Los Invaders: revulsivo ante la monotonía musical establecida

invaders3634712_10

Los Invaders dicen proceder del los suburbios de Saturno, pero están afincados en Valencia. Siempre se ha dicho que en esa zona del levante ibérico tiene una forma de entender la música única en el mundo. Un lugar donde las guitarras y los sintetizadores son amigos y compañeros de viaje desde los primeros estertores de la new wave, puede que antes.

Pues desde ese lugar con semejante bagaje, nos presentan su primer lanzamiento “Take me home” en forma de EP con seis canciones llenas de electrónica y rock alternativo de inspiración claramente noventera.

Una mezcla de actitud grunge con un sonido electro vibrante, seguramente heredero de su zona, cuidadosamente sucio, parcialmente oscuro y tremendamente bailable y eufórico al mismo tiempo.

Todas las canciones te recuerdan a algo sin saber muy bien a que o a quién, tal vez a unos Fisherspooner bastante más ruidosos, o mejor unos Kasabian más tecnificados, pero en cualquier caso te hacen sentir esa mezcla de novedad y familiaridad que te llega desde los primeros compases.

Aunque el EP es muy notable en su totalidad, “Jekyll and Mr. Hyde”, “Satisfy” y “Katherine” son, a nuestro modo de ver, las que mejores canalizan todo eso que nos quieren mostrar.

Otro de esos grupos que si fuesen anglosajones (aunque ellos cantan en inglés) aumentarían sus posibilidades de éxito.

Por nuestra parte ya os los presentamos hace unos meses de forma más general, pero hemos querido hablar explícitamente del disco porque pensamos francamente que merece la pena tenerlo en cuenta.

Os dejamos con otra canción que sale en el EP “For you”, un tema que lleva tiempo circulando y muestra su aspecto más electrónico con reseñable solvencia.

Share

¿Libertad de expresión?… Raperos y raperas en pie de guerra con la palabra como única arma

expresion_

La cosa está llegando demasiado lejos, remotos parecen los tiempos en que Eskorbuto o La Polla Records lanzaban fuertes palabras contra el sistema y sus gobernantes. A esa generación la callaban ignorándolos en los grandes medios, pero no consiguieron que los discos y sobre todo las cintas de cassette se pasaran de mano en mano y que, ingenuamente desafiantes, sonaran en el coche de muchos ante la presencia de los agentes policiales de turno. España vivía su particular camino en la pseudomodernidad a toda prisa, pero era un camino embarrado que acabó en los lodos que todo el mundo conoce. Los punks, escépticos por naturaleza, nos gritaban una y otra vez que todo seguía siendo, en cierto modo, igual y que en algún momento se quitarían la careta de una modernidad y un progreso que no era tal.

Al final la burbuja estalló y las falacias terminaron por descubrirse al tiempo que la crisis económica, que aún sigue existiendo, no mostró a muchos la realidad.

Hoy la cacareada libertad de expresión está gravemente herida y si bien es cierto que el tono de las letras de los raperos criminalizados es algo más alto que el de los punks de décadas pretéritas, la intención es la misma.

Pero claro, hoy en día cuentan con la difusión de plataformas y redes sociales a través de internet y su penetración en la sociedad es mucho más rápida. Intérpretes de hip hop reivindican la libertad de expresión de la mejor forman que saben. 13 raperos participan en el videoclip Los Borbones son unos ladrones”, rodado en la antigua cárcel Modelo de Barcelona, para mostrar su apoyo a artistas  condenados por delitos de enaltecimiento del terrorismo y calumnias en sus canciones, como La Insurgencia, Valtonyc o Pablo Hasel.

Leyendas del hip hop ibéricol como Frank T comparten videoclip con artistas tales como: Los Chicos del Maíz, La Raíz, Ira Feminista, Tribade, Machete en Boca, Noult o ZOO. Colaboran también, el no menos legendario líder de Def Con Dos, César Strawberry, condenado a un año de cárcel por tuits en los que ironizaba sobre ETA o la muerte de Luis Carrero Blanco, además de la conocida rapera argentina Sara Hebe.

Todo esto tiene origen en Twitter. El día que Valtonyc fue sentenciado, el rapero Pau Llonch, del grupo At Versaris, claramente enfadado por la desmesurada decisión, realizó la siguiente sugerencia “Propongo que pillemos la letra y la rapeemos al unísono o en fragmentos entre muchos artistas, escritores, MC, etc”

El resultado  es esta canción: “Los Borbones son unos ladrones”, referencia a una de las rimas que aparecen en la canción de Valtonyc  ”No al Borbó”, que según el Tribunal Supremo constituye un delito de injurias a la Corona. Los raperos mezclan acertadamente fragmentos propios con otros de las canciones que han pasado por los tribunales en los últimos tiempos.

El proyecto esta integrado en la Semana por la Libertad de Expresión, que celebra desde este lunes en Barcelona organizada por la plataforma de activistas culturales #NoCallarem en los alrededores de la cárcel Modelo, donde se efectuaran actuaciones, exposiciones o debates sobre la dañada liberdad de expresión.

