Entrevistas

now browsing by category

 

Presumido: “Las cosas buenas ocurren siempre cuando estás en movimiento”

IMG_2312

Entrevistamos al dúo gallego de pop electrónico Presumido.

Influidos por los clásicos del techno pop (o synthpop) y por todo el ruidismo de bandas, menos clásicas y más experimentales si cabe, nos hablan de su sonido, de sus referentes, de su álbum “Vendetta”, del negocio de la música y de su particular “Ilíada”: una ePOPeya que parece acabar en un destino feliz. Esperamos  y deseamos que no  sea fugaz.

¿De dónde sale la idea de crear un grupo synthpop cuando parece que, al menos en este país, no interesa a casi nadie, salvo los grandes del género? Nos ha salido de forma natural. Estábamos aburridos de guitarras, baterías y demás instrumentos convencionales. Queríamos hacer buenas canciones de pop arropadas con texturas mucho más ricas e interesantes que las que solemos escuchar por aquí. Empezamos a tantear tímidamente con sintetizadores, cajas de ritmos y software… y de repente nos vimos totalmente enganchados a ese mundo infinito de posibilidades. 

Hay grupos de synthpop y/o derivados, como los que mencionamos en la reseña (y probablemente no conozcáis) de vuestro álbum “Vendetta” que, apenas sobreviven en la autoedición o en sellos ultrapequeños, y aún así, algunos tienen varios discos ¿Cómo ha sido vuestro camino, o que rutas habéis seguido para llegar a la repercusión que empezáis a tener? Pues sinceramente, os agradecemos esas referencias que habéis mencionado en la reseña, la gran mayoría no las conocíamos y hemos descubierto algunas cosas muy interesantes. Aunque sinceramente, no hemos encontrado en ellas puntos en común con nuestro trabajo. Respecto a nuestra particular “Ilíada”, hemos seguido el proceso natural: una vez teníamos el disco grabado lo empezamos a enviar a sellos y agencias multinacionales, después sellos más independientes y finalmente hasta lo más underground que os podáis imaginar… Recibimos unas cuantas respuestas de agencias y sellos independientes, en su mayoría opinando muy positivamente sobre nuestro trabajo y acabando casi todas mandándonos a la mierda muy elegantemente (suponemos que son respuestas estándar… jajaja). Music Bus siempre fue una de nuestras prioridades precisamente porque apuestan por esos grupos que están haciendo cosas que “supuestamente no interesan a nadie” pero que muchas veces acaban demostrando que interesan a miles de personas. Cuando se empezó a enterar la gente (no sabemos cómo, la verdad) de que estábamos a punto de entrar en esta agencia vinieron a nosotros algunas multis y varios sellos y agencias más o menos independientes. Su tren había pasado jajaja…

