muchos admiradores de Depeche Mode, Kraftwerk, New Order, OMD, Gary Numan o Pet Shop Boys, otros más oscuros se dejan influenciar por estilos como el post-punk o el EBM. Pueden llamarse Ovni, Orange Broek o Destino Plutón y experimentan con sus ordenadores emulando a los pioneros desde su home studio, cómodamente, con más medios digitales a su alcance, pero con la misma incomprensión por parte del público, los medios y la industria.

A continuación os dejamos una relación de 25 bandas, clickando sobre su nombre accederéis a sus vídeos o audios más importantes.

Si pensáis que se deberían añadir nombres a esta lista, sólo tenéis que ponerlos en los comentarios, con su enlace incluido si así lo queréis.

LOS CORAZONES DE LOS ORDENADORES LATEN CON FUERZA: ATENTOS AL FUTURO.

AFTER THE RAIN : La nueva revelación, synthpop puro en inglés.  Su nueva canción «Cosmic mission», sencillamente de lo mejor del año.

SÍBARIS : Liderados por Albert Isasi, perdidos entre el tecnopop oscuro y la canción ligera. Influenciados por lo dark, lo glam, la música disco, el rock y la electrónica. En breve lanzarán 3 ep’s con versiones variopintas.

DESTINO PLUTÓN : La gran sorpresa tecnológica a lo cold wave. Frialdad maquinal de corazón caliente: «Corbatas, trajes y superpoderes», un tema imprescindible.

ORANGE BROEK : Igual de maquinales, aunque algo más pop con alguna solvente canción en catalán, además del resto en castellano. Trovador technopop, compositor de canciones eléctricas

OVNI : Síempre fiel a los dictados del synthpop y coherente con sus grupos preferidos. Su tema «Quién» hace un retrato social del mal momento histórico que vivimos. Altamente recomendable.

CAÓTICO : Elegancia melódica para oídos sensibles y ritmos synthpop sin fisuras. Ya tienen listo su segundo álbum «Insert Coin»

RATIO : Canciones sin complejos. Rock electrónico de potentes bases  influenciados por el punk sin olvidar el pop ni la oscuridad. Su último trabajo «V» lo dice todo.

VÍCTIMAS DEL DESEO : Synthpop al sur de Iberia. Producción de gran fuerza y calidad, «Sin control» una canción que no te debes perder.

NEOFORIC : El legado ibérico de los Pet Shop Boys más bailables. Su futuro primer álbum va a ser una sorpresa para muchos. No los pierdas de vista.

REDDO ROJO : Creador en Neoforic. Sufre de incontinencia compositiva y vomita canciones, también en solitario, como «cantautor» tecnopop de melodías brillantes.

CONMUTADORES : Otros que cantan en Inglés, gran veteranía y buena producción desde Sevilla para el mundo «I want to see» ya es un clásico.

LEBLOND : Ritmos bailables, voz reconocible y letras ingeniosas. Un grupo en constante producción. Sus vídeos no pasan desapercibidos.

MARALIAN : Las aventuras de Neosynth  y sus amigos en unas destacables y limpias producciones de synthpop melódico con ritmo contagioso. 

FURTIVA : Juan Pedro Garcia y Raul Cancino mezclando synthpop, pop rock y electrónica como en «Lluvia ácida» y «Sólo un segundo». A tener en cuenta.

SELF DELUSION : Aunque sus trabajos ven la luz de forma espaciada. La banda catalana siempre acierta con su synthpop clásico y efectivo.

KILL BILL G : Perversión desmedida, pasión delirante, terror EBM y acidos miembros encantados con la experimentación y remezclas para bailar sin parar «Se que estás muerto (Sinestesia Redux)» escalofriante y genial.

LA BROMA NEGRA Veteranísima banda proveniente del rock que reapareció con la electrónica y una personalidad muy épica, fuerte y oscura. Últimamente afirman que «Franco tenía un polvo», contra gustos…

VÍCTOR LEFREAK : Dicen que su voz es limitada, no importa! alguien capaz de hacer algo tan sublime y delicado como «Adiós» merece un puesto de honor. «Ser unicelular» también puede ser muy interesante.

MADE IN PRIDE : Parecen cualquier otra cosa menos un grupo tecnopop, pero prejuicios aparte: su calidad es notable, no te dejes guiar por lo aparente, en esta banda de Murcia hay mucha tela que cortar.

LAS TRES CARAS DE JUDAS : Otros veteranos con aires de oscuridad y profundas canciones, también, como otros, de Sevilla. Sin pretensiones, con las cosas claras y una calidad importante.

CODE-M : Banda malagueña que mezcla pop-rock y electrónica, «Sólo me voy» es una excelente muestra de su potente propuesta.

SÍLICA GEL : El proyecto de Alberto Palazon sigue con sus canciones, un tanto melódicas, con su synthpop que mira por momentos al future pop desde los albores del presente siglo y que ya es casi un referente.

DE NEW TECHNOCRATS  : Modernos y estilosos como su música, en mejor sintonía con la indietrónica que con el synthpop más clásico. «Maybe a Surprise Retrobit» es su insignia actual.

THE SPROJ3CT : Desde Valencia y de forma autodidacta, canciones totalmente electrónicas y versiones de los grandes clásicos tecno pop ochenteros.

DARK DREAMS PROJECT : Banda principalmente instrumental procedente de Girona que también trabajan bandas sonoras para cortometrajes o documentales.

Share