Revolución: OBK juega descaradamente con el dance y el dubstep más comercial manteniendo la marca de la casa

OBK-Revolucion-tracklist

Tenemos que admitir, que a la primera escucha, el nuevo álbum de OBK: “Revolución”, primer disco en solitario de Jordi Sanchez sin su eterno compañero, Miguel Arjona, no nos convenció nada.  A partir de la segunda, nuestra opinión ha mejorado considerablemente, pero ni de lejos pensamos que éste disco llegue a la altura de su predecesor “Ultimátum” ni a la calidez de sus primeros álbumes.

El acercamiento tan evidente a la música de baile comercial nos parece tan agobiante como las últimas producciones de David Guetta o Juan Magan. ¿Que será lo próximo, un dúo con Pitbull?.

Aún así y si rebuscas bien entre la orgía de sonidos podemos encontrar algunos buenos momentos como “La contraseña” o la canción ligera modernizada de “Lo tomas o lo dejas”. El single “Revolución” con ese guiño (por llamarlo de alguna manera) al “Route 66″ en la versión de Depeche Mode o  “Nunca volverás”, de lo mejor del disco.

Mención aparte merece “Bésame hasta morir”: una trepidante canción con una base muy potente, pero una letra de amor colmada de tópicos que no acompañan, a nuestro entender, su lograda instrumentación. Se nota aquí, y en muchas canciones, la falta de Miguel Arjona en los textos.

Lo peor del álbum: la producción actualizada hacia la dance music comercial, especialmente en canciones como la insulsa “Elaine”. El resto de temas transcurren sin más novedades reseñables en un disco muy esperado por los fans.

Ya se veía venir después de aquel “Promises” hacia donde caminaba Jordi. En cualquier caso, está en el derecho del músico experimentar lo que necesite y nosotros esperaremos momentos mejores.

Estamos seguros que los tendrá y que su pequeña ciudad, Sant Feliu de Llobregat, seguirá dando música al mundo.

Share

Deja un comentario