Nos gustaría destacar que creemos que lo más importante en todo este proceso ha sido no parar de trabajar ni un sólo día. Trabajábamos como si lo fuésemos a tener todo aunque no tuviésemos nada. Trabajábamos como si fuésemos un grupo gigante aunque fuésemos muy pequeñitos… por eso también, nos construimos nuestro propio set de luces artesano y los elementos escenográficos que llevamos en directo. Las cosas buenas ocurren siempre cuando estás en movimiento
Hay quién os definen como unos Depeche Mode en castellano pasados de rosca, sin embargo algunos fans de los británicos que conocemos ponen cara de estupefacción ante tal comparación. ¿Pensáis que esta comparativa es acertada? Más que acertada es relativa. Por un lado nos gusta que en la reseña mencionéis el “Exciter” ya que junto con “Ultra” son nuestros discos favoritos de DM. Por otro, somos totalmente conscientes de que ni los colores, ni las texturas, ni las líneas de voz ni… un millón de cosas son ni parecidas a ellos. Sin embargo, hay algo por encima que compartimos con ellos: Son un grupo de pop oscuro, intenso y basado en el lenguaje electrónico. Teniendo  en cuenta estas características, cuando decidíamos qué etiqueta nos colgábamos, pensamos… ¿cómo se autodefinen Depeche Mode? Respuesta: tooooda la vida como synth pop. Presumido hace canciones pop oscuras, elaboradas, intensas y con herramienta electrónica, así que dijimos: “pues nos ponemos la misma etiqueta”. 
En vuestro haber, existen relaciones con grupos tan dispares como Aerolíneas Federales o Los Piratas ¿Qué os han aportado dichas formaciones, tan diferentes a la vuestra, al proyecto actual? Cuando éramos niños nos comíamos el bocata de Nocilla, al llegar del cole, mientras veíamos un conocido programa de la Televisión de Galicia en el que gran parte de la música era de Aerolíneas, así que estamos unidos a ellos desde bien pequeñitos. Además de haber girado recientemente con Aerolíneas Federales como músicos de directo, son una de las bandas españolas que más nos han apoyado. Nos quieren muchísimo y les encanta Presumido. Acudimos a ellos muy frecuentemente a consultarles dudas y siempre nos han ayudado con espíritu casi paternal. 
Respecto a Los Piratas, tenemos una buena relación con Iván Ferreiro y quedamos muy a menudo con Paco Serén y Pablo Álvarez en el estudio de Paco (que está al lado de nuestro local de ensayo). La semana pasada estuvimos colaborando en una producción de Paco, mientras ellos también grabaron todos esos sonidos hindúes que hay en nuestro disco. Estamos aportándonos continuamente. Pero quizás lo más importante de todo es la figura del tristemente fallecido Hal9000, batería de Los Piratas y persona fundamental en el desarrollo tanto personal como musical de Nacho.
Decís que sois un puente entre la música electrónica del pasado y la del presente ¿Qué hay de pasado y qué de presente en vuestro álbum? Somos primerizos en el lenguaje electrónico por eso hemos tenido que acudir a los papás de la música con sintetizadores para asimilar cómo se construye desde abajo y entender qué es lo que hace ahora mismo gente como Apparat, Arca, Bjork o Telefon Tel Aviv. Ese pasado “clásico” podéis verlo en las intros de canciones como “Necrotú y yo”, “Animal Collective”, “Ahógate”... y el punto más contemporáneo en la parte final de “DEP”, en las estrofas de “Caigo y me levanto”... y todo el resto del disco juega un poco a construir ese puente del que hablamos. Seguimos estudiando y entendiendo a los “contemporáneos” y veréis una gran evolución en el siguiente disco, prometido.
Siguiendo con el tiempo ¿hacia dónde creéis que camina el synthpop de Presumido y el del resto de bandas ibéricas? Nos atrevemos a “profetizar” que dentro de unos años habrá bastantes más grupos de synthpop en España. En Estados Unidos ha vuelto a calar muy fuerte este estilo en la escena underground y aquí esas tendencias por norma general llegan unos 4 o 5 años más tarde. Por otro lado, ya tenemos prácticamente compuesto el segundo disco. Es mucho menos clásico, quizás un poquito más homogéneo y estamos seguros que hemos ganado en frescura y elegancia. Nos sentimos muy inspirados. 
¿Veis plausible un festival synthpop al margen del mundo indie, del universo mainstream y de formatos tan globales como el “Sónar”?
 De momento lo vemos algo poco probable. Sinceramente, creemos que eso sería un coñazo! Aunque tal vez sería uno de esos pocos sitios en los que no nos miraran con extrañeza… jajaja. Nosotros hacemos POP con instrumentos electrónicos y no creemos que sea necesario acotar tanto las propuestas estilísticas de un festival. 
Encontrar ese equilibrio entre el ruidismo de Aphex Twin y expresiones melódicas que nos podrían llevar a unos Pet Shop Boys en los casos más bailables o a unos primerizos OMD en los momentos experimentales ¿es algo natural o ha sido forzado con trabajo extra? Ha sido totalmente natural y muy divertido. Normalmente el proceso comienza en esa parte “Pet Shop Boys” que podríamos decir que es la armonía, la melodía de voz y la letra… vamos, lo que es la canción pop. Y después empezamos a probar y probar cacharrada por encima hasta que estamos satisfechos con el vestido que le hemos hecho. Como decíamos, el disco ha sido muy divertido de grabar ya que probábamos un montón de cosas y al final se le daba forma en el proceso de mezcla, escuchando todas las posibilidades y eligiendo los instrumentos o anti-instrumentos que más nos gustaban, así como las diferentes ejecuciones y líneas que grabábamos con cada uno de ellos. 
En los últimos tiempos, parece que las grandes estrellas del rock y el pop han pasado un poco a la historia y que se lleva en muchos casos ese rollo de artista cercano o a veces como ausente, ese artista que podría ser tu vecino de arriba ¿Ya nadie quiere ser como Bowie, Tino Casal o Robert Smith? ¿Qué importancia tiene para vosotros la estética y la personalidad del artista en éste sentido y cuales son vuestros referentes? Pues sinceramente, creemos que no está reñida una cosa con la otra. Hemos compartido a lo largo de nuestras vidas escenario con gente de primera línea mundial y en muchos casos nos hemos encontrado con gente tremendamente humilde, divertida, empática… Pensamos ahora mismo en Ben Harper y un concierto en el que no dejaba de preocuparse constantemente por el bienestar de sus teloneros, en Franz Ferdinand  que nos invitaron a una fiesta privada en San Sebastián en la que pinchaba Daft Punk y al final pasamos de eso y nos fuimos a beber vinos caseros a bares de viejos… Quizás menos popular, pero no por ello menos grande, hemos estado hace unos meses con Joshua Eustis en Londres (productor de Apparat, único miembro vivo de Telefon Tel Aviv, músico de Nine Inch Nails…) y es un tío de la impresionantemente riquiño…
Salta a la vista que la estética y la personalidad en nuestro proyecto son fundamentales, pero no son más que nuestra estética e identidad personales antes de Presumido.
Nuestros referentes estéticos… siempre nos gustó esa estética The Cure. Sólo tenemos ropa negra! jajaja… Y en cuanto a personalidades… sinceramente, nuestros referentes se salen de lo musical. Nos apasiona gente como  el astronauta recientemente fallecido Edgar Mitchell, Félix Rodríguez de la Fuente, algunos líderes religiosos… y en general las personas apasionadas y diferentes que han hecho temblar paradigmas tradicionales en sus respectivas disciplinas. 
En el escenario echamos de menos los grandes frontman que lo dan todo ¿Como es vuestra propuesta escénica y vuestra comunicación con el público? Ese “darlo todo” es muy relativo. Hemos visto a los cantantes de Prodigy perder 2 tallas de pantalón en un concierto y por otro lado a Robert Smith totalmente estático dirigiéndose al público una vez tan sólo, al final del concierto, para hacer una tímida reverencia con la mano en el pecho, transmitiendo un agradecimiento y conexión con el público totalmente sublime.
Nosotros de momento lo estamos planteando en un formato cara a cara entre los dos, de perfil al público, intentando empatizar y transmitir a los presentes a base de transferir todo ese flujo de emociones y sentimientos que estamos trapicheando continuamente entre los dos miembros de Presumido sobre el escenario. No es fácil, pero sí muy honesto y sincero. Hemos construido un sistema artesano de luces con elementos de iluminación de oficina y jardín totalmente sincronizado y automatizado. A veces también llevamos visuales, pero según el lugar mola o no. Y debemos destacar que Baltasar Patiño, uno de los mayores escenógrafos e iluminadores de España se ha enamorado de nosotros y está haciéndonos un diseño escenográfico elegante y minimalista para integrarlo en nuestro show. Esperamos poder presentarlo pronto.
De todas formas, estamos constantemente ensayando, probando, sometiendo a prueba todo lo que se nos plantea como mejorable… así que podemos decir que todavía nos estamos buscando en este sentido.
Hace poco en un concierto bastante importante y lleno de gente, nos dio por probar el ser bastante interactivos con el público. Nos pasamos y recibimos unos cuantos tirones de orejas… jajajaja. Nos alegramos de que eso haya salido mal  porque no nos sentimos cómodos pidiendo a la gente que de palmas, cante o salte. Nosotros no somos así.
Pensamos que el glamour en el mainstrem, muchas veces es impostado y que en el indie el concepto “cool” del “underground” esta muy domesticado ¿hace falta más glam en la música comparado con las últimas décadas del siglo pasado? A ver, sinceramente creemos que Lady Gaga es una maldita crack y por muy mainstrem que nos la vendan, le sobra talento y glam… jajajaja….
Lo que hacen falta son artistas originales, genuinos, sin miedo a ser únicos. No creemos que sea una cuestión de glam sino de personalidad auténtica y falta de miedo a la hora de defenderla. Vamos a relacionar esta respuesta con la de la segunda pregunta: la respuesta que más veces recibimos en nuestras cartas de presentación a sellos y agencias era “sois la hostia pero nos da miedo intentar sacaros adelante porque no sois ni indies, ni electrónica y vuestras letras son  bastante crípticas”. Cuando Music Bus confió en nosotros y a los pocos días lanzaron nuestro adelanto “Necrotú y yo” se convirtió rápidamente en una canción viral en Spotify llegando a estar de número 1 en virales España. Después de esto la gente que inicialmente dudó del proyecto llamaba a la oficina dando la enhorabuena por el fichaje e incluso ofreciendo opciones de negocio… jajaja. Queremos decir con esto… que quizás nos ha demostrado el mercado que hay sed, pero faltan huevos.
 ¿Que pensáis de la vanguardia actual? ¿Existe, o es un eterno reciclaje de sonidos pasados? ¿Habéis escuchado el último disco de Arca (el tercero, homónimo)? Nosotros estamos en shock todavía. Nos parece el trabajo más bestial que se ha hecho en castellano arropado de electrónica. Es arte, vanguardia, belleza y sensibilidad con letras mayúsculas.
Por último y aunque no nos gusta hacer este tipo de preguntas que normalmente no interesan ¿Por qué un nombre tan extraño y a la vez normal como Presumido? Y ¿cuál es vuestra particular venganza para poner un título así al disco? Presumido nació como un proyecto unipersonal de Tarci. Como buscaba un nombre que definiese aquel incipiente “hombre orquesta del siglo XXI” pensó opciones como Ególatra, Egoísta… jajaja. Pero daban un poco de mal rollo. Sin embargo Presumido definía el formato a la perfección y además tenía ese punto ácido de retranca que caracteriza las letras del proyecto. Posteriormente con la incorporación de Nacho se planteó la posibilidad de cambiar el nombre pero él se sentía a gusto y sigue teniendo ese punto irónico que empasta con la lírica de la banda. 
Respecto a nuestra “Vendetta”, pues va dirigida a nosotros mismos en primer lugar, ya que somos dos músicos de rock haciendo un proyecto en el que renunciamos absolutamente a nuestra zona de confort del pasado. Por otro lado es una venganza a los clichés estéticos, musicales y culturales arraigados a la escena musical española que nos parecen en muchos casos muy casposos… y al final, cada canción tiene su Vendetta particular (Necrotú y yo es una puñalada al amor platónico y sus tópicos… etc)

