Mágica noche con Raphael en el Liceu de Barcelona

La pasada noche hicimos algo que teníamos que haber hecho hace mucho tiempo: asistir a un concierto del cantante Raphael, que lleva ya, más de medio siglo de carrera.

Dicen que un concierto es una experiencia vital y que algunos no se olvidan en la vida. Bien: pues lo que presenciamos anoche en el Gran Teatre del Liceu, no fue algo fácilmente olvidable. El Niño de Linares nos deleitó con una actuación arrolladora, repasando sus grandes éxitos y canciones de su repertorio más íntimo. Rompió cristales, vasos… estrello taburetes, se desgañitó, lloró…

Se dejó querer, ante un público entregado, cantando y diciendo que volvería al Liceu muchas veces más. Raphael interpretó su repertorio durante casi 3 horas sin apenas descanso, tan solo el que le permitía sentarse en algunos temas, especialmente los más tranquilos.

Al final nos declaró su amor y nos encantó despidiéndose con «Como yo te amo», dejando al publico en pie aplaudiendo satisfecho.

«De amor & desamor», es el álbum que presenta en esta gira. En el que ha regrabado 15 de sus temas con arreglos actuales. Joyas de la corona de su extenso repertorio como «Qué sabe nadie», «Ámame», «Será mejor», «En carne viva», «No puedo arrancarte de mí», «Desde aquel día», «Frente al espejo» o «Provocación».

Para la historia, queda ya, su gran triunfo en el festival Sonorama de Aranda de Duero del pasado agosto, compartiendo canciones con Niños Mutantes y Miss Caffeina. En Barcelona el público era más maduro, pero no exento de algún «moderno» ni de medio jóvenes que acompañaban a sus padres y disfrutaban más que ellos.

A sus casi 72 años, Raphael sigue siendo, y aún en forma, una de las mayores estrellas musicales que ha dado Iberia. Digan lo que digan los demás.

 

Share

Deja una respuesta