El quinto álbum de Ratio se llama “V”

Ratio V

Según dice su hoja promocional: Ratio nace en 2001 como uno de los primeros exponentes del rock electrónico “hazlotumismo” nacional. La idea surge de mezclar los conceptos del rock y el punk con bases electrónicas y nuevas tecnologías.
El grupo cuenta con 5 discos publicados: “Interface” (2003), “Unreal” (2004), “Reset” (2005), “E(static)A” (2007) y el recién publicado “V”, los tres primeros en inglés y los dos últimos en castellano.Sus temas han aparecido en películas (Yo puta, Padres de papel), cortometrajes, campañas de publicidad (Tour de Francia, Sol Musica) y han colaborado en campañas como Salvemos la Noche, reivindicando la bajada del I.V.A: cultural, con presencia en los principales medios de comunicación del país.

Nosotros, desde la primera a la última escucha, la sensación es la misma: el disco es de lo mejor que hemos oído este año pero se hace largo. No es que las peores canciones sean malas, ni mucho menos, es que hay un desnivel enorme entre las canciones contagiosas y el lado oscuro de Ratio, que se intuye y que no es nada malo, todo lo contrario.

Lo que ocurre es que la obra se puede separar en dos mitades: las siete primeras canciones y las siete siguientes. Empiezan con una notable introducción a lo Alan Parsons Project, tensa y expectante como las de Pink Floyd, que no es más que la entrada de “Vivir en mis sueños” , una trepidante canción de base tecno pop, con guitarras gruesas y acertadas. Siguen con el redondo y pegadizo single “Sólo una vez más” donde la voz pop-rockera de Miguel Enjuto brilla con luz propia en un tema que debería ser conocido, al menos por el aficionado medio.

Destacan también fantásticos cortes como: “Eléctrica” (gran estribillo), el ochentero, aunque de sonidos actuales “Abre los ojos” y “A mil años luz”, totalmente cercana al rock.

Pero a partir de la octava canción, la cosa cambia y el pop-rock, de base tecno, fresco y exuberante se tiñe de cierta oscuridad que pasada la mitad del álbum puede resultar confuso y espeso, eso no significa que sean canciones menores, nada de eso, sobre todo “Mi perdición” otro de los mejores momentos del disco.

Tal vez con menos canciones, o mejor, para no desechar ningún tema, un orden más adecuado, alternando lo más oscuro con lo más pop daría, a este “V”, mejor resultado si cabe.

Otro grupo poco conocido, con canciones que podrían estar en el mainstream más atrevido o en el indie más desprejuiciado al igual que otras bandas de la escena, como Fominder o Síbaris, que no tienen problema en mezclar tecno pop con rock, con bases bailables o con sonidos retros o actuales, según les convenga y al mismo tiempo amar las guitarras sin creerse el Jimi Hendrix de turno.

Apoyo total de Iberia Pop para los grupos que mantienen el estilo desacomplejado de Ratio y no siguen las pautas más establecidas.

Share

Deja un comentario