Muchas gracias por la entrevista. Enhorabuena, nos habéis hecho pensar. Y esto cuando estás “de promo” es algo que de vez en cuando se agradece.
Gracias a vosotros por explayaros tan bien y contestar a nuestras preguntas (alguna tramposa) con humor, coherencia y criterio. Estamos bastante de acuerdo en muchas de vuestras palabras y sí, nos guste o no, Lady Gaga es una maldita crack!
Share

La incultura musical de ciertos sectores de la juventud y de no tan jóvenes es alarmante.

Ray-rontal1_1

Hace pocos días, Warner Music Spain, ha subido a youtube de forma oficial, el videoclip del dúo tecno-pop Ray. Un single titulado “Amor” que el grupo del extrarradio barcelonés publicó en 1993, con un éxito más que notable, y que formó parte de su primer álbum “Ilusiones”.

Al poco de empezar su difusión, a través del canal de la discográfica, una cierta cantidad de público, presumiblemente jóvenes, empezó a criticar éste vídeo, con muy malas formas, creyendo que era un lanzamiento actual de la compañía. No vamos a juzgar aquí y ahora si el trabajo de Ramón y Miguel fue acertado, esa no es la cuestión. Lo alarmante es que haya jóvenes hoy día que no sepan darse cuenta de la antigüedad del vídeo y la canción. Dudo mucho que hace veinte años nos hubieran puesto un vídeo de Formula V, de Santabárbara o de Tony Ronald y, nos gustase o no, lo hubiéremos confundido con música del momento, aún sin conocer a sus intérpretes.

Evidentemente, nadie está obligado a conocer o recordar el antiguo hit de los Ray, pero pensar que ésto era un nuevo lanzamiento es inconcebible ¿tan poco ha evolucionado el arte en 20 años? Es posible que no, desde luego los medios de grabación, tanto en imagen como en sonido, si, y se notan sobradamente en el clip. Por supuesto que el vídeo es anticuado y la música pasada de moda, suele ocurrir, sobre todo, cuando la producción se ajusta tanto al momento en el que se efectúa la grabación. Con todo, fue una canción de referencia y bailada por casi todos hace dos décadas.

Afortunadamente, no todos los individuos, que forman las nuevas generaciones, son así y algunos utilizan la red para redescubrir viejas canciones que tal vez les gusten, sin insultos y con críticas, que pueden ser duras, pero sin llegar al insulto fácil.

Ver vídeo: “Amor” – Ray

Share

Pedro Marín: “Lo que está pasando ahora no es una crisis, es un fin de ciclo que dará pie a otro nuevo y no sólo en la música.”

