Archives

ahora navegar por autor

 

Pensando en Ana Curra, la pandemia y su estremecedor single «Hiel»

Conocí a Ana Curra hace tres o cuatro años, en un «bolo poético» en el que coincidimos. Ella era la estrella y yo uno de sus humildes teloneros. Habíamos hablado por redes sociales algunas veces y me saludó con dos besos y un abrazo. Recordaba hasta mi nombre.

Ese momento me provocó una extraña sensación de irrealidad, que no se molesten los religiosos, pero yo creo que fue algo así como ver a la Virgen. En unos minutos todo se empezó a normalizar y pude ver a la persona, fuera de esa especie de deidad, que mi condición de fan de Parálisis Permanente y Alaska y Los Pegamoides me había hecho ver.

Curra siempre pudo parecer que estaba en un segundo plano para los que veían las cosas desde la mirada de fan o del mero espectador medio. Era la otra chica de Pegamoides, o la novia de Eduardo Benavente en Parálisis. Tras la muerte del ídolo siniestro, sus Seres Vacíos, no destacaron demasiado más allá de lo alternativo y su carrera en solitario, con algunos buenos momentos, no despegó totalmente. Con todo, siempre estuvo en la música y al parecer tuvo sus luchas contra asuntos peligrosos sobreviviendo a todo.

Ahora que muchos coetáneos de movida están desaparecidos o acomodados, en la sombra o en posiciones discretas, se utilizan apelativos como «Su Siniestrísima» para rendirle una pleitesía que seguramente merece, pero que resulta tardía y que, creo humildemente, no necesita.

Aquella tarde-noche que nos conocimos abogábamos por la poesía desde un punto de vista cercano al punk, porque el evento en el que ambos participábamos, cada uno con los suyos, no era más que un intento noble de acercar una cultura que ahora se resiente, más que nunca, al publico que quisiera recibir nuestras palabras como rapsodas inexpertos y normalmente incomprendidos.

Su nuevo single «Hiel» vuelve a provocar ese ahogo, esa opresión que hemos vivido en muchos momentos desde que empezó esta pandemia, algunos demasiado. «Hiel» nos recuerda que la humanidad es mucho más vulnerable de lo cree, que la naturaleza siempre manda, que los muertos nunca vuelven y que reiniciar nuestro primario sistema, tal vez sea nuestra única salida.

La oscuridad de la canción es tan tremenda como su texto. Algún atisbo de dulce melancolía se diluye entre la espesa atmósfera producida por Ana junto a Óscar Moreno Gómez (alias ‘Ojo’). Barry Sage ha sido artífice de la masterización y de la fotografía y portada son responsables Alberto García Alix y Frederique Bangerter.

La Música y letra ha sido compuesta por ella misma que interpreta voz, piano y sintetizadores; Iñaki Rodríguez, guitarra y coros;  Pilar Román Romero al bajo y coros; e  Ivan Santana la batería y coros.

Es hora de reflexionar sobre lo sucedido, de pensar si lo ocurrido es un hecho fortuito o es la acumulación de despropósitos que el ser humano ha vertido contra su propio mundo.

Sí Ana, tal vez desde la perspectiva de las plantas, de todos los animales, de los ríos y mares, de las montañas y hasta del aire: el mayor virus del planeta seamos nosotros mismos.

Mientras tanto en Iberia, seguimos entre expectantes y hastiados, un patético «juego de tronos».

Conmutadores también se atreven con Mecano

La banda de VíctoreMe y Mist3rfly más sus compañeros Xelo Rico y Jose Blond van a publicar una revisión del mítico primer álbum de Mecano, pero yo recuerdo que no es la primera vez que Mist3rfly, como prolífico productor, rinde honores al trio de oro del pop español. Hace algunos años realizó una acertada versión de «Solo soy una persona» con unos de sus interesantes proyectos, Electronikboy, y un servidor, que también ha tenido la osadía ( o inconsciencia) de manosear tótems como Mecano, sabe que es un riesgo atrevido, pero emocionante. Al fin y al cabo creo que lo hacemos más por placer y homenaje que por pretensión alguna.