Cantautores, rockeros, punks… todos pueden correr la suerte de estos raperos de lengua afilada. Palabras que nos gusten o no sus canciones, incluso el estilo o el tono agresivo de las mismas, muestran una realidad incómoda y muy probablemente cierta.

Santayana, aquel filósofo que dijo lo de “Aquellos que no recuerdan el pasado están condenados a repetirlo” tiene otra frase que nos viene muy bien para acabar reflexionando: “El arte como la vida debe ser libre, ya que ambos son experimentales.” 

Nosotros esperamos que la cordura y la razón lleguen en algún momento.

Share

Catástrofe Club siguen perturbando con su nuevo álbum

CCCCCCrga

“Ejercicios de Visión” es el recién estrenado nuevo álbum de Catástrofe Club. Su retrato sonoro de nuestra paralizada sociedad, con la misma intención de autocrítica que ya expusieran en su anterior trabajo “Galletas”.

De entrada el sonido es impecable por muy lo-fi  que sea y con ciertos toques de controlado ruidismo. La producción, arriesgada en muchos momentos, está por encima de la media y las canciones van desde las atmósferas envolventes, o más bien inquietantes, hasta programaciones penetrantes de ritmos solventes.

Herencias del synthpop, Krautrock, el post-punk, la electrónica experimental… todo con un trasfondo punk que refleja una contradictoria posmodernidad de la que tal vez todos seamos víctimas y verdugos o, aún peor, meros espectadores.

Destacan sin duda: “Rusos” a modo de efectivo single, el intimismo retorcido de “Repelente” o la oscuridad de letra minimalista y sentenciosa “Como moscas”. No obstante, el resto de canciones, con las advertencias que inician y finalizan el álbum no desmerecen en nada. Al igual que su anterior trabajo el disco funciona muy bien como un todo, pero algunas canciones también lo consiguen por si mismas, al margen del impecable álbum.

De nuevo, Catástrofe Club, no escupen a la cara la realidad del lugar que ha conseguido el ser humano.

¿No te das cuenta de que estás molestando?

¡No te estás enterando de nada!

Share

César Rodríguez vuelve a los escenarios en el Teatro Lara de Madrid

23319413_10155714610253592_1943509470326018294_n 1&1 Internet ES

El cantautor madrileño César Rodríguez retoma su ciclo de conciertos, abriendo esta nueva gira el 11 de Abril en el precioso Teatro Lara, lugar en el que presentó su trabajo ¨Déjame entrar¨.

Después de unos años sin actúar, recargando energía inmerso en otros proyectos y componiendo nuevas canciones, César por fin vuelve a los escenarios para ofrecer lo mejor de sí mismo, con sus composiciones íntimas y profundas, consiguiendo que sus conciertos sean una conversación entre público y artista en los que no existe una cuarta pared.

Músico, poeta, compositor, cantante, locutor y actor de doblaje; actualmente se encuentra componiendo el que será su segundo trabajo discográfico y recopilando poemas y reflexiones que incluirá en su primer libro, el cual será editado próximamente.

Es una oportunidad perfecta para volver a disfrutar de César sobre un escenario en el que estará acompañado de muy buenos amigos.
Cita obligada para los amantes de la canción de autor.

www.ticketea.com

Share

Loquillo versiona el “Rey del Glam” de Alaska y Dinarama

28434791_505529233174347_6860727002819723264_n(1)

Dos figuras, aparentemente antagónicas, coinciden una vez más para regocijo de los que intentamos evitar los complejos. Si recordamos que Alaska ya colaboró haciendo dúo en canciones del primer álbum de Trogloditas “El Ritmo del Garaje”, la que daba título al disco y la mítica “Quiero un Camión”, no es de extrañar esta nueva conexión del mundo Alaska y Loquillo, que han coincidido en varias ocasiones más, como en los programas de televisión “La Bola de Cristal” o “Alaska y Segura”.

La diva de lo premeditadamente sintético y el rock star ibérico aparecen juntos en la parte final del videoclip creado por el colectivo audiovisual Pérez y Stein y producido por Overview Studio, buscando la forma de conectar explícitamente con el espíritu y contexto de la época que alumbró la canción. Sin embargo hay que decir que la artista hispano-mexicana no participó en la grabación de esta versión del, ya clásico, “Rey del Glam” y solo aparece en el videoclip como antes hemos mencionado.

Trabajando la textura, El entorno, los colores, los tejidos, incluso el olor y rodado en Super 16 mm, cada fotograma cargado de grano en constante movimiento con ayuda de las localizaciones nos traslada a aquel legendario momento. Lo protagoniza un glamuroso Igor Paskual, guitarrista de la banda que ciertamente está muy bien en su papel.

El rockero catalán quiere celebrar cuarenta años de una solvente carrera artística, desde aquel lejano 1978, con un triple álbum que ha titulado genéricamente,“Rock and Roll Actitud”, como una de sus canciones. Grandes himnos transgeneracionales que han sobrevivido a diferentes épocas y toda la persistencia de un “chico del Clot” que soñaba con emular a sus ídolos en plena transición democrática.

Un documento sonoro a la altura de su persona.

 

Share