Pedro Marin santo sal a bailar EP

Pedro Marín nos habla del pasado, presente y futuro. En breve lanzamiento del EP adelanto,“Santo SAL a bailar”, como aperitivo del próximo álbum: “Hombre Mecánico”

A finales de los años 70 el fenómeno fans gozaba de un gran momento, sobre todo a raíz del éxito masivo de artistas como Miguel Bosé, Mabel, Leif Garret y sobre todo Pecos. La industria discográfica, animada por tan rentable negocio empieza a lanzar artistas de pop adolescente, de los cuales, además de los antes citados, destacaron Ivan y Pedro Marín por encima de otros muchos que no alcanzaron los objetivos deseados por sus discográficas.

En los últimos meses de 1979, Pedro Marín lanza al mercado su primer single “Que no”, el tema suena en todas las radios, en muchas discotecas y le lleva a salir en televisión.

Poco después, en 1980, lanza su primer álbum y su single más recordado:“Aire”. Años más tarde, tras algunos altibajos, Pedro decide abandonar el mundo de la música hacia 1986. Veinte años después, a mediados de los 2000, decide volver. Ahora acaba de sacar nuevo vídeo “The Saint”,pero dejemos que el mismo nos cuente todo…

 

¡Hola Pedro!, te íbamos a preguntar como estás, pero a punto de sacar álbum, con un EP de adelanto, mejor define tú, tu estado mental, emocional o físico.

Siempre que estoy a punto de sacar un disco nuevo es un momento anímico muy especial, como si fuera a nacer un hijo o algo parecido, una mezcla de excitación e incertidumbre muy positiva. Si te he de ser sincero, es una sensación muy agradable, un poco inquietante y que crea adicción, por lo menos para mi.

Empezaste en este negocio como artista teenager, demostrando que el pop también se podía bailar. Años más tarde dejas un disco a medias y desapareces veinte años del mercado. ¿Valió la pena irse y valió la pena volver?

Irse fue duro, pero valió la pena, no veía otra salida ni tenía nada más que hacer en el lugar en donde estaba metido. Y volver fue la decisión mas tremenda que he tomado, y si, está valiendo la pena, estoy haciendo cosas que me llenan de satisfacción, unos discos y un trabajo, que honestamente, creo que es esplendido.

Desde tu vuelta, a mediados de la pasada década, has hecho un disco homenaje a Amanda Lear, el imprescindible “Pulpo negro”, que se acercaba al synthpop y electro pop, glam rock en “I will glam”… ¿Por qué esta diversidad de estilos? ¿Estás haciendo ahora todo lo que no te dejaron hacer?

Todo tiene su lógica y nada obedece a hacer las cosas porque antes me dejasen o no me dejasen, todo sigue las leyes de la evolución; igual que la naturaleza. Para mi cada álbum es una parte de mi evolución, como una fotografía en un momento determinado. “Diamonds” el disco de canciones de Amanda fue un entretenimiento o una válvula de escape para no ponerme nervioso mientras grababa “Pulpo Negro” que tardó mucho en completarse porque empezamos a grabarlo sin tener canciones y poco a poco lo fuimos trabajando a lo largo de casi dos años. Hasta que no consideré que tenía un trabajo espléndido no quise sacar “Pulpo” , con lo que, mientras tanto,  saqué “Diamonds”.

Cuando empecé con la gira de “Pulpo Negro” y mientras vivía en Girona contraté a un guitarrista, que es Jordi Busquets, al que como a mi le encanta el Glam Rock, me presentó a Eric Jimenez de Los Planetas que estaba abierto a tocar conmigo en un álbum, con lo que compuse  las canciones en esta linea para “I will glam” y lo grabamos en Musiclan. Repetir la formación estaba bien y lo hubiese hecho si la dinámica de editar discos hubiese sido la de antes, que era la de sacar un álbum por año y que era la caña porque te hacia sentir realmente vivo y muy puteado, siempre corriendo, pero hoy en día no se puede hacer. Cuando empecé con el siguiente disco decidí darle un giro al concepto porque la nuevas canciones y mi idea eran distintas, con lo que para el próximo “Hombre Mecánico” que me pilló viviendo en Barcelona le propuse a Stefano Maccarrone del grupo Mendetz la tarea de producción del álbum, que a fin de cuentas es pop, es electrónica y también tiene guitarras que es algo muy coherente con lo que he estado haciendo.

Fuiste cantante mainstream en el pasado y en la actualidad te mueves en el underground. Muchos de tus antiguos fans ni siquiera saben que haces discos: ¿Te gustaría volver al éxito masivo o prefieres la libertad de sectores minoritarios.

Nunca volvería al planteamiento anterior, pero como artista pop que soy, cuanta mas gente me escuche mucho mejor. Prefiero mi planteamiento actual, a nivel de  música y libertad creativa, pero con los medios de difusión que están reservados a “la industria”. Creo, que no solo yo, si no la música en general, saldría ganando si los artistas que hacemos y creamos sin barreras tuviésemos mas difusión.

Pareces estar relacionado con la web creatudisco.com: ¿ves algo de futuro real en los grupos que publican sus obras a través de distribuidoras digitales como la que apoyas u otras como The borderline music o La cupula music?

Ese es el futuro de la música. Hemos de entender que lo que esta pasando ahora no es una crisis, es un fin de ciclo que dará pie a otro nuevo y no solo en la música.

¿Conseguirá el “Hombre Mecánico” hacer una buena gira en un momento tan sumamente complicado para la cultura y para todos en general?

No tengo claro sobre si quiero (o si puedo, o si debo) salir de gira o no…  Con los dos anteriores discos, “Pulpo” y “I will glam”, lo he hecho y ha sido un autentico “tour de force”, organizándolo, produciéndolo y en definitiva financiándolo y sacándolo adelante a todos los niveles nosotros mismos desde mi pequeña discográfica: Mainman . Creo que eso endurece mi arte y mi visión sobre el mundo de la música. Tal vez creo que es mas positivo para mi concentrarme en hacer discos y centrarme en el mundo de la imagen vinculado a la música, como lo que he hecho para este próximo “Hombre Mecánico”, que va acompañado de un DVD con diez videoclips de canciones del álbum los cuales he estado dirigiendo en este último año. Al final creo que me siento mas rico por dentro haciéndolo así.