Este año se cumplen 40 años de la aparición del primer single de Ana, Jose y Nacho «Hoy no me puedo levantar», y Conmutadores, a su vez cumplen 10 años como banda. Tal como se hiciera en su día, la banda sevillana ha querido mantener ese orden cronológico y presentan también como adelanto el mismo «Hoy no me puedo levantar».

Una revisión, algo más atmosférica y tecnopop si cabe, a excepción de la voces que suenan más orgánicas que la original y de cierto sonido más cercano al bakalao que al synthpop. Con todo, es una versión destacable y que nos deja con ganas, más que suficientes de escuchar todo el álbum versionado o por lo menos el siguiente single que presumiblemente será «Perdido en mi habitación».

Después de esta perorata me parece interesante adjuntaros la nota de prensa enviada por el sello Flor y Nata Records.

************************************

HOY NO ME PUEDO LEVANTAR, la canción con la que empezó MECANO

El 22 de junio de 1981 se publicaba el single, ‘Hoy no me puedo levantar’. Hace, por lo tanto, 40 años que Mecano se dio a conocer al mundo.

La banda sevillana, Conmutadores, que celebra, en este caso, su 10º aniversario y quiere rendir homenaje al grupo español más importante de todos los tiempos. Para ello Conmutadores se vuelven a reunir con el objetivo de dar forma a un nuevo álbum.

El primer disco de Mecano: Mecano’, más conocido como el disco del reloj, fue un hito en su día y Conmutadores ha querido reestructurarlo al completo, con todo el respeto y el cariño que el cuarteto tiene por el famoso trío. Una revisión íntegra,respetando canciones, orden y singles. Un trabajo que va a sorprender a propios y extraños. La idea nace del productor, Mist3rfly, miembro de la banda, que escuchaba a Mecano en una vieja casette, siendo niño. Desde entonces se enamoró de su sonido y del concepto tecno-pop de aquel álbum. Ya soñaba con montar su propia banda.

Primer sencillo : Hoy no me puedo levantar.Respetando el orden de publicación de singles, el próximo 9 de abril se lanzará el single, ‘Hoy no me puedo levantar’ bajo el sello, Flor y Nata Récords.

CONMUTADORES

Este será el 7º álbum de los sevillanos. La banda está formada por: Víctor M (Voz), Xelo Rico (teclados), Jose Blond (Batería) y Mist3rfly (sintetizadores y bajos).

Con una amplia trayectoria en festivales y salas de conciertos de toda España. En estos 10 años han publicado siete discos de estudio y alguno de remezclas.

Hello (2012-Talibán Music), Illusions (2013-Electro-qué Discos), Exit (2014-Electro-qué Discos), Counterattack (2015-Lumiére Noire Musique/Green Ufos), Conmutadores (2017-Lunar Discos), Tridimensional (2019-Nordhausen Schallplatten), y ahora este 40 Años del Disco del Reloj (2021-Flor y Nata Records)

la banda Conmutadores

El Momentismo Absoluto de Fangoria

El nuevo single de Fangoria, «Momentismo absoluto», no está mal. Sí, está bien, pero no deja de ser más de lo mismo con algunos retoques acertados como la base post-discotequera que mezcla momentos cercanos al acid house, al disco Hi-NRG o al trance más noventero. Todo pasado por el filtro de ese sonido actual tan tremendamente limpio y sintético. Lo mejor sin duda: las secuencias de bajos.

Una vez más rezuma Guille Milkyway por todos lados aunque Alaska y Nacho Canut compartan créditos en la autoría y la producción de la canción según su perfil de Spotify.

El bailable y cantable tema, es una oda al carpe diem, a no pensar en ese futuro que ahora mismo no se vislumbra por ningún lado. El vídeo con nueva imagen para la diva (no sabemos si será solo para el clip) tiene una aceptable factura distópica a lo «Blade Runner» con marca de la casa incluida. No sorprende, pero tampoco defrauda y aunque parezca frío o distante resulta bastante acorde con el imaginario del dúo.

Un single con portada, supongo que inspirada en «Los Vengadores«, que será muy bien recibido por los fans de las últimas hornadas y que yo, particularmente, estoy asimilando bastante bien aunque siga esperando cierta oscuridad que echo de menos considerablemente.

