Extrapolaciones, respuestas y división de opiniones para los fans de Fangoria

Las redes sociales del entorno musical afín o cercano a Fangoria arden con la publicación del segundo volumen dedicado a la versiones de los últimos 30 años que coinciden desde la formación del dúo tras la disolución de Alaska y Dinarama.

Podríamos decir que hay dos bloques de fans: los de antes del éxito de «Dramas y comedias» y los que se apuntaron al carro en este momento con el lanzamiento de «Cuatricomía» despues de un irregular «Absolutamente» que no convenció a casi nadie del todo, pese a tener joyas como «La edad de hielo». Desde las colaboraciones de nuestro admirado Guille Milkyway se nota un desequilibrio entre la luz y la oscuridad de un proyecto que siempre ha sido gestionado sin complejos por Alaska y Nacho Canut y a pesar de haber trabajado con otros productores, como Jon klein, las canciones más promocionadas han sido las elaboradas junto a Guille.

Iberia Pop podría entrar en el bloque de los fans clásicos, los de siempre, los que compraban los «Vulcano» cuando no lo hacía casi nadie, aún así, un buen puñado de canciones de los últimos discos siguen encandilándonos, como la versión de Parade «Metaluna» o la maravilla de «Disco Sally», que es de lo mejor de su carrera.

En este álbum que nos ocupa, «Extrapolaciones y dos respuestas», más que ser pobre, manido o vulgar como dicen algunas voces, es aséptico. Realmente no nos gusta la versión ultra-comercial y excesivamente actual del «Soy yo» de Marta Sánchez y tampoco nos acaba de cuadrar la de Ríos de Gloria y su «Desafíame» con una producción muy coqueta, con gusto, pero que no nos pega para un grupo como Fangoria.

Sin embargo, encontramos bastante encanto en la versiones de Dorian, «Los Amigos que perdí», El Columpio Asesino, «Toro» (aunque echamos de menos enormemente la guitarra que hacía Jesús Horror en directo), «Eres tan travestí» de La Prohibida o el extraño «Mentalismo» de Astrud. Mención aparte merece «Reinas» de MS Nina & King Jedet que, a nuestro entender, esta bien realizada, pero descoloca muchas veces y perturba muchas otras. Las respuestas no decepcionan: especialmente «Un boomerang», con ese videoclip a lo «Dinastía», que no apasiona, pero que entra muy bien.

Por lo demás versiones de Hidrogenesse, Joe Crepúsculo, Nancys Rubias, Camela, Chico y Chica, o el guiño a La Casa Azul, gran inspiración de la pareja en los últimos tiempos.

Nosotros seguimos criticando el sonido excesivamente enlatado y la falta de las guitarras que también acompañaron su electrónica en el pasado.

Fangoria siempre serán un gran referente, de hecho toda la carrera de Alaska y Nacho Canut lo es y aceptaremos lo que venga, pero nuestra opinión de fan es ésta y sólo ellos la pueden cambiar.

Share

Deja un comentario