¿Sueles llevar bandas emergentes como teloneros? ¿Qué grupos, poco conocidos, nos recomendarías?

Hay muchos grupos buenos que no tienen oportunidad de darse a conocer, gracias a gente como Creatudisco he podido hacerme una idea de la cantidad de grupos excelentes que existen. Es increíble que siempre veamos y escuchemos a los cuatro de siempre, realmente no te lo puedes creer cuando te haces consciente del talento latente que bulle por debajo.

¿Cómo tomaste la decisión de hacer un adelanto en forma de EP para el nuevo disco? ¿No era suficiente con un single?

Un single a mí siempre me sabe a poco. Prefiero que el single “SAL” -el primero “oficial” del próximo álbum- se convierta en un E.P de cinco canciones. Por lo tanto “Sal” que es el single se convierte en el E.P. “Santo, SAL a Bailar” y sale el 13 de Mayo en todas las tiendas digitales y una edición física limitada a 600 ejemplares únicamente desde mi web www.pedromarin.com . Luego el álbum físico, “Hombre Mecánico”, si estará en tiendas físicas cuando salga, el 16 de Septiembre.

¿Qué itinerarios de difusión y distribución deben seguir artistas noveles para promocionarse como tu?

Háztelo tu mismo. Hazlo como puedas. Dale caña, se trabajador, ten fe en ti mismo, ten huevos, échale horas, no te rindas. Investiga, inventa. No aceptes un “no” como respuesta.

¿El título del disco alude a tu persona o estás hablando de alguien en particular?

“Santo, SAL a Bailar” el titulo del EP no alude a mi persona, intento no ser autobiográfico con mis discos, ni con mis letras, no me gusta, seria muy aburrido, prefiero hablar  de situaciones mas universales, es un  acrónimo del título de las canciones que componen el E.P: “Sal”, “The saint” y “Te veo bailar”.

Danos, si puede ser, una pinceladas de lo que va a ser este nuevo disco que has tardado tanto en gestar.

“Hombre Mecánico”, es un álbum pop, os haréis una idea con el EP. También es electrónico, tiene guitarras, es lo mas optimista que he grabado en siglos, me gusta mucho.

Y para acabar, un poco de frivolidad: ¿qué secretos de belleza tiene Pedro Marín para mantenerse, así de bien, pasados los cincuenta y estar mejor que muchos treintañeros?

Sobre todo no comerme el tarro con estas cosas. Llevar la edad con gusto. Me gusta cumplir años y me siento ahora mejor que nunca.


El videoclip que ha realizado (The Saint) forma parte del proyecto visual paralelo que acompaña a la música de “Hombre Mecánico”. Ha sido dirigido por Pedro Marín.  En su crudeza – la canción y el film- quieren ser metafóricamente un grito de atención sobre tantos abusos e injusticias que se suceden hoy en día en todos los rincones de este mundo. 

Share

Entrevistando a Guillén: La esperanza melódica y latina

guillen ella goza del dolor 1&1 Internet ES

No es Iberia Pop un sitio donde se acostumbre a hablar de este tipo de intérpretes, salvo de los grandes clásicos, pero como en la variedad está el gusto, hemos tenido a bien entrevistar a un posible triunfador dentro de la música, a veces mal llamada, comercial.

Si aún no lo conoces puedes descubrirlo aquí. Guillén parece que sabe lo que quiere y cual es el camino a seguir. Hablemos con él.

Hola Guillén! Vas a presentar tu cuarto trabajo, llevas quince años en la música, has coincidido con artistas de renombre y aún así parece que tu gran momento esta por llegar. ¿Qué ha pasado en estos quince años para no obtener el reconocimiento de un público mayoritario?

El hecho de que hasta ahora no se empiece a reconocer mis trabajos, se debe a que durante muchos años he estado trabajando en orquestas y he tenido tanto trabajo, que hasta la preselección de Eurovisión en 2010, no me centro realmente en mi carrera en solitario y a partir de ahí, si que noto un avance muy importante hasta el día de hoy, que las cosas, parece ser, que están yendo por el camino adecuado.

Tienes una forma de cantar afín a los grandes cantantes melódicos que hemos tenido por aquí y que no hace falta nombrar. ¿No tienes miedo a las comparaciones con los grandes intérpretes de la canción ligera?

En absoluto: el hecho de que pudieran compararme con estos artistas para mi resulta una satisfacción, aunque quiero pensar, que en mi caso, aporto mi propia personalidad y la gente espero que así lo vea también.

También has utilizado en tu trayectoria ritmos latinos muy del gusto de la industria mainstream y de buena parte del público. ¿Crees que si hubieras recibido más apoyo de dicha industria habrías conseguido llegar a un nivel más alto?

En este mundillo todas las ayudas son importantes, lógicamente, y quiero pensar que sin ese apoyo como dices me encuentro en una situación hoy en día de privilegio por todas esas personas que siguen mis trabajos, esta claro que si lo tuviera, todo lo que hago tendría una mayor repercusión. Eso es indudable.

¿Has notado más atención con tus nuevos videoclips que en ocasiones anteriores?

Como te comentaba anteriormente, el centrarme en mi carrera en solitario tiene una vida hoy en día de tres años, así que los cinco clips que tengo ahora han tenido unos visionados muy parecidos, aunque si es cierto que en este último, gracias a mis nuevos avances, esta teniendo mas éxito que los anteriores.

“Mi cuento perdido” será el título de tu nuevo trabajo: ¿podrías explicarlo? ¿qué cuentos ha perdido Guillen?

