La banda madrileña, La Ley Mantua, siguen con su “Calma”

Caratula Calma

La Ley de Mantua es un grupo de rock madrileño que nació en el año 2003. Con influencias de bandas como Muse o Héroes del Silencio (especialmente en algunos giros de la voz), siempre buscaron su propia personalidad, esa que les hiciera sonar frescos y emotivos a la vez, algo que queda claro en toda su discografía.
En el año 2012 ganan el concurso Viñarock y graban su primera maqueta. Ese premio les permitió compartir escenarios con bandas
importantes dentro de la escena de nuestro país. En agosto de 2016, se adjudican el primer premio del Concurso de Rock Villa de Laredo. La noticia se hace eco en diversas publicaciones del norte de  la península ibérica.

A finales del año 2013 y tras haber tomado parte en diversos festivales nacionales y haber tocado en multitud de salas, la banda graba “El Origen De Todas Las Tormentas”, su primer disco de estudio. La producción correría a cargo de Iker Arranz. Aquel trabajo facilitó que la emisora de radio Kiss FM se fijara en ellos y les fichara para la gira nacional que llevó a cabo durante aquel año por todo el país. Aquella experiencia inolvidable, les colocó en los ojos y odios del panorama musical del público patrio. En Octubre de 2016 la banda publica “Calma”, un trabajo inspirado en toda su experiencia de directo fraguada en los últimos años y en las vivencias recopiladas en todo este tiempo. En esta ocasión, vuelven a repetir con Iker Arranz y apuestan por un trabajo más intenso, con una orientación más independiente y alternativa y una carga emocional superior, si cabe, al resto de sus trabajos. La presentación de este trabajo tiene lugar en la mítica Sala Arena de Madrid con una afluencia masiva de público.

Con la voz de Alejandro como motor principal del proyecto y unas canciones enérgicas y contundentes, el grupo sigue ganando enteros en su empeño por hacerse un hueco entre las grandes bandas del género a nivel nacional e internacional. Un disco lleno de riffs elegantes y ocurrentes, con estribillos que bajan en velocidad y suben en intensidad y por encima de todo, con canciones honestas y muy personales, pero sobre todo, consecuentes con el sentir de los miembros que conforman un grupo, que rebosa calidad por los cuatro costados.

Share

Deja un comentario