El mágico nuevo álbum de La Bien Querida

portada PNA 622094_4918629566914995627_n

La nueva obra de La Bien Querida, pues obra es la mejor palabra para definir este álbum, resulta de un encanto mágico, casi esotérico, con momentos cercanos al terror. “Premeditación, Nocturnidad y Alevosía”, que en realidad se había publicado repartido en tres Ep’s, conformando un todo, que une sus portadas hechas sobre una cuadro de la propia Ana, sus videoclips y sus canciones en una obra total, recrea paisajes oscuros y momentos de luz matinal.

Imágenes inquietantes, como las que provoca una novela de Stephen King, en su particular descripción de Maine, con mucha tierra, mucho bosque, brumas, oscuridad, carreteras secundarias, almas perdidas, obsesiones… nocturnidad. Pero también hay momentos luminosos y épicos como en la majestuosa “Muero de amor”, con esa mezcla de tecno pop primigenio y canción ligera que funciona y llega a la primera, a pesar de cierta pomposidad sinfónica, que la verdad, no entorpece en nada.

El estilo sigue siendo, en gran parte lo que marcó el giro electrónico efectuado con “Ceremonia”: krautrock, tecno pop, post-punk… ruidismo y ternura pop vocal, con letras que van, desde el absoluto desamor a la crueldad, pasando por sus claroscuros habituales, la religión o lo existencial, poniendo énfasis en las atmósferas y en una producción cada vez más conseguida, sin olvidar su momento palmas.

Un álbum sorprendente, lejano ya de aquel “Romancero”, que muchos apuntan ya, como el mejor de su trayectoria.

Share

Deja un comentario