Tanto mi productor como yo pensamos que era un buen título para el disco y que cada tema incluido en él es un capitulo de ese cuento perdido y que a la vez espero que mis seguidores encuentren en el momento que vea la luz.

¿Qué nos vas a ofrecer en este disco que no hayas hecho anteriormente?

Lo que hemos intentado es ampliar el foco de seguidores con un cambio de estilo mas latino, sin perder las raices, que ha hecho que las personas que me conocen como baladista sigan mi nuevo trabajo. Así que lo que podemos decir es que este nuevo disco sera una fusión del antiguo y nuevo Guillén.

Estilos de música como los que practicas son denostados por la crítica más especializada e infravalorados por los aficionados más eruditos que luego bailan en la fiesta de turno. ¿Cuáles son los motivos, según tu punto de vista?

Bueno, bajo mi punto de vista, no creo que sea una crítica tan grande la que se tiene a este estilo musical, aunque si creo que los críticos como comentas  suelen valorar otras tendencias musicales, pero una cosa es la vida profesional y otra la personal, en un día de fiesta quien, a pesar de no gustarle ese estilo, no se lo ha pasado bien con la familia y los amigos y ha bailado. Es algo habitual y no creo que se le deba dar mas importancia, sinceramente.

Háblanos de tu faceta solidaria. ¿Eres un hombre altruista?

La verdad es que no hay mejor manera de utilizar el talento que tienes en cualquier faceta de la vida, no solo en la música, que ayudar a alguien que pueda necesitarlo, ya que el dinero es importante, lógicamente, pero saber que gracias a tu granito de arena, esas personas  van a mejorar, gracias a ti, no tiene precio.

Dices que tienes suerte por vivir de la música: ¿Cómo ves el negocio del espectáculo en tiempos de crisis tan aguda como la actual?

Pues si es cierto que últimamente la situación esta muy complicada, ya que el tema actuaciones no esta muy fluido, pero poco a poco, incluso los artistas nos ponemos de acuerdo para hacer galas conjuntas que nos permitan dar a conocer nuestros trabajos y que nos vean en directo nuestros seguidores, como yo pienso: querer es poder.

“Ella goza del dolor” fue un relativo éxito, el pasado verano, en los ambientes más populares: ¿Cómo se presenta la nueva temporada cuando llegue el calor?

Es cierto que la temporada pasada, como dices, “Ella goza del dolor” se escucho en muchos medios de comunicación y en muchas pistas y este año continuamos trabajando en temas con mucho ritmo, que espero  tengan todavía mucha mas difusión que mi anterior single.

Parece que podrías tener cierta proyección en México: ¿Puedes tener más éxito en el país azteca?

La verdad es que estoy muy contento porque, si es cierto que muchas emisoras están difundiendo mi música en México y si todo va bien, en breve estaré actuando en ese país, así que ojalá  sea así y mi proyección en este país crezca de la manera que espero.

Iberia Pop es un sitio, que sin pretenderlo, ha difundido a artistas más alternativos, independientes o que simplemente se autogestionan: ¿Qué les dirías a todos ellos y a los lectores habituales?

A mis compañeros les diría que pase lo que pase sigan en la lucha y que a pesar de llevarse alguna decepción, como todos antes o después nos hemos llevado, no desfallezcan y sigan ahí, enriqueciendo la música que es lo que realmente importa. Y a los lectores que sigan apoyándonos, pues para nosotros es muy importante el sentirnos respaldados por personas que saben valorar el esfuerzo de todos nosotros, por continuar dando a la música, lo mejor que tenemos.

Gracias a Guillén por su sencillez y si os gusta la balada y el pop latino, no dejes de escuchar su nuevo disco “Mi cuento perdido”.

 

 

 

Share

Azul y Negro:”La red tiene muchísimas posibilidades. Si no estás en ella, sencillamente, no existes”

crystallineworld

Hoy entrevistamos en exclusiva a Carlos García-Vaso, líder indiscutible de este mítico proyecto, desde que su compañero, Joaquín Montoya abandonara el dúo en 1993 tras una exitosa etapa de aciertos en los años 80.

Azul y Negro tuvo una enorme repercusión, mucho más, en su momento, que los grupos de “La Movida”, con melodías tecno-pop que acabaron tarareando todos los ciudadanos ibéricos, especialmente las canciones utilizadas como sintonías de Vueltas Ciclista y otros programas de televisión. Fueron el primer grupo que hizo por estas tierras una grabación digital y el primero en editar en formato cd su álbum de 1984 “Suspense”.

Hablamos con Carlos del pasado y presente y de ese nuevo álbum que acaba de publicar titulado “Crystalline world”.

Desde el principio se veía que Azul y Negro no eran fruto de la new wave y menos aun del punk como otros grupos tecno de su época, que podían ser  Aviador Dro y Oviformia SCI. Tal vez coincidían en cierta influencia glam y la experimentación de Kraftwerk, por lo demás erais más mayores y se notaba en las armonías, en la construcción de las melodías y en la producción en general. Ahí había mucho más que synthpop con ritmos bailables y vocoders juguetones. Gente como Alan Parsons, Supertramp, Pink Floyd o Yes, ya experimentaban  con sintetizadores antes que las hordas del nuevo pop electrónico llegaran con la new wave para invadirlo todo. Tras pasar por varios grupos haciendo rock o algo de new wave cercano al glam formais un dúo tecno-pop al iniciarse la decada de los 80: ¿podrías hablarme un poco de todas estas historias y de vuestras verdaderas influencias en aquel momento?

Azul y Negro en los 80, o lo que es lo mismo Carlos Vaso y Joaquín Montoya, éramos musicalmente dos mundos opuestos pero a la vez complementarios. Yo venía del rock y del pop como guitarrista y aportaba experiencia en grabaciones y conciertos. Pertenecí a bandas como Granada (rock progresivo, 1978) o Greta (new wave, 1980). Por su parte Joaquín venía del mundo de la música clásica como profesor de conservatorio, pianista consumado y a la vez componente de orquestas locales de música comercial en Cartagena, nuestra ciudad natal.