Jesús Osuna: Cantautor en tiempos revueltos

Los cantautores suelen ser cronistas de su tiempo, nos narran las costumbres del momento, el contexto social, algunos denuncian situaciones injustas y otros musican poemas o abren su corazón mostrando sus sentimientos, siempre dentro de una cotidianidad, a veces mágica, otras veces terriblemente dura.

Jesús Osuna, es un poco la mezcla de todo lo anterior, dice ser fan de Mecano, seguramente mucho más cercano a José Mª Cano que a su hermano Nacho, se nota cierta sensibilidad en su música sin llegar a la cursilería, hay algo en él que te hace escucharlo a pesar del sonido poco definido y alguna pequeña carencia en la métrica que seguramente podrá subsanar en el futuro.

Potencial hay, pequeños desajustes también, pero vista la propuesta, de forma global, resulta bastante aceptable, sobre todo si introduce mejoras en el sonido y ajusta mejor la producción en general. Una persona que dirija acertadamente el proyecto podría sacar bastante partido de este pequeño diamante en bruto.

*******************************************************

Jesús Osuna nace en Córdoba en 1975, pero está afincado actualmente en Torremolinos.

Desde muy pequeño empieza a escribir y componer sus propias canciones y más tarde estudia en la Universidad “Educación Musical” donde empieza a componer con guitarra.

Su vida dedicada al enseñanza musical le lleva a recorrer prácticamente Andalucía y allí donde trabaja da a conocer sus canciones con pequeños recitales. Es a raíz de de un libro de su padre Salvador, “Desmesuras”, donde Jesús pone música a los textos del libro naciendo su primer trabajo de estudio bajo el mismo nombre.

“Desmesuras” es presentado en el Teatro de las Lagunas en Mijas, Málaga, justo antes de comenzar la pandemia. El confinamiento hace que Jesús componga unas 45 canciones en tan solo dos meses. Así nace “Desmesura2” el segundo trabajo de estudio donde podemos reseñar algunas canciones como “Aire” o “Preguntas”, siempre musicando
los textos de su padre.

Actualmente el cantautor trabaja como profesor de adultos en Mijas, compaginando la música con la enseñanza.

«El Sur» de Bunbury y Love Of Lesbian

No voy a negar que soy seguidor de Bunbury desde aquel «Héroe de Leyenda» de Héroes del Silencio y fan, bastante acérrimo, desde el segundo álbum, de tal insigne banda, «Senderos de traición». Bunbury ha sido una influencia directa en mi vida a varios niveles y Love Of Lesbian una banda que siempre estuvo en boca de algunas de mis amistades más jóvenes y con quién tengo amigos/conocidos comunes.

Con todo, y aunque con menos interés e intensidad que al zaragozano, siempre observaba de reojo la trayectoria de Santi Balmes y los suyos, especialmente desde que empezaron a interpretar sus canciones en castellano.

«El Sur» es una canción que tiene gran parte de lo que me gusta de ambos artistas, incluso me atrevería a decir que la guitarra emula sutilmente el estilo de Juan Valdivia. Bunbury no ensombrece a Balmes como ha ocurrido en otras colaboraciones y el resultado, en conjunto, es de un equilibrio artístico muy notable.

Una de las formas que me da por interpretar libremente la canción, es que no siempre hay que ir por el camino recto hasta el lugar adecuado, si no que a veces hay que dejar esa senda para llegar realmente a donde quieres ir. En las relaciones personales o en la íntima conversación con uno mismo, tal vez deberíamos dejar de seguir a personas que nos absorben demasiado, volver a creer en nuestras posibilidades y salir de abismos interminables soltando lastre.

Motivos religiosos, tal vez para recuperar cierta fe, inundan con estética cristiana un videoclip entre lo onírico y lo barroco que no defrauda.

No falta mucho tiempo para el nuevo disco de Love of Lesbian y han anunciado ya la primera parte de su gira como el Festival Jardins Pedralbes (3 de junio, Barcelona) y el Nits al Carme (1 de mayo, Valencia), Todas las entradas se pondrán a la venta en su web oficial. En esta primera parte pasarán por: Sevilla, Pamplona, Girona, Madrid, Murcia, Mérida, Zaragoza, Las Palmas de Gran Canaria, San Sebastián y Palma de Mallorca.

De momento con adelantos de su futuro álbum como éste, la espera se hace más amena hasta ese 16 de abril, fecha en que se publicará “V.E.H.N.”