En 1981 yo vivía en Madrid (aún lo hago) y trabajaba en el estudio de Luis Cobos como guitarrista de grabación. Después de poner las guitarras en el primer disco de Mecano, el productor Julián Ruíz me contrató para la grabación del álbum Neocasal de Tino Casal. Congeniamos y Julián me propuso realizar un proyecto de música electrónica, lo cual era algo totalmente novedoso para el año 1981. Acepté sin dudarlo aunque necesitaríamos el complemento de un teclista. Después de probar a varios sin éxito me acordé de Joaquín. Viajé a Cartagena, le propuse el proyecto y aceptó. Así nació Azul y Negro. Estuvimos juntos hasta 1993. Grabamos 5 álbumes y conseguimos gran éxito gracias a las sintonías de la Vuelta Ciclista a España (años 82,83 y 93). Nuestra peculiar manera de combinar el pop con sintetizadores, cajas de ritmo, melodías muy pegadizas y producción exquisita, dieron como resultado un estilo característico. A partir de 1998 retomé el proyecto en solitario y ya he editado 12 álbumes en esta Nueva Etapa.

Azul y  Negro siempre ha arriesgado y ha roto moldes. Con “Crystalline world”, tal vez sea una vuelta a los orígenes, pero sin duda el sonido ha sido una ruptura. ¿No da miedo este cambio de  estilo a estas alturas de la película?

Procuro hacer en cada momento lo que me apetece, lo que me pide el cuerpo musicalmente hablando. Y este año he considerado que ya era el momento de descubrir para el gran público a ese Carlos Vaso guitarrista y demostrar todo lo que puedo dar con ese instrumento. Efectivamente, he vuelto a mis orígenes del rock progresivo en el que me inicié como músico. Sin duda es un gran cambio. Es el disco más acústico de los que he grabado, casi todos los instrumentos están tocados “de verdad” en lugar de programarlos. Abandono las estructuras pop para hacer algo mucho más complicado, más próximo al rock progresivo, pero estoy convencido que mi esencia como músico, compositor y productor permanece en él. Así lo han reconocido ya muchísimos seguidores que, aun siendo de la comunidad tecno, están encantados con este “Crystalline World” y ya lo consideran como una obra maestra.

Se cumplen 20 años desde la marcha de Joaquín Montoya, a parte de lo obvio, ¿qué diferencias has notado entre la primera y exitosa etapa y la segunda más oscura y underground?

En esta Nueva Etapa de Azul y Negro desde 1998, todas las producciones han corrido de mi cuenta, en mi propio sello Vaso Music y sin ataduras. Sin atender a condicionamientos de ningún tipo. Son 12 álbumes diferentes porque odio la repetición. Procuro reinventarme a mi mismo en cada proyecto, así consigo que cada disco tenga un sonido propio. En esos 12 discos hay 3 recopilatorios en donde he vuelto a revisitar temas de los 80, algunos con nuevos arreglos que los hace, si cabe, aún más grandes, pero siempre manteniendo el espíritu original. El resto son álbumes de nueva factura en los que hay de todo: world music, techno, suites electrónicas, progressive, óperas rock, etc, pero todo con un común denominador: mi manera de ver y entender la música. La pena es que, con los escasos medios económicos de que dispongo para realizar campañas de promoción, no he conseguido que el gran público sepa que Azul y Negro sigue vivo, creando buenos discos y con un directo espectacular. Pero bueno, es lo que toca. Tal vez algún día cambien las cosas en este país y se descubra a nivel masivo que hubo un musiquillo en Madrid que hacía una música diferente a la de los demás y que incluso molaba…

¿La canción “Spanish revolution” te posiciona políticamente o es una mera narración de lo acontecido en las calles?

Me limito a relatar, como testigo de excepción y desde fuera, una situación, un momento concreto de nuestra historia, que se vivió, el 15M. O lo que lo mismo, la respuesta sincera y espontánea del pueblo en general contra un sistema injusto que había que cambiar. Algo se ha conseguido desde entonces pero la historia continúa. Aún faltan muchas injusticias que remediar y mucho estado que adelgazar.

“My bycicle” podría recordar, al menos por el titulo, a vuestras famosas sintonías de vueltas ciclistas, ¿Qué te ha hecho elegir esta canción como single?

Es un tema muy rápido y marchoso, ideal para los ciclistas. Además tiene una melodía fácil de recordar, pegadiza. Estaba claro que sería el primer single desde que la grabé, no tuve duda. El problema está en la forma que, desde hace unos años, tiene Unipublic/TVE de seleccionar, por decir algo, las sintonías de las nuevas Vueltas Ciclistas. Ahora el dinero manda y el que pone más encima de la mesa se lo lleva, así de claro. Por eso llevamos años escuchando cosas tan extrañas que pegan mas bien poco con las imágenes de ese deporte y mucho con los intereses de compañías discográficas que pretenden con ello promocionar su producto. Ambos se equivocan. Unipublic/TVE hace muy mal en primar exclusivamente el pecunio sin poner en valor la idoneidad del tema musical que se propone. Y las grandes discográficas utilizan ese evento masivo para promocionar su producto estrella sin plantearse si quiera si le pega o no a una Vuelta Ciclista. Por eso me temo que “My Bicycle” se quedará sin ser Vuelta Ciclista 2013. Así son las cosas…

La voz en este disco es muy importante, ¿es una pauta a seguir o volverán los instrumentales y las voces sintetizadas?

Para este “Crystalline World” estaba claro que lo que pedía era una voz bastante natural, sin demasiados trucos y efectos tecno. Pero eso no quiere decir que en futuros proyectos siga siendo así. Todavía no me he planteado cómo abordar el próximo proyecto, aún es pronto.

Después de haber sido una artista mainstream, ¿como se lleva esto de estar en el underground más absoluto?

Cuando inicié la nueva etapa en 1998, con mi propio sello independiente, ya era consciente de cuales eran mis posibilidades a nivel promocional, o sea mas bien pocas. Tengo asumido cual es mi posición y cual mi techo en el panorama musical. Lo acepto y procuro ser feliz así con lo que tengo. A cambio obtengo la libertad de acción para grabar y editar lo que me apetece, sin condicionamientos, presiones y diferencias con productor, colaboradores o multinacionales, como ya ocurrió en el pasado.

Pensamos que Azul y Negro es un grupo muy poco reivindicado, hoy día, por la juventud y que debería ser mucho más reconocido: ¿hay algún fallo de conexión con las nuevas generaciones?

Ha habido un gran paréntesis desde 1986 donde rompimos con la multinacional hasta 1998 que retomé el proyecto en solitario. Durante los años 90 las discográficas multinacionales con sede en España, siguiendo instrucciones de la central, cambiaron radicalmente de política en los productos que editaban. Se dedicaron a promocionar la música latina, a los cantautores, al flamenquito y al pop simplón para quinceañeras, dejando los demás estilos para lo que venga desde fuera. Por otra parte, los DJ,s se hicieron con el monopolio de la música electrónica (dance), con sus limitados conocimientos musicales pero con mucho ritmo, eso si (chunda-chunda). Todo lo demás como si no existiera en España. De modo que los jóvenes que crecieron en estas circunstancias musicales no conocen otra cosa, creen que eso que oyen es lo único que hay. Por eso cuando alguno de ellos aparece, despistado, por alguno de nuestros conciertos se queda literalmente “flipado”, no puede creer lo que ve y oye. Descubre todo un universo musical y se engancha. Mientras esas políticas no cambien seguirá existiendo esa desconexión con las nuevas generaciones. Yo por mi parte, hago todo lo que puedo pero mis posibilidades son muy limitadas.

¿Cómo ves estas nuevas generaciones de pop electrónico, apoyas a bandas afines a este estilo en tu sello Vaso Music?

Vaso Music es un sello independiente para la autoproducción (www.vasomusic.com) abierto a cualquier estilo musical, siempre que sea un producto digno y editable. Así, cualquier artista sabe que estoy ahí, dispuesto a ayudarle y a que su música vea la luz.

Con respecto a las nuevas generaciones de pop electrónico, sinceramente, las veo demasiado influenciadas por la escuela “depechera” y eso no es bueno. Deberían seguir su propio camino e intentar ser “ellos mismos” y no meros imitadores. Para eso es imprescindible tener la mente abierta y escuchar, estudiar y practicar diferentes estilos de música. De modo que, poco a poco, se vaya formando tu propia personalidad como músico y compositor.

¿Qué canales de difusión pueden tener artistas alternativos que no pasan por el filtro del indie?

Desgraciadamente el único canal de difusión asequible que tenemos es la red. La red tiene muchísimas posibilidades. Si no estás en ella, sencillamente, no existes. Hay que explotarla al máximo y cruzar los dedos… después es la gente la que elige. Es una gran ventana al mundo y como tal está sobreutilizada y es muy difícil destacar entre millones de artistas pero hay que intentarlo, no queda otra.

El concepto de opera rock, tan solo en la mitad del disco, recuerda a los vinilos y sus dos caras ¿quisiste dar dos partes al modo de viejas y recordadas obras conceptuales?

Una vez que tuve claro que quería moverme por el territorio del rock progresivo y en inglés, fui componiendo y grabando temas hasta que tuve los 7 primeros terminados. Después tuve un vacío de inspiración y descansé. En ese impasse, recordé que tenía compuestas, desde los años 70, 3 óperas rock que estaban en su mayoría inéditas y eran puro rock progresivo 70. Tan solo había utilizado algunas melodías sueltas para los álbumes precedentes. Retomé su escucha y descubrí que la tercera “El Planeta de Cristal”, estaba virgen. No había utilizado nada en anteriores grabaciones. Y me pregunté: ¿Por qué no intentas grabarla a ver qué pasa?. Comencé por la parte 4 “Laments” y el resultado me encantó. ¿Podría encajar con el resto de los temas que ya tenía?. Esa era la gran cuestión pero me propuse seguir grabando las otras 4 partes hasta el final para luego tomar una decisión al respecto. Cuando estuvo terminada la obra quedé encantado y atrapado en su escucha pero su duración no daba para ser editada en un álbum sola. Se quedaba corta. Así que tomé la decisión de incluirla con los otros 7 temas sueltos con una pausa suficiente para dejar claro que es otra historia. Si, como si fuera la cara B de un antiguo vinilo. El título iba a ser The Cristal Planet pero descubrí que ya existía un álbum de Satriani con ese mismo título y había que cambiarlo. Propuse en mi Facebook una encuesta con varias posibilidades y finalmente entre todos mis amig@s eligieron por mayoría el título de “Crystalline World”. Así se quedó.

¿Qué esperas, sinceramente y a nivel global, de este recién empezado 2013?

No quisiera ser pesimista pero las circunstancias obligan. La industria discográfica se muere amenazada por la piratería y la crisis. Los conciertos se caen ante la ausencia de público que, al no tener casi ni para comer, de lo primero que prescinde es de lujos como el cine, el teatro, los conciertos y los libros. Malos tiempos para la Cultura. Y con el IVA al 21%, aun peor.  La piratería campa a sus anchas y nadie hace nada por evitarlo (gran fracaso la Ley Sinde). Así las cosas, no veo un horizonte halagüeño a corto plazo. Me gustaría, como tantos otros, emigrar de España, pero tampoco es fácil. Ya tengo mis años y uno se siente un poco cansado de todo. No sé, me gustaría vislumbrar y transmitir algún rayo de esperanza para este 2013, pero no puedo, lo siento. “Carpe Diem” y poco más. Gracias.

Gracia a ti Carlos por responder a nuestras preguntas de forma tan clara y compartir una parte de tu tiempo con Iberia Pop y todos sus lectores.

 

Share